Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

​Rajoy evita mostrar sus cartas en una eventual negociación de su investidura

El documento que el miércoles entregó a PSOE y C's no contempla ni una posible cesión y se limita a esbozar propueStas genéricas

Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy.

Juan Medina (Reuters)
08/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
No es fácil saber, más allá de las insinuaciones que puedan hacer en privado los dirigentes del PP, en qué estaría dispuesto a ceder Mariano Rajoy para ganarse el favor que hoy le niegan el PSOE y Ciudadanos. El presidente del Gobierno en funciones, aspirante a la reválida, hizo público el pasado miércoles un documento en el que se enumeran las supuestas coincidencias entre el programa de su partido y el acuerdo de legislatura alcanzado el pasado febrero por Albert Rivera y Pedro Sánchez. El texto pretendía servir como base para una negociación "abierta y flexible" sobre su investidura, pero de momento es sólo papel mojado. Ni socialistas ni liberales quieren abrir diálogo alguno sobre esa cuestión. Y en todo caso, se trata de epígrafes genéricos, las propuestas concretas brillan por su ausencia y no hay ni un solo 'anzuelo' que pueda despertar la tentación de los cortejados.

En los últimos meses, los populares han admitido que podrían estudiarse algunas de las cuestiones sobre las que las ahora dos fuerzas de la oposición han hecho bandera: una reforma de las diputaciones provinciales (caballo de batalla de Ciudadanos), la reforma del sistema de elección de los jueces, un endurecimiento del régimen de incompatibilidades de los altos cargos e incluso una reforma tasada de la Constitución. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, llegó a afirmar hace unos días que su partido estaba dispuesto a "mejorar" la reforma laboral, que ha sido durante esta legislatura uno de los principales objetos de crítica del PSOE.

Nada de eso aparece en el citado documento.

Empleo y política social. El acuerdo entre PSOE y C's proponía acabar con la prioridad de los convenios de empresa sobre los sectoriales y acotaba el margen del empresario para modificar unilateralmente las condiciones laborales. Además, Sánchez y Rivera acordaron reducir a tres las modalidades de contrato: los de formación, los indefinidos y lostemporales progresivos. Y se pactó una subida del Salario Mínimo Interprofesional de "al menos, el 1%" y un Ingreso Mínimo Vital para familias sin ingresos. El documento de Rajoy es mucho más vago. Subraya, sin más, que hay que intensificar la lucha contra dualidad del mercado laboral. Aunque sí propone la creación de un "fondo de capitalización de los trabajadores", la llamada 'mochila austriaca'.

Reformas institucionales. Sánchez y Rivera apostaron por una reforma constitucional que, asuntos territoriales al margen, pusiera un tope social al artículo 135, que hace del equilibrio presupuestario una obligación para el Estado; modificara las funciones y la estructura del Senado; suprimiera los aforamientos de los políticos, y modificara el sistema de elección de los miembros del Tribunal Constitucional y el Poder Judicial. El PP hace una somera referencia a la supresión de aforamientos, pero no dice nada de cambios en la Carta Magna. Y, por supuesto, tampoco contempla la revisión de los acuerdos con la Santa Sede.

Seguridad y Justicia. Socialistas y Ciudadanos tenían intención de modificar los aspectos más polémicos de la llamada 'ley mordaza'; la derogación de la cadena perpetua revisable; del artículo 315 del Código Penal que castiga las coacciones de los piquetes en las huelgas, o del límite de 6 a 18 meses en la instrucción de sumarios (de corrupción, entre otros). El documento de los populares no contempla ninguna de esas medidas, que enmendarían buena parte de su gestión en los últimos cuatro años.

Educación. Rajoy sí ofrece un pacto por la Educación, como apuntaba el acuerdo de PSOE y C's, pero no explica para qué. Rivera y Sánchez querían paralizar el calendario de aplicación de la LOMCE, y suspender las pruebas de primaria y la reválida, y fijar un nuevo marco legal en el plazo de solo seis meses.

Fiscalidad. El texto del PP propone "abordar" el régimen de las SICAV o "reforzar" la lucha contra el fraude. Nada tan concreto como rebajar el IVA cultural del 21% al 10% o la armonización dl impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Patrimonio.


Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual