Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PACTOS DE GOBIERNO

La mayoría de partidos admite ya la posibilidad de unas terceras elecciones

Las coaliciones de Podemos y Convergencia animan a Pedro Sánchez a intentar de nuevo formar un Gobierno alternativo al del PP

El rey Felipe recibe en el Palacio de la Zarzuela al portavoz de Compromís, Joan Baldoví.

La mayoría de partidos admite ya la posibilidad de unas terceras elecciones

El rey Felipe recibe en el Palacio de la Zarzuela al portavoz de Compromís, Joan Baldoví.

EFE
Actualizada 28/07/2016 a las 14:04
  • COLPISA. MADRID
No parece haber muchas dudas. La mayoría de quienes han pasado ya por el Palacio de la Zarzuela para exponer al Rey la posición de sus partidos ante una investidura de Mariano Rajoy creen que lo más probable es que mañana don Felipe dé por concluída la preceptiva ronda de consultas y no proponga todavía ningún candidato a la presidencia del Gobierno. Sólo si Mariano Rajoy le dijera que, aun no teniendo apoyos suficientes para obtener la confianza la Cámara baja, está dispuesto a intentarlo, le hará el ofrecimiento. Al menos eso es lo que sostienen varias fuentes consultadas.

El planteamiento es contrario a la lógica que el propio Jefe del Estado estableció en su primera experiencia en esta materia, ante un escenario bastante similar. Entonces, y a pesar de que en las conversaciones con los grupos políticos ya había quedado claro que Rajoy no tendría mayoría para superar con éxito las votaciones del Congreso, don Felipe le propuso como candidato porque era el líder de la fuerza más votada y porque entendió que había que poner en marcha los plazos de la investidura (sólo a partir de la primera votación empiezan a correr los dos meses para la convocatoria de unos nuevos comicios).

El presidente del Gobierno en funciones le dijo entonces al Rey, en su entrevista del pasado 22 de enero, que no estaba listo para asumir ese reto. Y para gran enfado del PP, éste comunicó al presidente del Congreso que Rajoy había "declinado" su ofrecimiento. Por aquellos días, los populares dejaron claro en privado su malestar; lo que les habría gustado es que el Rey les diera más tiempo pero, en u lugar, abrió una segunda ronda de contactos y propuso a Pedro Sánchez. El socialista no tenía tampoco los apoyos, pero dijo ‘sí’ y pidió al presidente del Congreso un plazo de un mes para negociar con los grupos antes de someterse a la sesión de investidura.

Algo así hizo también Aznar en 1996, aunque él ni siquiera negoció un plazo. El presidente del Congreso le pidió que le avisara cuando estuviera peparado. En el PP argumentan, sin embargo, que la diferencia con el momento actual -en el que nadie se ha mostrado dispuesto a hablar nada con Rajoy- fue que desde CiU sí se trasladó al Rey que, aunque no había acuerdo cerrado, era posible conseguirlo. Ahora, como tras el 20 de diciembre, entienden que sería ilógico obligar a su líder a ir a una investidura fallida. Y parece que, en esta ocasión, el Jefe del Estado quiere eludir lo que uno de los portavoces con los que hoy se reunió califica de "conflicto".

TERCERAS ELECCIONES

Todo dependerá, en realidad, de lo que le digan mañana el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con el que se reúne a las 10:30 de la mañana; Pedro Sánchez, a quien recibe a las 12:30, después de Pablo Iglesias, y, sobre todo, Rajoy, que cierra la ronda de consultas a las cinco de la tarde. Pero no cabe esperar grandes sorpresas. Es más, del primero al último de los portavoces que hoy pasaron por el despacho del Monarca -Aitor Esteban (PNV); Alexandra Fernández (En Marea); Francesc Homs (Convergencia);Joan Baldoví (Compromís) y Xavier Domènech (En Comú)- admitieron no descartar en absoluto unas terceras elecciones dada la actitud de unos y otros.

El caso es que si nadie se presenta a la investidura tampoco pueden convocarse otras generales; más bien se abre una suerte de limbo jurídico. Aunque en la pasada legislatura hubo quien aseguró que el Consejo de Estado podría articular una salida que permitiera poner el contador de los dos meses en marcha sin que nadie sometiera su candidatura al Congreso, la Constitución dice lo que dice y su intérprete es el Tribunal Constitucional, ante el que se podría impugnar cualquier intento de sortearla. Así que las fuerzas de izquierda advierten de que si Rajoy dice ‘no’ hay que proponer una alternativa y miran a Pedro Sánchez.

Al secretario general del PSOE apelaron los tres socios de Podemos en Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Todos ellos aseguraron que están dispuestos a trabajar por un entendimiento y Joan Baldoví incluso afirmó que estaría dispuesto a contar con Ciudadanos. Sin embargo, también admitieron que las posibilidades de que ese Ejecutivo salga adelante son remotas. No vio la luz en la pasada legislatura, cuanto todos los actores implicados tenían más diputados que en la actual, y no hay demasiados incentivos para que lo haga ahora.

El PSOE sigue teniendo, además, claro que en ningún caso pactará con los independentistas (CDC asegura estar dispuesto a hablar) y eso deja una sola vía abierta que es el acuerdo a tres con Podemos y Ciudadanos. Pero, de momento, el mensaje sigue siendo el de que se ven en la "oposición".

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual