Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CRISIS GOBIERNO

Las otras cuatro 'minicrisis' del Gobierno de Rajoy

Las dimisiones de Mato y Ruiz-Gallardón fueron sonadas por el desgaste generado frente a los cambios estéticos de Arias Cañete y Wert.

Las otras cuatro 'minicrisis' del Gobierno de Rajoy

El exministro de Justicia y exalcalde de Madrid, Albero Riuiz Gallardón, durante su intervención en el Foro Premium del Atlántico que organiza la editora de 'Diario de Avisos'.

ARCHIVO
Actualizada 15/04/2016 a las 20:28
  • COLPISA. MADRID
"Si algo funciona, para qué cambiar". Este lema es una máxima política de Mariano Rajoy desde su época de concejal en Pontevedra. Una forma de ver las cosas. La consigna vital que explica su patentado inmovilismo cuando surge un problema; o la paciente espera que, en no pocas ocasiones, ha solucionado embrollos de mayor calado.

Durante la anterior legislatura y en estos meses de tiempo añadido, el presidente ha sacado este lema a pasear a la mínima de cambio. Y cuando le ha explotado una 'minicrisis' de gobierno como la de José Manuel Soria es porque ya no había vuelta atrás, no porque Rajoy haya dado un puñetazo en la mesa. Así ha conseguido que los implicados, alertados por el silencio definitivo del jefe, tiraran la toalla por hastío. Dos han sido las dimisiones de ministros más comprometidas para el presidente desde que tomó posesión en diciembre de 2011. Y ambas salidas, como ya se dijo, se solventaron cuando ya no había marcha atrás.

Fueron las de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Mato, nombres de máxima confianza de Rajoy. Dos políticos de pro dentro de un Ejecutivo que con el transcurso de la legislatura fue acentuando su tecnificación y perfil bajo. El expresidente de la Comunidad de Madrid abandonó el Ejecutivo el 24 de septiembre de 2014. Dejó la cartera del Ministerio de Justicia, pero también la actividad política. Esto último fue un claro ejemplo de ese pastor que va a recoger lana y sale trasquilado, pese a ser el ministro más reformista de un gabinete que ha querido diferenciarse precisamente por sus reformas.

Pero en el caso de Ruiz-Gallardón, éste llevó al extremo esta condición. Fue tras constatar que su proyecto estrella, la modificación de la ley del aborto, no vería la luz y que Rajoy mantendría la norma existente con pequeños retoques.

El exalcalde de Madrid quiso llevar esta disputa al extremo y perdió el pulso. Cerró la puerta con estas palabras: "El presidente ha decidido no seguir adelante con el anteproyecto. Reconozco que no he tenido la capacidad para convertirlo en proyectos de ley. No soy la persona apropiada para poder llevar adelante la nueva reforma", confesó.

El resumen de aquel episodio fue que la estrategia de los asesores del presidente primó sobre el ascendente del ambicioso ministro popular.

EL FIN DE MATO 

Dos meses y dos días después cayó Ana Mato. También se fue cuando no le quedó más remedio. Y eso que Rajoy siempre agradeció su lealtad en los momentos más difíciles e, incluso, puso la mano en el fuego por ella cuando el 'caso Gürtel' arreciaba. Sin embargo, el sostén del presidente no pudo mantenerse con el auto del juez Ruz que acusaba a la ministra de Sanidad de lucrarse de la trama. Una imputación que derivaba en una responsabilidad civil, no penal, pero que resultó definitiva para dejarla caer.

Mato se había resistido otras veces y había aguantado las presiones para que cesara porque contaba con el apoyo de Rajoy. Pero esta vez era diferente. Primero porque el presidente y el PP estaban hundidos en las encuestas y el deterioro provocado por la corrupción ya había disparado todas las alarmas internas.

Menos problemáticas fueron las salidas en esta legislatura del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y la de su compañero en Educación, José Ignacio Wert.

El hoy comisario en Bruselas dejó el Gobierno en abril de 2014 tras ser elegido cabeza de lista del Partido Popular para las elecciones europeas. Resultó ser un cambio poco traumático por la entidad del departamento. La crisis se solventó con el nombramiento de la número dos del ramo, Isabel García Tejerina. Pese a los insistentes rumores, aquella crisis no afectó a otros ministerios. Otra muestra más del "para que cambiar si algo funciona" de Rajoy. Tampoco ocurrió con la salida de Wert, sustituido por Iñigo Méndez de Vigo en junio de 2015, cuando el primero fue nombrado embajador en la OCDE. Wert se marchó lastrado por la reforma educativa y con la peor valoración del Ejecutivo. Su adiós pasó sin pena ni gloria.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra