Portada Impresa
------------------

Navarra
------------------

Pamplona
------------------

Tudela
------------------

Estella
------------------

Nacional
------------------

Internacional
------------------

Deportes
------------------

Economía
------------------

Cultura y Sociedad
------------------

Opinión
------------------

Cartas
------------------

Esquelas
------------------

Humor
------------------

El tiempo
------------------

Suplementos
------------------







    1
[Jugar] 

Acerca de...

Club del Suscriptor
------------------

Publicidad
------------------

Quiénes somos
------------------

Contactanos


 Noticias de CARTAS AL DIRECTOR

La Pamplonesa y la ciudad de Pamplona
EL sábado día 15, tuve el inmenso placer de escuchar a la banda de música La Pamplonesa en un Concierto Extraordinario celebrado en el Teatro Gayarre de la capital. Se interpretaba la muy difícil "Sinfonía n§ 2" del compositor holandés Johan de Meij, estando presente el mismo en el teatro. Lo vivido durante el Concierto superó ampliamente todo lo que podía imaginar a priori: una obra brillantísima, extraordinariamente difícil, fue magistralmente interpretada por La Pamplonesa. íQué empaste, qué afinación, qué limpieza ejecutiva, qué compenetración entre el director y los músicos! Considero que poquísimas bandas se encuentran capacitadas hoy en día para afrontar semejante reto. Escuchando esa maravilla, recordaba que aquélla era la misma banda que tan buenos ratos nos hace pasar en Sanfermines en las dianas, procesiones, corridas de toros, etc., una banda muy querida por todos los pamploneses pero que, además de todo lo citado, tiene una extraordinaria capacidad para ofrecer conciertos de altísimo nivel. Sospecho, muy a mi pesar, que la ciudad no es del todo consciente de la enorme valía artística de esta banda. Considero, y mis palabras en absoluto se guían por un gratuito sentido de la adulación, que es un lujo para la ciudad contar con una banda de música de semejante nivel. Desde aquí invito a todos los pamplonicas a que acudan a los Conciertos de "su" banda. Puedo garantizarles que en absoluto se sentirán defraudados.
Vaya desde aquí mi felicitación más sincera y efusiva a todos los componentes de La Pamplonesa y muy especialmente a su director, Vicent Egea, animándoles a continuar en esa línea de superación.Txomin Múgica

Música de bodas
FECHA 06/02/03 en la página sobre la "música de bodas" que publicó este periódico, los señores D. Antonio Torres que se identificaba como director de Y la Luna y D. Javier Herrera como responsable de Tam Tam afirmaban (frases textuales) que, "hace tan sólo un par de años, la imagen de una orquesta de 4 o 5 miembros tocando en el salón de un restaurante era una estampa muy habitual. Ahora es el DJ el que ha comido terreno a la orquesta, convirtiéndose en una de las opciones preferidas por los novios. La orquesta te ofrece una versatilidad importante, pero el DJ tiene un repertorio ilimitado y es más barato, explica Antonio Torres". A su vez Javier Herrera opina que "hace cinco años, resultaba chocante la imagen de un DJ en una boda. La orquesta era la reina de las bodas y el no ver gente tocando puede resultar raro. Pero el DJ tiene toda la música en versión original y no hay intermedios".
Admito que para promocionar el DJ (totalmente legal) en defensa de sus intereses aprovechen cualquier oportunidad, lo que ya me parece vergonzoso, que tengan que recurrir a hacer unas afirmaciones como en este caso, incorrectas a todas luces. Para los bailes de un banquete de bodas, el 95% de ellos sigue contratando los servicios de una orquesta, esto lo pueden corroborar los responsables de los restaurantes que celebran banquetes de bodas. En cuanto a que resulta "más barato" (desconozco sus honorarios) si el motivo de la elección es ese, les diré que en muchos restaurantes disponen de su propia discoteca (por cierto con un nivel difícil no de superar si no de igualar por el DJ), la cual funciona como obsequio de la casa pero siempre, una vez finalizada la actuación de la orquesta. Por economía, podrían los novios celebrar el baile solamente con la discoteca, pero por suerte para nuestra profesión, siguen contratando la orquesta. La competencia del DJ para los músicos, desde luego que puede restar trabajo a éstos, pero me preocupa más aquellos grupos que utilizando nuevas tecnologías, actúan con un repertorio totalmente "secunciado" ya que en muchos casos la profesionalidad de los actuantes siembra muchas dudas, puesto que estamos detectando que actúan personas que no son músicos y por tanto simplemente aparecen como figurantes, lo cual queramos o no se convierte en un "fraude". Menos mal que, por el contrario, existen grupos que ejercen su profesión honradamente, ya que han dedicado muchos años de estudios para llegar a ser músicos profesionales, luego esmerándose en preparar un repertorio que cumple las exigencias del cliente a base de invertir muchas horas de ensayos. Mucho me temo que estos músicos, si persiste el "fraude" que detectamos, llegará el día que tengan que colgar los instrumentos, para dedicarse a otra cosa por la abundancia de oferta. El lema de nuestro colectivo es: Viva la música en "vivo" para que "viva" el músico.Francisco Vidaurreta Navarro,
presidente nacional del Sindicato Profesional de Músicos (SPME)

Guía para opinar esta guerra
RAZONEMOS: ¿el problema? Sadam esconde al control internacional sus armas de destrucción masiva. ¿Cuál no parece la solución? Arrasar Iraq. En primer lugar, porque no hay opción a una guerra preventiva contra un país sólo porque su dictador vaya de déspota errabundo. Un gobernante mentiroso no implica una nación acechante: los iraquíes no van a echarse a las pateras a la conquista de Florida, Gales o el puerto deportivo de Barcelona. En segundo lugar, la dinámica de la respuesta bélica a la traición o infidelidad entre las naciones sólo dibuja un panorama de víctimas, sin vencedores. Hay que trabar una cultura de paz desde el hábito de la no violencia. Si Sadam y su gobierno mienten, horademos su cohesión, asunto sencillo para nuestros gobernantes, virtuosos en la persuasión -comprobado en la campaña de terror y odio lanzada por los gobiernos, con la guinda reciente de sacar tanques a las calles-. En esa dirección apunta la propuesta jordana, que aconseja desmantelar el gobierno iraquí tentando a sus ministros con la manzana de la amnistía. Por ahí van los tiros. Mejor: así se evitan los tiros.
¿Cuál no debería ser el problema? Que EE004UU roza el límite en sus reservas petrolíferas y que Sadam podría marear la perdiz energética y económica de occidente. Acabáramos. He ahí el hombre: el único animal capaz de convertir lo que no debe ser en lo que sí puede ser. El petróleo puede ser la razón. Como en Kyoto y Johannesburgo. Tampoco justifica el ataque bélico. Y no les quedan más argumentos. Cielos, hay que evitar la guerra, y sus muertos y su lastre medioambiental. El día 15, el deber de todo el que habita a este lado de la Luna obliga a demostrar su "no" a esta guerra.
Objeciones a la manifestación, dos: no sirve de nada y está politizada. La segunda traba no se sostiene. No vamos a dejar de actuar porque vayan a politizar la manifestación del 15. La no manifestación también se politizará. A estas alturas del desarrollo mediático, no actuar por miedo a la politización de los actos resulta vano e incoherente. Ni Bush, ni Aznar, ni el electoralismo oportunista de la oposición convencen. Algo más acierta esta vez el Vaticano. Reubiquemos nuestra posición neta entre tanta algarabía: no a la mentira de Sadam, no a la guerra de Bush.
Por otro lado: ¿sirve manifestarse? La pregunta la responde otra: ¿en las democracias, sirve dejar constancia del desacuerdo? Nada más y nada menos que para decidir quiénes gobiernan un país y cómo han de gestionarlo. Manifestarse forma parte de la dialéctica entre consenso y desacuerdo que mueve la democracia. Contra esto, algunos disparan la pereza "pragmática": como no va a servir de mucho que se manifieste uno más o uno menos, me quedo en casa. Pero la cuestión no radica en la utilidad, sino en la importancia de decirse en contra. Quienes se posicionan a favor producen tanto escándalo que abultan más y con más "razones". Es importante jugarles el duelo mediático porque, seguro, ganamos. Además, no expresarse en contra significa insolidarizarse con los que sí se manifiestan y con todo lo que puede ser arrasado en una guerra ciega, interesada, injusta -que es el peor apellido que merece una guerra-. Que nuestra motivación consista, simplemente, en opinar: "paz".
Iraquíes incluidos, por muy ceñudos que miren a occidente, por muchas barbaridades que nos digan. "Detesto lo que dices, pero daré mi vida por defender tu derecho a decirlo", aconsejó Voltaire a la humanidad. Apliquemos su puntería hoy con democrático resignamiento. Aunque nos ataquen (?) y los capturemos. Cree un sabio amigo que la calidad de una nación se mide por el trato que dispensa a los prisioneros de guerra. La vida de un iraquí no vale menos que la de un español. El valor lo da la misma vida, no la nacionalidad. Por eso, me aterran los rumores que susurran que Aznar apoya a Bush a cambio de una manita en la lucha contra ETA. Mal camino. En principio, las vidas no se mercadean. Se protegen.
A Sadam hay que decirle: no. A la guerra hay que decirle: no. No son vías antagónicas. Peleemos la paz. Es un deber global, internacional, social, personal, humano, sagrado. Cómo me convence Thomas Mann con su: "La guerra es la salida cobarde a los problemas de la paz". Basta -sobra- con eso.Daniel Ruiz Villa

Arabia Saudí
CONSIDERO que está guerra que se nos viene encima está mal explicada. Su explicación no pasa de una información de folleto turístico.
Sadam es un déspota que está dispuesto a que su pueblo muera por él y posiblemente no muera él por el pueblo. Algo así pasó con Afganistán. 20.000 afganos murieron por Ben laden y Ben Laden no murió y salió vivo, con ganas de venganza.
Sin libertad de religión no hay democracia que valga y ahora quien realmente apoya al fundamentalismo terrorista es Arabia Saudí. Lo hace con una sonrisa en la boca. En Arabia Saudí te pillan con una sencilla Biblia de bolsillo y una botella de vino para celebrar Nochebuena y estás condenado a muerte, Ya hubo oportunidad de acabar con Sadam y no se quiso y también en ese momento tenía armas de destrucción masiva y seguro que estaban más a la vista que ahora. El ataque a Irak por prevención es una inmoralidad.
El terrorismo no se combate con bombardeos en una mano y ayuda humanitaria en otra. El terrorismo se combate con inteligencia.Miguel Perdigón Vara



GRUPO LA INFORMACIÓN

Conoce nuestro grupo | Empresas del Grupo | Sala de prensa | Contacta con nosotros | Apúntate a nuestro equipo

Diariodenavarra.es | Intendencias.com | Campusdenavarra.com | Campustrophy.com | Fiestasdesanfermin.com | Navarrademedios.es | Directa.tv

© Diario de Navarra
Carretera Zaragoza s/n. 31191 CORDOVILLA (NAVARRA).
Teléfono: 948 23 60 50. Fax: 948 07 60 65.
Aviso Legal | Política de privacidad | Publicación digital controlada por OJDinteractiva