Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
normandía

Un sacerdote degollado tras un secuestro en una iglesia en Francia

Los dos secuestradores, que iban armados con cuchillos, fueron abatidos por la policía

Policías franceses en el exterior de una vivienda en Saint-Etienne-du-Rouvray.

Un sacerdote degollado tras un secuestro en una iglesia en Francia

Policías franceses en el exterior de una vivienda en Saint-Etienne-du-Rouvray.

AFP
Actualizada 26/07/2016 a las 20:49
  • EFE. PARÍS
El secuestro protagonizado esta mañana por dos hombres armados con cuchillos en una iglesia de la región de Normandía, en el norte de Francia, se ha saldado por el momento con uno de los rehenes muertos y los dos atacantes "neutralizados", sin que por el momento haya más detalles sobre los motivos del ataque.

El Ministerio del Interior ha confirmado este balance, sin entrar en los detalles sobre las circunstancias en las que habría fallecido el rehén, el cura de la iglesia. De acuerdo con 'Le Figaro', habría sido degollado. Una fuente policial ha señalado a Reuters que la víctima fue agredida con una espada. La persona herida sería una monja.

Además, ha confirmado que hay otro rehén "entre la vida y la muerte". Sin embargo, en un comunicado, el arzobispo de Rouen, monseñor Dominique Lebrun, ha precisado que serían tres los heridos, "uno de ellos en estado grave". Además, ha identificado al fallecido como el "padre Jacques Hamel, de 84 años".

El arzobispo, que se encontraba en Cracovia para participar en las Jornadas Mundiales de la Juventud, ha adelantado que regresará esta misma tarde a Rouen.

"La Iglesia Católica no puede tomar otras armas que la oración y la fraternidad entre los hombres. Dejo aquí a cientos de jóvenes que son el futuro de la Humanidad. Les pido que no bajen los brazos ante la violencia y que se conviertan en los apóstoles de la civilización del amor", ha afirmado en un comunicado.

El padre Auguste Moanda-Phuati, a cargo de la parroquia atacada, ha explicado a 'Libération' que iba a retomar su tarea esta misma tarde tras regresar de vacaciones y que el cura asesinado le sustituía en sus funciones. "No podía imaginarme que nos ocurriera algo así", ha afirmado, asegurando que en sus cinco años al frente de la parroquia nunca había "recibido amenazas".

El padre Hamel estaba jubilado desde hacía diez años, pero había decidido permanecer en la parroquia, de la que había estado anteriormente al frente. "Su deseo era seguir al servicio de la Iglesia", ha explicado el padre Moande-Phuati, que ha descrito como "una persona cálida, simple y que vivía modestamente" al fallecido, "muy apreciado" por los feligreses.

LOS HECHOS

De acuerdo con la información disponible hasta el momento, los dos asaltantes entraron en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, próxima a Rouen, por la puerta trasera en torno a las 10:00 horas durante la misa y cerraron las puertas, reteniendo en el interior al cura, dos monjas y dos feligreses. Otra monja habría conseguido escapar, dando la voz de la alarma. En torno a las 11:00 horas, la Policía ha abatido a los dos secuestradores, que habían salido al atrio de la iglesia.

En declaraciones a BFMTV, el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, ha indicado que se está procediendo ahora a registrar la iglesia en busca de posibles artefactos explosivos. El portavoz ha evitado confirmar que la víctima sea el cura y que éste haya sido degollado, remitiendo a la investigación en curso, de la que ya está a cargo la Fiscalía Antiterrorista de París.

ACTO DELIBERADO Y PREPARADO

Brandet ha evitado pronunciarse sobre las "motivaciones y el perfil" de los autores por el momento, reconociendo que se trata de una "acción violenta deliberada y seguramente preparada" y ha defendido que "la prioridad era neutralización" de los secuestradores, algo que se ha cumplido.

Fuentes policiales citadas por 'Le Figaro' indican que uno de los dos secuestradores llevaba barba y portaba una 'chachia', un tipo de gorro que visten los musulmanes, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.

El presidente francés, François Hollande, acompañado por el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, se encuentran ya en Saint-Etienne-du-Rouvray. El presidente francés ha hablado por teléfono con el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, monseñor Georges Pontier, mientras se trasladaba al lugar de los hechos, según 'Le Figaro'.

REACCIONES

Las primeras reacciones a lo sucedido no se han hecho esperar. El primer ministro, Manuel Valls, ha condenado el "ataque bárbaro" y ha llamado a "hacer bloque". "Toda Francia y todos los católicos están afectados", ha escrito el primer ministro en su cuenta de Twitter.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, también ha condenado el ataque en redes sociales y ya ha apuntado a un posible trasfondo yihadista: "El 'modus operandi' hace temer evidentemente un nuevo atentado de terroristas islamistas".

"Estamos todos conmocionados", ha escrito por su parte el exprimer ministro Alain Juppé, en reacción al "horror y la barbarie" ocurridos en Normandía.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual