Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
estados unidos

Trump ya altera la política entre israelíes y palestinos y los acuerdos comerciales

El presidente de EE UU se reunirá con el líder israelí Benjamin Netanhyahu la primera semana de febrero y anuncia la intención de trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén

Los primeros pasos de Donald Trump en el poder

Theresa May, Peña Nieto y Trudeau serán los primeros en reunirse con el presidente de EEUU

Autoridades y multitud de norteamericanos participaron en el acto celebrado este viernes 20 de enero.

Ceremonia de investidura de Donald Trump

AGENCIAS
Actualizada 23/01/2017 a las 15:22
Etiquetas
  • europa press, madrid

El recién presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncia reuniones en los próximos días con los líderes de Reino Unido, México y Canadá para renegociar acuerdos comerciales. También contactará la primera semana de febrero con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, lo que ha provocado una alternación en la política entre Israel y Palestina. Además, a las pocas horas de instalarse en el Despacho Oval, Donald Trump se ha enfrentado a manifestaciones multitudinarias en su contra en las principales ciudades del país y ha eliminado de la web de la Casa Blanca la página en español, la relativa a los derechos civiles o la que se ocupaba del cambio climático. Trasciende también que la semana pasada Estados Unidos ha solicitado los gastos e ingresos de Naciones Unidas, por países y partidas, porque planea el rumor de que la administración Trump quiere dejar de financiar la ONU. No en vano ya dijo que la organización era "sólo un club de gente para reunirse, hablar y pasárselo bien". El Kremlin ha indicado por su parte que espera acordar muy pronto una fecha para la primera conversación entre el presidente ruso Vladimir Putin y el estadounidense.

Ambos coinciden en cuanto a la lucha contra los yihadistas de Estado Islámico. La llegada del millonario Donald Trump a la Casa Blanca no ha sido una sorpresa para casi nadie. Tal vez sí para quienes esperaban un discurso moderado y unas actuaciones comedidas y más políticamente correctas acordes con el cargo que ostenta.

Las primeras dos semanas al frente de la Casa Blanca se anuncian intensas. El viernes se reúne con la primera ministra británica Theresa May con la que llegará, previsiblemente, a un acuerdo comercial bilateral que se aplicará tras el Brexit. La semana que viene se reúne con el presidente mexicano Peña Nieto y con el primer ministros canadiense, Justin Trudeau, para renegociar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, más conocido como NAFTA por sus siglas en inglés.

ANUNCIA EL TRASLADO DE LA EMBAJADA A JERUSALÉN Y LOS ISRAELÍES APRUEBAN NUEVOS ASENTAMIENTOS

Además, una de las principales consecuencias de la llegada de Trump a la Casa Blanca es que ha alterado la política entre israelíes y palestinos. El presidente de EE UU se reunirá con el líder israelí Benjamin Netanhyahu la primera semana de febrero y anuncia la intención de trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Por su parte, los israelíes autorizan la construcción de 560 unidades de vivienda al este de la ciudad, lo que denuncia la Autoridad Palestina por considerarlo un retroceso a las negociaciones de paz en Oriente Próximo. Además, la Autoridad Palestina considera que los nuevos asentamientos anunciados desde Israel suponen un desafío a la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y reclama al organismo que "actúe urgentemente". "Me dijeron que esperara a que Trump asumiera el poder porque no tiene ningún problema con que construyamos en Jerusalén", ha indicado Meir Tugman, presidente del Comité de Planificación de Jerusalén. Tugman anticipa que existen planes, pendientes de aprobación, para construir cientos de viviendas adicionales. Las nuevas viviendas se construirán en los asentamientos de Pisgat Zeev, Ramat Shlomo y Ramot, anexionadas a Jerusalén, en territorio carente de reconocimiento internacional. En los asentamientos judíos de Cisjordania y Jerusalén viven unos 570.000 colonos. El Derecho Internacional los considera ilegales, si bien el Gobierno israelí distingue entre legales e ilegales, en función de que hayan recibido una autorización previa.

En cuanto al traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, otra de las provocaciones a los palestinos, el portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer ha explicado que están en la "fase inicial" del debate sobre este cumplimiento de la polémica promesa electoral del presidente Donald Trump. El Gobierno israelí tiene su sede en Jerusalén, que describe como su capital, si bien la mayoría de sus altos mandos militares tienen su despacho en Tel Aviv. Recientemente, el presidente estadounidense, Barack Obama, renovó la exención presidencial que aplazaba nuevamente la recolocación de la Embajada durante seis meses. En su decisión, Obama citó "intereses de seguridad nacional" para prolongar la exención a la decisión del Congreso en 1995 de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí la Embajada. Estados Unidos no ha reconocido oficialmente Jerusalén como capital del país, a pesar de que Israel así lo reclama, debido a que el Derecho Internacional considera la ciudad dividida porque la mitad de ella está en Cisjordania y es por tanto territorio palestino ocupado militarmente por Israel. A tenor de los primeros pasos del presidente Trump, es posible que éste reconozca finalmente a Jerusalén como la capital de Israel si decide trasladar allí la embajada. El líder palestino, Mahmoud Abbas y el rey Abdullah II de Jordania ya se han manifestado en contra de la decisión de Trump y ambos advierten de una reanudación de la violencia en la zona si las políticas estadounidenses varían con Trump. Netanjahu y Trump ya hablaron telefónicamente en la jornada del domingo y el líder israelí no oculta su satisfacción de que la Casa Blanca esté ocupada por alguien menos sensible a los intereses palestinos de lo que fue el presidente Barack Obama.

NUEVOS ACUERDOS COMERCIALES

Además, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado su intención de abordar con los líderes de Canadá y México una renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA, por sus siglas en inglés). "Vamos a comenzar las negociaciones que tienen que ver con el NAFTA", ha apuntado Trump durante una ceremonia de toma de posesión de parte del nuevo personal de la Casa Blanca. "Vamos a comenzar a renegociar el NAFTA en cuestión de inmigración y seguridad en la frontera", ha explicado. Durante la campaña, Trump prometió la renegociación del NAFTA para conseguir beneficios para Estados Unidos. El tratado de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México entró en vigor en 1994 y desde entonces se ha utilizado para denunciar la fuga de empresas y puestos de trabajo, principalmente a México. En cuanto a Reino Unido, Donald Trump celebrará su primera reunión como presidente con un líder extranjero el viernes y será con la representante británica Theresa May. Está previsto que se sienten las bases de un nuevo acuerdo comercial entre ambos países tras la desconexión de Reino Unido con la Unión Europea como consecuencia del Brexit.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra