Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

PP y Podemos redoblan la presión sobre Sánchez para pactar en "el último minuto"

El PSOE sostiene que ha ha hecho todo lo que tenía que hacer para pactar y ahora corresponde moverse a otras fuerzas políticas

El presidente del Congreso, Patxi López, conversa con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

El presidente del Congreso, Patxi López, conversa con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

EFE
20/04/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El PP y Podemos están empeñados, aunque cargados de escepticismo, en atraer al PSOE a su orilla y sellar un acuerdo para gobernar antes de que el Rey abra la tercera ronda de consultas el próximo lunes. Los populares pretenden que los socialistas jueguen el papel subalterno de apoyar un nuevo mandato de Mariano Rajoy, mientras que el partido morado cede el protagonismo a Pedro Sánchez aunque sometido a un severo marcaje. En el PSOE no gusta ninguna de las dos ofertas, pero tampoco quiere ser el responsable del no acuerdo. Evita dar un portazo pero tampoco abre la puerta.

Ningún partido quiere dar por finiquitada la legislatura, pero ninguno se mueve más allá de los llamamientos retóricos para conseguir un acuerdo que permita formar gobierno, aunque sea sobre la bocina. La idea más empleada por todos los dirigentes políticos que hoy quisieron dar su punto de vista es que nada está perdido y que "hasta el último minuto o suspiro" todo es posible. Pero sus comentarios no fueron acompañados de gestos políticos que dieran consistencia a sus palabras. "Aquí nadie se reúne con nadie", se quejó el presidente del Congreso, Patxi López. Todos intentan mostrarse proactivos con invitaciones al diálogo para dejar que sea el otro el que cargue con la responsabilidad de decir que no.

En este juego dialéctico que conduce a ninguna parte se enzarzaron hoy PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Hay tiempo todavía y hasta el último minuto nuestra propuesta de gran coalición estará encima de la mesa", sentenció el vicesecretario de Organización popular, Fernando Martínez-Maillo. Insistió una vez más en que Rajoy llamará o enviará una carta antes del lunes a Sánchez para sondear las posibilidades de un pacto de investidura. Pero lo hizo con una convicción de porcelana. Su compañero y portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, menos florentino, expresó el verdadero sentir en el PP y apuntó que "o Sánchez cambia mucho" o la llamada de Rajoy estará "condenada al fracaso".

En Podemos también alternaron la incredulidad con la esperanza. Iñigo Errejón hizo el papel de ‘poli bueno’ y animó a los socialistas a entenderse con ellos. "La puerta -subrayó el portavoz parlamentario- sigue abierta, todavía queda tiempo". Pero, precisó, para un gobierno "a la valenciana”" formado solo con fuerzas de izquierda, no para un acuerdo con Ciudadanos. Pablo Iglesias ejerció de contrapunto y advirtió que pensar a estas alturas de un acuerdo de gobierno con el PSOE es "tomar el pelo" a la gente. Los socialistas, subrayó, ya han dicho "que no" al acuerdo con Podemos, y, aunque siempre cabe "la solución del último minuto", lo honesto es no plantear escenarios imposibles. "No está bien engañar a la gente y las posturas han quedado muy claras", zanjó. Su aliado catalán y portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, aportó unas gotas de realismo: "ya hemos hecho todo lo que teníamos que hacer".

SIN RESIGNACIÓN

Iglesias, sin embargo, alertó de que el acuerdo entre los dos grandes partidos que buscan desde la orilla popular no se puede descartar. "Habrá presiones en los últimos días para un gobierno de gran coalición", vaticinó el líder de Podemos, que apuntó que estos movimientos no solo procederán del PP sino que también serán impulsados por el mundo económico, financiero y desde Bruselas.

Los destinatarios de los guiños a derecha e izquierda no se dieron por aludidos, pero como tampoco quisieron poner el último clavo en el ataúd de la legislatura, dieron cuerda a la cometa. "No nos resignamos" a la inevitabilidad de las elecciones, advirtió el portavoz de los socialistas en el Congreso, Antonio Hernando. Pero a continuación avisó que el PSOE ya ha hecho sus deberes y no va a hacer los de otros. "Hemos cedido -destacó- en nuestros planteamientos programáticos, son otros los que tienen ahora la pelota en su tejado". Hernando, pese a todo, dijo albergar una remota confianza en que Podemos se avenga a pactar con su partido y con Ciudadanos pese al abrumador resultado en contra de la consulta interna. Pese a ello, apuntó, el PSOE "tiene esperanzas todavía de que esta legislatura se ponga en marcha".

Para su socio de investidura, todo lo que tenía que pasar ya ha sucedido. Ciudadanos, pese a todo, trabajará "hasta el último suspiro de la legislatura", señaló el portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta. Pero lo hará, añadió, convencido de que no hay nada que hacer por "los vetos mutuos y los personalismos de Rajoy Sánchez".

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra