Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLÍTICA

​El Rey, de nuevo ante el reto de una difícil investidura

En Zarzuela admiten que no fue fácil gestionar el escenario abierto tras las pasadas elecciones del 20 de diciembre
Don Felipe ha despejado su agenda a partir del martes para poder iniciar las consultas de inmediato

Felipe VI recibe a Patxi López en la Zarzuela

Felipe VI recibe a Patxi López en la Zarzuela

Felipe VI y Patxi López se saludan antes de reunirse en la Zarzuela.

EFE
18/07/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
El Rey vuelve a encontrarse ante una difícil encrucijada. El miércoles, una vez se constituyan las Cortes y reciba en el palacio de la Zarzuela al nuevo presidente del Congreso, estará en disposición de abrir la preceptiva ronda de contactos con los reprentantes de las fuerzas parlamentarias para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno. Y, si nada cambia, de nuevo se topará con un dilema: nadie tiene apoyo suficiente para superar con éxito la sesión de investidura.

A estas alturas, el asunto no parece tan perturbador porque, pese a todo lo escrito previamente, es cierto que la imagen de Felipe VI apenas se resintió del fiasco de la investidura fallida en la breve legislatura pasada. Sin embargo, en la Casa del Rey admiten que aquello tampoco fue un trago agradable. Con apenas dos años de reinado a sus espaldas, el heredero de Juan Carlos I aún está construyendo un relato legitimador de la Monarquía, que se toma muy en serio.

Aún así, en esta ocasión don Felipe cuenta al menos con su propia 'jurisprudencia'. Hace cinco meses y medio, le tocó improvisar. Nunca, en casi cuarenta años de democracia, se había tenido que activar (y por tanto interpretar) el artículo 99 de la Constitución en toda su extensión porque las urnas siempre arrojaron resultados suficientemente claros como para no pasar de su apartado primero. Él tuvo que hacer camino al andar, no sin discrepancias entre los expertos en la materia y ahora la experiencia le será útil.

Si se ajustara a ese guión, tras la primera ronda de contactos -que puede tener lugar esta misma semana o la semana próxima (aunque no hay plazo constitucionalmente establecido)- el Rey propondrá directamente a Mariano Rajoy que intente formar Gobierno. Y lo hará aunque el líder del Partido Popular aún no pueda garantizar que tiene los apoyos suficientes para obtener la confianza del Congreso, el órgano que en el sistema parlamentario español elige al jefe del Ejecutivo.

INVESTIDURA EN AGOSTO

Algunas fuentes sostienen que, si ningún partido modifica su posición de aquí a que se produzca su entrevista en la Zarzuela, es probable que Rajoy pida a don Felipe algo más de tiempo. Pero esa tesis choca con dos hechos: el propio presidente del Gobierno en funciones ha dejado claro su interés en que la sesión de inestidura se celebre entre el 2 y el 5 de agosto para no prolongar más la situación de interinidad, y el Rey ya descartó un intento parecido del lider de los populares tras los comicios del 20 de diciembre.

Aquello, de hecho, provocó algunas tensiones entre el PP y la Corona. El partido conservador quería que don Felipe no propusiera candidato para así aumentar la presión sobre el PSOE y forzarle a negociar un apoyo o una abstención, pero el jefe del Estado entendió que, tanto su obligada neutralidad política como la necesidad de activar los plazos constitucionales que evitan mantener 'sine díe' un Ejecutivo en funciones, le forzaban a hacer una propuesta. Y que, en ausencia de mayorías claras, debía señalar al líder de la fuerza más votada. Fue cuando Rajoy, "declinó" la oferta, según la terminología que empleó la Casa del Rey en un comunicado. "No fue un día fácil", confiesan en la Zarzuela.

Ahora, además, hay una diferencia sustancial con aquel momento. Entonces, forzado a hacer una segunda ronda, el Rey encargó formar Gobierno a Pedro Sánchez. La mayor parte de los partidos habían mostrado su disposición a entenderse con él y era necesario que hubiera un debate de investidura para que empezara a correr el plazo de dos meses antes de la convocatoria de nuevos comicios. Sin embargo, en el actual Parlamento prácticamente no hay alternativa a Rajoy. Aunque algunos dirigentes territoriales del PSOE defienden que Sánchez debe intentarlo, en su círculo más próximo admiten que los resultados no les avalan y que su papel está en la oposición. Sólo dejan un mínimo resquicio a lo imposible.

El manejo de los tiempos, en todo caso, será clave. La Casa del Rey no adelanta cuándo empezarán las consultas y si se dejarán pasar unos días para que Rajoy logre frutos en sus contactos "discretos". Pero por lo pronto, la agenda del Monarca está totalmente despejada a partir del martes. Lo único programado esta semana es la entrega de despachos de la Carrera Judicial, que se celebrará este lunes en Barcelona.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual