Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TURQUÍA

Intento de golpe de Estado en Turquía

​Parte del Ejército toma los puntos estratégicos de Ankara y Estambul y asegura tener el control del país
Rebeldes y leales al Gobierno intercambiaron disparos en diferentes edificios oficiales y el jefe del Estado Mayor fue tomado como rehén

Intento de golpe de Estado en Turquía

Intento de golpe de Estado en Turquía

Soldados turcos y policías ante el puente de Estambul.

EFE
16/07/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
El primer movimiento fue el cierre de los puentes Bósforo y Fatih Sultan Mehmet, las dos arterias que unen la parte asiática de Estambul con su parte europea, aunque solo hacia el Viejo Continente. Podía parecer una medida preventiva de las autoridades turcas con motivo del atentado de Niza, un reforzamiento de las medidas de seguridad para evitar que el terrorismo yihadista -hace apenas veinte días el aeropuerto internacional de la antigua Constantinopla era atacado por dos islamistas-. Sin embargo, la situación era diferente. La presencia militar en las calles de Estambul y de Ankara, la capital, era excesiva. Decenas de soldados, acompañados por vehículos blindados hacían guardia en los puntos estratégicos de las dos ciudades; cazas de la Fuerza Aérea turca y helicópteros sobrevolaban tanto la principal ciudad económica y turística del país como la capital creada con la república fundada por Ataturk.

La presencia de tanques circulando hizo saltar, definitivamente, todas las alarmas. Miembros del Ejército se habrían sublevado contra el Gobierno presidido por Recep Tayyip Erdogan, según señaló el primer ministro turco Binali Yildirim. La mano derecha del polémico jefe de Estado -que se encontraba de vacaciones- ofreció un discurso confuso a una de las cadenas de televisión. Aseguraba que "había un intento en curso" de asonada militar y que se había actuado "al margen de la cadena de mando". Además aventuraba que no iba a tener éxito.

Yildirim recalcó que "el Gobierno elegido por el pueblo turco sigue a cargo" y dio órdenes a las tropas leales de "hacer todo lo necesario" para poner fin a la sublevación militar. "Les castigaremos de la forma más dura", amenazó a los golpistas. Pero, poco a poco, se fueron cumpliendo los pasos que se suelen dar en los levantamientos militares. Además de estar en las calles, los militares tomaron el aeropuerto Atatürk de Estambul, un nudo de conexiones entre Occidente y Oriente. Poco después, cancelaba todos sus vuelos al igual que el aeropuerto Esenboga de Ankara. A continuación, la televisión pública turca (TRT) dejó de emitir.

Mientras tanto, en la capital se escuchaban disparos cerca del cuartel del Estado Mayor, extremo sin confirmar por fuentes oficiales al cierre de esta edición. Un edificio al que habrían acudido numerosas ambulancias donde se habría ocurrido un tiroteo. En ese edificio, estaría retenido el general Hulusi Akar, jefe del Estado Mayor, uno de los hombres más importantes del país y también hombre de confianza del presidente Erdogan. Además, según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero. También en Ankara, un gran contingente de policía se ha desplegado y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.

ANUNCIO EN TELEVISIÓN

A pesar de todos estos movimientos, la confusión continuaba, tanto en el interior como en el exterior del país. "El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia. Todos los acuerdos internacionales serán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señaló el Estado Mayor del Ejército en una nota, alimentando la confusión. No se sabía si la cúpula militar del país estaba con el presidente del país o apoyaban a los golpistas. O estaban repartidos entre los dos bandos o instigando el levantamiento militar.

Minutos después, los miembros del golpe de Estado lanzaba un mensaje a través de la radiotelevisión turca. Reincidían que tenían el control del país, calificarón a Erdogan de un traidor, declaraban la ley marcial y un toque de queda para todo el pais. En el comunicado, el Ejército asegura que el país será gobernado por el llamado 'Consejo de Paz en Casa' para darle "a todos los ciudadanos todos los derechos y restablecer el orden constitucional".

Si este golpe de Estado tiene éxito, sería la cuarta vez que los militares turcos logran cambiar el designio político de su país. Hay que recordar que según la Constitución que convirtió al Imperio Otomano en la moderna república turca, el Ejército es el garante del laicismo del país.


Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual