Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
reino unido

Arrecian las críticas a Theresa May por sus planes de identificar a los trabajadores extranjeros

Laboristas, conservadores, empresarios e incluso miembros del partido eurófobo UKIP han calificado la medida de xenófoba

Theresa May comparece

Theresa May comparece

Theresa May comparece

Reuters
Actualizada 09/10/2016 a las 16:36
  • EFE. LONDRES
La polémica por los planes del Gobierno de Theresa May de que las empresas británicas revelen el número de sus empleados extranjeros ha aumentado este domingo con el rechazo expresado por destacados conservadores e incluso por miembros del partido eurófobo UKIP.

Steve Hilton, exasesor del ex primer ministro David Cameron y partidario del 'Brexit', ha calificado de "divisoria y repugnante" la propuesta y la ha comparado con la iniciativa del candidato presidencial estadounidense Donald Trump de prohibir la entrada de todos los musulmanes a Estados Unidos. "Solo falta tatuarles números en los antebrazos", escribe Hilton en un artículo en 'The Sunday Times', en el que acusa a May de ser "incompetente e irresponsable" por dejar que el resto del mundo piense que la salida de la UE significará cortar lazos con el exterior.

El eurodiputado del eurófobo partido UKIP Roger Helmer ha considerado, por su parte, que la iniciativa presentada en el pasado congreso conservador por la ministra del Interior, Amber Rudd, que supuestamente busca fomentar la contratación británica, supone "ir demasiado lejos". "Si nosotros hubiéramos sugerido que las empresas deben facilitar listas de sus empleados extranjeros, nos hubieran llamado fascistas", manifestó.

El director del fondo de inversión Octopus Ventures, George Whitehead, condenó asimismo los planes y animó al sector empresarial a "reaccionar con un fuerte 'no, esto no es lo que queremos, debemos buscar el talento y darle la bienvenida al Reino Unido".

En los últimos días, varios políticos conservadores, líderes empresariales y la oposición laborista han arremetido contra la iniciativa adelantada por Rudd. Después de la intervención de la ministra el pasado martes, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, acusó al Gobierno conservador de promover la "xenofobia y el odio" contra los extranjeros.

"Los líderes del Partido Conservador han descendido hasta cotas aún más bajas esta semana. Han encendido la llama de la xenofobia y el odio en nuestras comunidades y han tratado de culpar a los extranjeros de sus propios fallos", declaró.

El director de las Cámaras de Comercio británicas, Adam Marshall, advirtió de que la iniciativa generará la percepción de que es vergonzoso contratar a personas de otros países. "Muchas empresas lamentarán que tener una fuerza laboral global sea visto como algo vergonzoso", afirmó.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual