Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Literatura

Alexandra Gil da voz a las madres de los voluntarios europeos del Daesh

"Francia está tan perdida que no se fía de las familias", asegura la periodista y autora de 'En el vientre de la yihad'. .

Imagen de la portada del libro  'En el vientre de la yihad', de Alexandra Gil.

Imagen de la portada del libro 'En el vientre de la yihad', de Alexandra Gil.

@AlexandraGil
07/05/2017 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID

"¿Por qué no nos concentramos en saber qué ha pasado para que a mi hijo le sea más atractivo morir que vivir en Francia?". Una pregunta dura pero que muchas madres le plantearon a Alexandra Gil cuando estuvo hablando con ellas. Madres que no pueden comprender los motivos que llevaron a sus vástagos a huir de su país, viajar hasta Turquía (en su mayoría) y enrolarse en las filas del Daesh. Madres que todavía tienen la esperanza de volver a ver a sus hijos. Otras prefieren que mueran. Directamente. Ocho salones diferentes que visitó la periodista zaragozana, redactora jefe adjunta de 'Afrique Magazine' para componer 'En el vientre de la yihad' (Debate). Un libro donde ellas expresan, por primera vez, sus sentimientos.


La gran mayoría no quiere hablar con los medios. "Las tratan como malas madres. Esgrimen que algún motivo habrá para que sus hijos tomasen esta decisión. Algunos tienen padres divorciados, pero eso es ya normal. Otros no tenían ninguna relación con el islam", explica la autora. "La complejidad de este problema es que puede pasarle a todo el mundo, pero hay que saber qué hay detrás. Uno no se levanta por la mañana con ganas de ir a Siria y comenzar a matar. Siempre hay un contexto", plantea. Y es lo que las madres reclaman, que el Gobierno investigue más dónde fueron captados. Por eso muchas de ellas colaboran plenamente con las autoridades, aunque estas mantienen sus recelos. "El Estado está tan perdido que no se puede fiar de las familias. Es una situación completamente nueva", comenta Gil, que insiste en que hay que entender las dos posturas.


Las progenitoras -que se conocen gracias al boca oreja- quieren tener el estatus de víctima o que se les dé un certificado de defunción de sus hijos. El Estado se lo niega porque no hay un cuerpo y porque el Estado Islámico ha hecho del disimulo un arte. No sería la primera vez que un 'muerto' provocase un atentado.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra