Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
IRAK

Liberan ciudades al sur de Mosul en el primer día de la ofensiva contra el Dáesh

El ejército iraquí y las tropas peshmerga kurdas realizan un esfuerzo conjunto por recuperar la segunda ciudad más grande del país, en manos del grupo extremista desde mediados de 2014

Fuerzas iraquíes desplegadas en Al-Shurah, a 45 kilómetros al sur de Mosul.

Liberan ciudades al sur de Mosul en el primer día de la ofensiva contra el Dáesh

Fuerzas iraquíes desplegadas en Al-Shurah, a 45 kilómetros al sur de Mosul.

AFP
Actualizada 18/10/2016 a las 08:58
  • DPA. IRAK
Fuerzas iraquíes apoyadas por bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos tomaron 12 ciudades al sur de Mosul, como parte de una ofensiva para liberar la segunda ciudad más grande de Irak de manos de la milicia extremista Dáesh, informó la TV estatal iraquí en base a fuentes del Ejército.

El presidente del Kurdistán iraquí, Masoud Barzani, dijo este lunes en conferencia de prensa que fuerzas del Gobierno y tropas peshmerga kurdas liberaron una superficie de 200 kilómetros cuadrados que se encontraba bajo control del Dáesh, durante el primer día de la campaña para la liberación de Mosul.

En la noche del lunes las fuerzas iraquíes se encontraban presuntamente a entre 20 y 40 kilómetros de Mosul. El avance se produce "antes de lo planeado", dijo el portavoz del Pentágono, Peter Cook, quien consideró además que "será una campaña difícil que puede llevar algún tiempo".

"Esta es la primera vez que la sangre de los peshmerga y del Ejército iraquí se mezclan en el campo de batalla. Espero que sea un buen augurio para el futuro", dijo Barzani al destacar la cooperación entre ambas fuerzas en su esfuerzo por recuperar el bastión del grupo extremista en el norte de Irak.

Barzani, en un discurso dado en el frente de batalla y rodeado de varios oficiales de alto rango, dijo que cree que los ataques en represalia pueden ser prevenidos y que las fuerzas kurdas e iraquíes trabajarán para "asegurar que Mosul no sea otra Alepo", en alusión a la sitiada ciudad siria.

Tras advertir que la autónoma región kurda del norte de Irak ya alberga a 1,8 millones de desplazados, Barzani dijo que ese territorio ya no puede lidiar con más flujos de refugiados, en medio de preocupaciones de que la ofensiva sobre Mosul movilice a cientos de miles de personas.

También el lunes, fuerzas peshmerga liberaron siete ciudades cercanas a Mosul desde el este tras iniciar un ataque en tres frentes, informó un portavoz del grupo. Las ciudades liberadas son kurdas, árabes y cristianas, dijo el brigadier peshmerga Halgurd Hikmat, quien detalló que se desarrollan duros combates entre ambos lados.

Fuerzas peshmerga también tomaron control de las principales rutas del distrito de Al Hamdaniya y avanzaron cuatro kilómetros hacia la ciudad asiria de Bartella.

Otro portavoz, Jabar al-Yawar, dijo que la operación comenzó a las 5 a.m. (02.00 GMT). "Nuestras fuerzas avanzan constantemente... puedo decir que estamos avanzando para alcanzar nuestros objetivos", agregó.

La cadena de noticias Al-Arabiya al-Hadath, basada en Dubai, informó sobre milicianos del Dáesh que intentan huir de las ciudades al oeste de Mosul.

Por otra parte, doce ministros de Defensa de países que integran la coalición internacional contra el Dáesh se reunirán en París el 25 de octubre, dijo el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, quien encabezará el encuentro. Asistirán, entre otros, el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter.

El primer ministro iraquí Haider al-Abadi anunció el lunes temprano el inicio de la esperada operación para liberar Mosul de las manos del Dáesh.

Mosul, localizada en la provincia de Nínive, es la ciudad más grande controlada por el grupo extremista sunita, con una población de dos millones de personas previo al conflicto.

Se espera que la batalla sea un momento decisivo en la lucha de Irak contra el Dáesh, al que Al Abadi prometió sacar del país este año.

"La liberación de Mosul y todos los territorios iraquíes del control de Daesh está cerca y su derrota es inminente", dijo en un comunicado el presidente iraquí Fuad Masum.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que "con la importancia simbólica que al Dáesh le ha investido a su control de Mosul, quitarlos de la ciudad sería una ganancia estratégica".

Masum agregó que la ofensiva es un esfuerzo conjunto del Ejército iraquí, las fuerzas policiales, las tropas peshmerga kurdas, milicias chiitas y tribus de Nínive.

Mientras tanto, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan prometió que su país participará de la operación para combatir al Dáesh en Mosul, aun cuando el Gobierno iraquí rechazó su oferta e insistió en utilizar fuerzas locales.

Turquía insistió en que no retirará sus tropas de la base de Bashiq, al noreste de Mosul, a pesar de la persistente oposición a su presencia por parte de Bagdad.

El Dáesh se apoderó de Mosul a mediados de 2014 en medio de una inesperada ofensiva que terminó con la toma de territorios sunitas en el norte y oeste de Irak, ante la inacción del Ejército iraquí y la policía.

Los civiles atrapados en la ciudad se encuentran en un "riesgo extremo" a causa del fuego cruzado, artefactos explosivos improvisados plantados por el Dáesh, francotiradores, y hasta la posibilidad de ser utilizados como escudos humanos y ser víctimas de armas químicas, dijo la coordinadora humanitaria de la ONU en Irak, Lisa Grande.

La ONU estableció seis sitios de emergencia que podrían recibir hasta 60.000 personas desde Mosul, pero el Ejército estima que hasta 200.000 personas podrían dejar la ciudad sólo en la primera semana de la operación, agregó Grande.

La situación humanitaria también despertó la preocupación de organizaciones como Save the Children, que advirtió este lunes sobre el riesgo de vida de medio millón de niños a medida que las fuerzas iraquíes y de la coalición se aproximan a Mosul, por lo que pidió establecer rutas de escape plenamente identificadas y seguras de explosivos.

Comandantes militares pidieron a familias vulnerables y niños mantenerse encerradas y poner banderas blancas en sus hogares.

Grupos de ayuda advirtieron previamente sobre una posible crisis humanitaria y estimaron que unos 700.000 civiles podrían huir de los combates, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual