Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRIBUNALES

El PP se unió al tándem chantajista Ausbanc-Manos Limpias en el caso UGT

Los populares se sumaron a la campaña de acoso de Pineda contra el portavoz de Facua a través de denuncias falsas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este lunes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este lunes.

AFP
15/05/2016 a las 06:00
  • COLPISA
El Partido Popular se unió al tándem chantajista Ausbanc-Manos Limpias en el caso de UGT-Andalucía, uno de los sumarios investigados por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Según la documentación a la que ha tenido acceso COLPISA, los populares se sumaron a la petición de Manos Limpias, que ya por entonces estaba bajo el control de Ausbanc, para conseguir la imputación del portavoz de Facua, Rubén Sánchez, en el sumario de las facturas falsas del sindicato, al que acusaron sin éxito y sin pruebas de fraude en las subvenciones.

Aquellas acusaciones en las que participó durante un tiempo el PP, según la investigación de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), eran solo parte de la campaña de acoso en los tribunales y fuera de ellos del presidente de Ausbanc contra Sánchez por sacar a la luz sus trapos sucios y ser la imagen pública de una asociación que consideraba un competidor y enemigo a batir.

El documento que evidencia la colaboración entre el PP y las dos asociaciones acusadas de extorsión esta fechado en Sevilla el 25 de marzo de 2015. En esa fecha el Partido Popular recurrió el fallo del Juzgado de Instrucción 9 de Sevilla que el 20 de febrero de ese año había decidido archivar la petición de imputación de Sánchez, al que Manos Limpias, controlada por Pineda, acusaba de haber girado facturas falsas a UGT a través de una agencia de comunicación que el portavoz de Facua tuvo en su día.

Los populares alegaron que el juez no había "detallado suficientemente" su negativa de investigar a Sánchez y reclamaron expresamente que se "dictara una resolución por la que se estime el recurso de reforma formulado por el sindicato colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias". El hecho de que el PP se uniera al recurso de Manos Limpias no hizo cambiar de opinión al juez Juan Jesús García Vélez, quien volvió a rechazar imputar a Rubén Sánchez en mayo de 2015, insistiendo que no había "indicios de la expedición de facturas falsas" por parte del portavoz de Facua. El fiscal anticorrupción señaló además que ni siquiera existían "sospechas" sobre Sánchez.

Los ataques de Manos Limpias y Ausbanc contra Facua a cuenta del caso UGT coincidieron en el tiempo con una dura intervención en abril de 2014 en la cámara andaluza de la parlamentaria del PP Carolina González Vigo, quien acusó a Facua de presentar facturas fraudulentas a la Junta de Andalucía para justificar subvenciones y vinculó a la asociación al presunto fraude del sindicato. Casi mafioso Según los informes que obran en el sumario de la Audiencia Nacional, las embestidas judiciales de Manos Limpias y Ausbanc no eran más que una parte de la campaña de acoso, casi de corte mafioso, orquestada por Pineda contra Rubén Sánchez por las denuncias que Facua contra las irregularidades en Ausbanc, que se recrudecieron a raíz de la expulsión de la asociación de Luis Pineda del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios en 2014, salida que Facua celebró públicamente. En el sumario ya constan numerosos pinchazos telefónicos entre Pineda y el abogado de Manos Limpias en Sevilla, José María Gómez León, con el "objetivo de imputar" a Sánchez. El pasado 30 de diciembre, Pineda pidió explicaciones sobre el sumario de UGT y dio órdenes de "imputar a éste, imputar a éste", en alusión al portavoz de Facua. El propio letrado reconoció en ese pinchazo que Manos Limpias seguía las "indicaciones" del líder de Ausbanc, que insistía en airear cualquier denuncia contra Rubén Sánchez, sobre todo a raíz de haber perdido una demanda por intromisión ilegítima en el derecho al honor del portavoz.

La campaña judicial de Ausbanc contra la organización de consumidores y su cara más visible, y con la que colaboró en algunos momentos el PP, es solo la punta del iceberg. En la causa ya hay cerca de 800 páginas que revelan cómo Pineda convirtió a Sánchez, quizás la víctima más acosada por el líder de Ausbanc, en su verdadera obsesión dentro y fuera de los tribunales, hasta el punto lanzar insinuaciones de que la mujer del portavoz mantenía una relación con su suegro.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra