Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
GUARDIA CIVIL

Destituido un guardia civil acusado de obligar a abortar a una agente tras violarla

La AUGC denuncia que mandos del instituto armado en Murcia silenciaron las constantes vejaciones a la víctima

Cuartel en el que estaba destinado el sargento, en Molina de Segura (Murcia).

Cuartel en el que estaba destinado el sargento, en Molina de Segura (Murcia).

Cuartel en el que estaba destinado el sargento, en Molina de Segura (Murcia).

GOOGLE MAPS
21/07/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
La Dirección General de la Guardia Civil ha suspendido de funciones al Sargento O.M.G., destinado en el puesto de Molina de Segura (Murcia), tras ser procesado por haber violado y vejado durante años a una de sus subordinadas, a la que llegó a obligar a abortar cuando la dejó embarazada.

El Ministerio del Interior anunció la decisión de destituir al presunto violador solo horas después de que la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), el más importante colectivo profesional del cuerpo, denunciara públicamente que, a pesar de que O.M.G. ya había sido imputado por las vejaciones, seguía en su puesto hasta ayer mismo. La dirección del instituto armado, sin embargo, arguyó que fue no fue hasta ayer cuando recibió "oficialmente" el auto de procesamiento del Juzgado Militar Territorial 14, en el que se acusa al sargento de "abuso de autoridad, trato degradante o inhumano" en concurrencia con otro delito "contra la libertad e indemnidad sexual en concurso con lesiones psíquicas graves y maltrato". Lo cierto es que el auto de procesamiento es del 24 de junio y que Interior ya había sido informado por AUCG de esta resolución hace semanas, al margen de que el colectivo profesional ya había denunciado estos hechos a la dirección general en diciembre.

Interior defendió el cese del sargento, además de por la "gravedad" de los hechos, por el "notable desprestigio" a la Guardia Civil, habida cuenta de la "amplia difusión en los medios" de la historia de esta agente, madre de media edad, está destinada en la unidad de violencia de género de Murcia.

El caso ha provocado una profunda consternación en la Guardia Civil, sobre todo porque -tal y como denunció AUGC- los abusos se venían produciendo desde 2011 y habían sido puestos en conocimiento de algunos mandos del instituto armado en Murcia. Sin embargo, estos mandos, con el protocolo interno de denuncias de acoso en mano (que depende absolutamente de la voluntad de la jerarquía para investigar) habían dado carpetazo al asunto.

Según AUGC, una teniente de la compañía ya había denunciado las constantes violaciones de la agente a través de la unidad orgánica de la Policía Judicial. Se abrió solo una información reservada que fue cerrada por la intervención del capitán de la compañía. Este mismo mando, en febrero de 2014, llegó a expedientar a la víctima poco antes de que otra denuncia interna contra el supuesto violador, esta vez por parte de un compañero varón de la agente violada, fuera archivada de nuevo. El auto de procesamiento apunta que los mayores abusos se remontan a 2012 cuando el sargento, tras un permiso de paternidad, se reintegró a su puesto e intentó retomar su relación sentimental con su subordinada, a la que ésta se negó. Empezaron entonces las violaciones, el acoso -hasta 50 llamadas diarias-, los mensajes amenazantes y, una vez embarazada, las coacciones para que abortara.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual