Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
NEGOCIACIONES DE GOBIERNO

​Rajoy aumenta la presión sobre Rivera para tener gobierno en agosto

Ciudadanos deja caer que quizá haya que pasar por una investidura fallida y el portavoz del PP avisa de que Rajoy no se prestará a ese "circo"

​Rajoy aumenta la presión sobre Rivera para tener gobierno en agosto

​Rajoy aumenta la presión sobre Rivera para tener gobierno en agosto

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (i), atiende a los medios de comunicación, tras el cierre de la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XII legislatura.

EFE
Actualizada 20/07/2016 a las 14:34
  • COLPISA, Paula de Las Heras. Madrid
El arranque de una legislatura necesita, para ser efectivo, dos hitos: la constitución de las Cortes y la formación del Gobierno. Y, con el regusto de un acuerdo razonable para sus intereses en la composición de la Mesa del Congreso, Mariano Rajoy pisa ya el acelerador para ser investido en menos de veinte días. Su objetivo prioritario es convencer a Ciudadanos para que pase de la abstención a un 'sí' que le situaría a sólo cinco o seis diputados de la mayoría absoluta. Su principal elemento de presión es el de la necesaria estabilidad económica e institucional; un argumento al que el partido de centro es especialmente sensible. "Hay cosas -advirtió- que son ya urgentes".

En el PP están convencidos de que su estrategia terminará por dar frutos, a pesar de que el líder de Ciudadanos se esforzó en dejar claro este martes que su pacto para el órgano de gobierno de la Cámara baja no prefigura un cambio en el voto anunciado para la investidura. Por lo pronto, y aunque lo diga para reclamar al PSOE que se abstenga como él, Albert Rivera comparte que es necesario que España tenga Gobierno cuanto antes. Y en su comparecencia, tras la primera sesión parlamentaria, admitió que probablemente "muchos españoles" a los que no les gusta Mariano Rajoy ni las políticas que ha llevado a cabo en los últimos años "quieren que este país se ponga en marcha".

Esa última observación, también dirigida a los socialistas, afecta en realidad a su propio discurso y diluye el principal motivo por el que Ciudadanos rechaza negociar un apoyo nítido al PP: que el candidato a la Presidencia sea Rajoy y no alguien que pueda encarnar una cierta regeneración. En campaña, Rivera prometió una y otra vez que no ayudaría a gobernar a quien ha dirigido el partido conservador durante los años en los que, según el juez instructor del caso Gürtel, se financió de manera irregular. Y ahora rectificar de manera absoluta no le resulta nada fácil.

La partida se juega, pues, a tres bandas. Ciudadanos quiere que el viraje lo haga el PSOE; y el PP entiende que los socialistas sólo irán a la abstención si consiguen el 'sí' de Ciudadanos, porque, de hecho, así lo han insinuado tanto líderes territoriales como, de manera informal, la propia dirección del PSOE. Eso explica que fuentes cercanas a Rivera apuntaran hoy a que probablemente haga falta que transcurra todo agosto para que haya Gobierno.

AMENAZA CIERTA 

Su idea pasaría porque haya una primera sesión de investidura fallida entre el 2 y el 5 de agosto. Eso aumentaría la presión sobre los socialistas y les llevaría a claudicar o, en su defecto, haría más justificado que Ciudadanos accediera a negociar un apoyo por responsabilidad institucional, para evitar unas terceras elecciones que, entonces sí que sí, se verían a la vuelta de la esquina como una amenaza cierta. Pero Rajoy no piensa concederles ese tiempo y hará lo que esté en su mano para no dilatar más los plazos.

Como primera medida, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, advirtió en TVE de que su jefe de filas no se presentará a la sesión de investidura si no tiene los apoyos suficientes para superarla. "No vamos a hacer ningún número ni ningún circo", dijo. Fuentes del PP afirman que están dispuestos a retrasar una semana el calendario previsto si eso sirve para que los de Rivera puedan negociar propuestas que expliquen su 'sí'. Es todo su plan.

En el Ejecutivo creen que es posible un entendimiento en asuntos como el contrato único, incluido en el programa de Ciudadanos, la reforma del sistema de elección del CGPJ, las incompatibilidades de cargos públicos e incluso la apertura de una ponencia para la reforma constitucional. Su ideal sería pactar un acuerdo de legislatura pero Rajoy está dispuesto a conformarse con menos si, al menos, se le garantiza el apoyo a las cuentas públicas. Eso sí, insiste en que no hay tiempo que perder. En agosto hay que aprobar el techo de gasto en el Congreso y el Senado. "Si no -recordó el líder popular- no podremos hacer los presupuestos de la Administración".

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual