Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRÁFICO

El 43% de los conductores fallecidos había consumido alcohol, drogas o psicofármacos

Los expertos detectan un repunte en la bebida y alertan sobre la conducción bajo los efectos de ansiolíticos

El 43% de los conductores fallecidos había consumido alcohol, drogas o psicofármacos

El 43% de los conductores fallecidos había consumido alcohol, drogas o psicofármacos

Gráfico con la evolución de las víctimas e incidencia de alcohol y drogas.

EFE
22/07/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El 43% de los conductores fallecidos en las carreteras españolas el año pasado había consumido alcohol, drogas y psicofármacos, según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, presentada ayer. La cifra es ligeramente superior a la de 2014 (39,09%) y se sitúa al mismo nivel que la de 2013 (43,09%), aunque resulta mucho más baja que la del año anterior, 2012, cuando se produjo un repunte del 47,32%.

La memoria recoge los resultados de los análisis toxicológicos realizados a 900 fallecidos (638 conductores, 179 peatones y 83 acompañantes) en accidente de tráfico a través de una muestra de sangre. La cifra no se corresponde con el total de muertos en las carreteras (1.126 el año pasado, según la DGT) porque algunas comunidades realizan sus propios exámenes toxicológicos.

Por sustancias, de los 275 conductores que dieron positivo, el 66,91% había ingerido alcohol; al 31,64% se le detectó algún tipo de droga, y un 26,55% había consumido psicofármacos. Por sexo y edades, el grupo con mayor incidencia es el de los varones de entre 25 y 55 años.

Respecto al año anterior, el informe de toxicología revela un aumento tanto en el consumo de alcohol como en el de psicofármacos y también, aunque de apenas unas décimas, en el de drogas.

"Que el 43% de los conductores fallecidos tome alguna sustancia es una cifra inasumible", lamentó el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, que reclamó un plan con tres pilares para mejorar los datos: "más educación en los colegios, una efectiva estrategia sanitaria y medidas legislativas y sanciones". Y es que, recordó Vargas, cuando se prueba que un conductor ha consumido alcohol, acaba en prisión.

El aumento del consumo de psicofármacos entre las víctimas de accidente de tráfico es otro punto que preocupa a los responsables viales. Los expertos ponen el foco en los ansiolíticos, y aquí reclama el fiscal más formación. "Estamos acostumbrados a escuchar frases como 'me he tomado dos lexatines y ahora cojo el coche', y no debería ser así", apunta.

La Dirección General de Tráfico realizó el año pasado seis millones de controles de alcoholemia y 75.000 pruebas de drogas con el objetivo de "desincentivar estos consumos", apunta la subdirectora general de Análisis y Vigilancia Estadística de la DGT, Rosa Ramírez, que subraya que en el 2014 y en el 2015 se ha producido un estancamiento de la caída de muertos en las carreteras respecto a los descensos de los años anteriores. Aunque cree que este hecho se debe a varios factores que aún se deben estudiar con más profundidad, Ramírez esboza algunos de ellos: la velocidad, la mayor antigüedad del parque de vehículos a causa de la crisis, las distracciones y el consumo de alcohol y drogas.

Además, la subdirectora de la DGT argumenta que el mayor número de conductores varones fallecidos (el 91%) frente al de mujeres (9%) se explica en que los hombres "son más imprudentes que las mujeres en todos los aspectos de la vida, es el resultado de un producto social". También entre los peatones fallecidos la mayoría son hombres (73,49%), y el 41,34% tenía más de 65 años. Y un dato básico es que las sustancias, y en concreto, el alcohol, no solo provocan la muerte de los conductores, sino también de los viandantes: el 46% de los atropellados dio positivo en alcohol, drogas o psicofármacos; de ellos, el 56,6% había consumido alcohol, y a su vez, de ellos, el 74,5% arroja unas tasas de alcoholemia superiores al 1,2 gramos por litro de sangre.

SEGUÍ, AUSENTE

La directora general de Tráfico, María Seguí, no acudió a la presentación de la Memoria del Instituto de Toxicología. La subdirectora de la DGT, Rosa Ramírez, justificó esta ausencia alegando que Seguí tenía "problemas de agenda". Sin embargo, Seguí está desaparecida desde principios de julio, cuando salieron a la luz las grabaciones que supuestamente demostraban que la DGT amañaba con la Confederación Nacional de Autoescuelas de España (CNAE) los pliegos de condiciones para la concesión de los cursos de formación de recuperación de puntos del carné. El caso está bajo la investigación del Ministerio del Interior y ya ha costado el puesto a la subdirectora de Formación Vial de la DGT, Marta Carrera, que aparecía en esas grabaciones en conversación con el director de la CNAE, José Miguel Báez.


Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual