El yerno sospechoso, en libertad bajo fianza

Llevaba 40 días en prisión y es el único detenido por el crimen de la viuda del expresidente de la CAM. Principal sospechoso para policía, fiscalía y juez. Un juez que reitera en su auto que a Miguel López le sobraban los motivos económicos dentro de un enfrentamiento familiar crispado. Vuelve a señalar el lugar del crimen como ideal: su propio concesionario. En un sitio apartado y oscuro, donde había quedado con su suegra antes de ser asesinada. Y recuerda que Miguel es un experto tirador aunque en los registros no se ha encontrado la pistola con la que se mató a María del Carmen. El juez lamenta que los numerosos indicios policiales no sean suficientes o que falten los resultados de algunas pruebas biológicas y le deja en libertad bajo fianza de 150.000 euros.