Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

La Mesa del Congreso apunta a un pacto entre PP y C´s para la investidura

El partido de Rivera puede alzarse con la Presidencia de la Cámara con el respaldo popular mientras PSOE y Podemos mantienen su pulso

​Rajoy y Rivera comienzan la reunión para sondear un acuerdo de investidura

​Rajoy y Rivera comienzan la reunión para sondear un acuerdo de investidura

Mariano Rajoy (i), y Albert Rivera, momentos antes de la reunión.

EFE
18/07/2016 a las 06:00
  • COLPISA
La composición de la Mesa del Congreso va a dar muchas pistas sobre el resultado final de las negociaciones para la investidura de Mariano Rajoy. Si al final el presidente de la Cámara baja es un diputado de Ciudadanos con el respaldo del PP, posibilidad que hoy tiene muchas posibilidades, todo apuntaría a un acuerdo para que el partido de Alberto Rivera votara a favor de la reelección del líder popular.

Quiénes forman el órgano rector del Congreso y en qué orden jerárquico se ha convertido en el banco de pruebas de la investidura. La Cámara baja, y también el Senado, empieza a funcionar el martes, y la foto de la Mesa puede despejar muchas incertidumbres. Con los resultados de las elecciones del 26 de junio, el PP tenía derecho a cuatro de sus nueve miembros, el PSOE a dos y Unidos Podemos a otros dos. Ciudadanos con sus 32 diputados no tenía asegurada su presencia en la Mesa.

El noveno miembro tiene que ser fruto de las negociaciones y las que mantiene el partido de Albert Rivera con los populares son las que están más cerca de cuajar. Dos son las alternativas, según fuentes cercanas a las conversaciones, que el PP una sus votos a los de Ciudadanos para que un diputado de ese partido, se menciona a Ignacio Prendes hasta ahora secretario tercero de la Mesa, fuera el nuevo presidente del Congreso y los populares retendrían sus cuatro puestos de forma que hubiera una mayoría de centroderecha. La otra sería que el PP se quede con tres cargos, incluido la Presidencia, y Ciudadanos con dos, se mantendría la misma mayoría y el partido de Rivera mejoraría su presencia en la Mesa.

Las fuentes consultadas dan más pábulo a que un parlamentario liberal releve al socialista Patxi López al frente del Congreso porque de esa manera, aunque sea una concesión muy generosa, Ciudadanos tendría difícil negar a Rajoy el voto favorable en la investidura. El miembro de la ejecutiva de la formación naranja y portavoz en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, aseguró hoy, sin embargo, que no están dispuestos a "hacer un cambio de cromos" porque son dos negociaciones, la parlamentaria y la de la investidura, "en paralelo e independientes".

Pero lo cierto es que con esa fórmula, Ciudadanos vería satisfecho su planteamiento de que el presidente del Congreso sea de un partido diferente al del Gobierno y tendría cierta cobertura argumental para justificar un nuevo cambio de postura hacia Rajoy. En la otra parte del cuadro, PSOE y Podemos siguen a la greña y sus puntos de contactos son cada vez menores. El partido de Pablo Iglesias intentó demostrar que es factible una alianza de izquierda y se ha movido para presentar a los socialistas la candidatura del portavoz de En Comú, Xabier Domènech, a la Presidencia del Congreso con los respaldos de Unidos Podemos, Esquerra, Convergència y PNV. Esas cuatro formaciones más los socialistas asegurarían con 178 escaños la investidura de Pedro Sánchez.

Difícil entendimiento Pero el PSOE, que no ha participado en esa operación, se niega a apoyar la candidatura de Domènech por las mismas razones que no acepta los respaldos de los independentistas para llevar a su líder a la Moncloa. Los socialistas mantienen la candidatura de Patxi López y también tienen conversaciones con Ciudadanos, e intentan reconducir el mal clima con Podemos a un entendimiento en torno a la figura del exlehendakari. La rémora para el PSOE es que con sus 85 diputados no está en condiciones de hacer muchas ofertas, a lo sumo puede ofrecer a Ciudadanos un puesto en la Mesa.

El PP, según las fuentes consultadas, no presentaría un candidato a presidir el Congreso si entre los otros tres grandes partidos acuerdan un candidato, pero el entendimiento entre Sánchez, Iglesias y Rivera, que ya fue imposible en la pasada legislatura, parece aún más remoto en esta.

La división de la izquierda, por tanto, puede allanar el camino hacia una mayoría de centroderecha y que el presidente del Congreso sea Prendes o algún notable del PP. El partido de Rajoy no ha dado ningún nombre, pero entre los diputados populares se habla de los ministros Ana Pastor y José Manuel García Margallo, la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, y hasta el secretario de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón.

Sea cual sea el resultado de la negociación será un buen termómetro para aventurar lo que puede ocurrir con las conversaciones que Rajoy abrirá una vez que se constituya el Congreso y el Rey concluya su ronda de consultas. La dirección de la Cámara baja va a ser un ensayo general de la investidura en la primera semana de agosto.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual