Portada Impresa
------------------

Navarra
------------------

Pamplona
------------------

Tudela
------------------

Estella
------------------

Nacional
------------------

Internacional
------------------

Deportes
------------------

Economía
------------------

Cultura y Sociedad
------------------

Opinión
------------------

campo
------------------

escolar
------------------

Cartas
------------------

Esquelas
------------------

Humor
------------------

El tiempo
------------------

Suplementos
------------------







    1
[Jugar] 

Acerca de...

Club del Suscriptor
------------------

Publicidad
------------------

Quiénes somos
------------------

Contactanos


 Noticias de CARTAS AL DIRECTOR

Nefasta gestión medio ambiental en Fitero
DESDE hace muchos años, el Gobierno de Navarra ha venido practicando una política de repoblación con pinos en los montes comunales de Fitero. Las consecuencias están a la vista, invasiones de orugas de procesionaria que llegan hasta las viviendas, y lo que es más importante, la desaparición de todo ser vivo (ya sea vegetal o animal) debajo de la superficie ocupada por los pinos como consecuencia de la acidificación del suelo y no es que estemos en contra de estas repoblaciones sino que estamos en contra de cómo se han hecho y se siguen haciendo.
Vamos a entrar a valorar el porqué de estas actuaciones; a nuestro modo de ver hay tres posibles respuestas:
a) Para evitar la erosión. Esto es rigurosamente falso porque el monte de Fitero estaba originalmente cubierto de ulagas, tomillos, romeros, espliego, sabinas, carrascas, etc. que son autóctonas de nuestra zona.
b) Por motivos económicos. Pues les diré que si todos los negocios del Gobierno son como éste, mal le van a ir las cosas a nuestra Comunidad, ya que hay pinos con cuarenta años que necesitan otros cien para ser cortados.
c) Por motivos de equilibrio ecológico. Escrito está que hace 2000 años España entera era un bosque que podía cruzar una ardilla sin bajar al suelo. Quizás tienen pensado repoblar con estos animales, eso sí, que sean ardillas voladoras por favor, ya que como no tenemos perdices por lo menos veremos algo que vuela.
Para terminar queremos denunciar el exterminio de la población de conejos que ha tenido lugar en estos días pasados mediante la caza permitida con hurón. Nos preguntamos si no había otras soluciones alternativas a este despropósito. Pues sí señores, es preferible prevenir a curar.
¿Acaso no podría haberse cogido y trasladado estos cientos de conejos? Muchos de estos animales eran hembras preñadas.
Estos conejos podían haberse trasladado a los pinares recién plantados, donde no hacen ningún daño y que a su vez hubiesen servido parte de ellos de alimento a sus depredadores naturales y lograr así lo que se llama equilibrio ecológico.
Uds. dirán que los agricultores les presionan por los daños que ocasionan a los cultivos y tienen razón para quejarse. Lo que hay que hacer es prever estos problemas, y si no, lo que hay que hacer es pagar los daños y si no hay dinero, buscar soluciones como las anteriormente expuestas; pero desde luego lo que no es aconsejable es favorecer la cría y distribución de hurones ya que en algunas manos poco responsables se usará probablemente, en detrimento de la población de especies cinegéticas y de los que cumplen las normas.
En resumen, que por este camino hay cada vez más orugas y basura en nuestros montes y menos conejos, liebres ni perdices.Cruz Azcona Gutiérrez y José Antonio Frías Fernández. Fitero

La política ¿para los políticos?
ESTAMOS ya con los nervios propios de una convocatoria electoral que se prepara para el mes de mayo. La confirmación, no siempre fácil, de listas electorales hace que haya ofrecimientos, conjeturas, negativas o respuestas positivas a aquellas personas que tienen la delicada misión de confeccionar listas de candidatos. Cierto es que hay puertas a las que nunca llama nadie o personas que no han tenido una sugerencia para participar en política. Quizá la causa principal a este hecho radique en que los cauces de esta participación se reducen casi exclusivamente a estar dentro o próximo a un partido político, correr la aventura de hacerlo como independiente o hacer política desde algún grupo de presión o plataforma que sea mas política que los partidos políticos.
La política la sufrimos todos; unos más que otros, pero el fin de las decisiones que nuestros más o menos elegidos representantes toman en las instituciones correspondientes nos afectan a nuestras profesiones, vida social, convivencia ciudadana, distribución del dinero de impuestos, orientaciones culturales y sociales y una amplia faceta de nuestra existencia. ¿Se puede dejar todo esto en manos de políticos exclusivamente?
No todos los políticos son iguales. Los hay y con escolta para estar amenazados realmente y quienes en el mismo ámbito circulan libremente sin problemas. Hay políticos que han sacrificado facetas profesionales y porvenires en ámbitos de su vida. Otros, sin embargo, serían poca cosa sin el nombre o renombre que dan las continuas apariciones -a veces en demasía en los medios de comunicación. Hay políticos con más convicciones que intereses y otros con más intereses que convicciones. Históricamente, en Navarra se ha entendido mejor la política de convicciones que la otra.
Pienso que hay una crisis de vocaciones políticas, el darse a los demás, el gastar energías en asuntos ajenos, la preocupación social, los ideales nobles, quizá no estén de moda o buena parte de la opinión pública no lo reconozca. La sociedad española en sus expresiones coloquiales es especialmente dura con los políticos, hasta tal punto que el adjetivar a una persona como tal es casi un insulto. En este sentido, tengo una anécdota: en 1977 cuando en plena Transición un grupo de amigos animábamos a una personalidad navarra a presentarse como candidato a senador, con probabilidades de obtener escaño, como respuesta y mirándome a los ojos me espetó: "Jesús, ¿yo político?" (...)Jesús Tanco

Enfermería en conflicto
EL personal de enfermería del Servicio Navarro de Salud es el colectivo laboral más olvidado por el Gobierno de Navarra.
El Gobierno de Navarra tiene dinero para casi todo, hasta para préstamos millonarios a clubes deportivos (nos alegramos por ellos), pero cuando se trata de la enfermería... "ya no hay dinero", eso es lo que nos dicen.
Ni carrera profesional (no un amago) ni homologación ni nada.
En un resumen rápido y panorámico de la distribución del colectivo de enfermería nos encontramos tres grandes áreas sanitarias: hospitales, atención primaria y especialidades.
Las enfermeras/os de hospitales, entre el 90-95% "trabaja a turnos con jornadas nocturnas".
Según publica Diario Médico (jueves 6 de febrero contraportada) en unas Jornadas de Medicina y Seguridad en el Trabajo realizadas en Oviedo, se han destacado los inconvenientes del "trabajo a turnos", derivados de la desincronización horaria que lleva a alteraciones en los ritmos circadianos y sociales.
El efecto sobre la salud se manifiesta con:
-Trastornos gastrointestinales, en el 35% de los trabajadores.
-Alteraciones neuropsíquicas y cardiovasculares.
-Trastornos del sueño y de hábitos alimentarios.
-Perturbación de la vida familiar y social.
En Atención Primaria, el personal de enfermería atiende, además de las tareas que les corresponden en su centro, la atención domiciliaria (personas de edades avanzadas, niños, pacientes con patologías terminales, etc.) y colegios (vacunaciones etc.)
En Especialidades, el personal de enfermería, en general es gente de una gran experiencia profesional, y procedente en su mayoría de hospitales que llevan largos años tirando del carro de la Sanidad Navarra.
Las enfermeras/os en sus diferentes áreas de trabajo diariamente aplican tratamientos, realizan curas, pruebas diagnósticas (audiometrías, E.C.G., E.E.G., espirometrías, pruebas alérgicas, citologías, toma de muestras para análisis...), prevención para la salud (con protocolos elaborados con este fin) etc.
¿Qué pasarla si durante solo dos días todos estos profesionales no acudieran a sus puestos de trabajo?
Resultaría que no son imprescindibles (nadie lo es) pero sí necesarios.
El personal de enfermería pertenece al nivel B y lo que viene pidiendo a lo largo ya de muchos años es la "homologación" con otros profesionales del mismo nivel B que sin turnos rotatorios ni jornadas nocturnas están económicamente muy por encima del colectivo de enfermería.
Por todo lo expuesto y por un sin fin de datos que se podría añadir, pedimos al Gobierno de Navarra "homologación" para todo el personal de enfermería, hospitales, atención primaria, especialidades, practicantes, banco de sangre. Y todos los que por error no se hayan mencionado y que desarrollen su labor asistencial para el Gobierno de Navarra.Mª Luz Cebeiro Lara, Mª Teresa Iñarra Castiella, Yolanda Martínez, Mª Cruz Gaínza Pérez de Azaza, Mª Sagrario Arteaga Goñi, Belén Sánchez Andradas, Marisa Cabodevilla Garde, Mª Jesús García Liberal, Mª Blanca Agreda Peiro, Mª Adoración Ascunce Díez de Ulz., Fermina Alzu Oroz, Milagros Beloqui Aguinaga, Paula Larumbe Oroz, Mª Carmen Sola Gil, Mª Jesús Berasáin Rudi, Rosa Sáez de Asteasu Iza, Mercedes Santos Villejo, Isabel Ulibarri del Portillo, Rosa Inés Tohane Muñoz, Ana Miqueleiz Bronte, Feli Arratíbel Echávarri, Helena Pereyro Ugalde, Mª Carmen Izcue Paternáin, Mirentxu Cebrián Larumbe, Mª Teresa González Cuadra, Itziar Doxandabaratz, Juana Zunzarren Oyaga, Ana Mª Iribarren Iribarren, Cristina Taberna Carnaval, Rosario Esquíroz Ayesa, Teresa Galarreta Baile, Mª Rosario Muneta Ruiz, Carmen Baquedano Aldaba, Josefina Armenta Galán, Asun Pascual Iriso, Carmen Escudero de Pablo, Ana Serrano Moreno, Mª Asunción García Martínez, Mª Asunción Espada Pueyo, Avelina Sanz Roldán, Mª Carmen Villamayor Vierge, Mª Santos Iribarren Semberoiz, Ana Rípodas Aguado, Viky Osácar Irure, Mª Rosario Etayo Ros, Sonia Jorge Pérez, Conchita El Busto Osácar, Carmen Echeverría Carmen, María Luz Ortigosa López, Mª Pilar Pardo Insausti, Mª Jesús Barandalla, Mª José Abadía, Mª Carmen Goñi Ezcurra, Ana Mª Ruiz Gascue, Milagros Yoldi, Cristina Zabaleta, Edurne Zabalo, Rosa Orte, Ana Gómez Ullate, Mª Teresa Beitia, Isabel Martínez Pascual, Asun Juanmartiñena, Mª Ángeles García Royo, Mª Asunción Villarreal, Mª Victoria Lerga, Teresa Chocarro, Mariano Osés Lacalle, Montse Petri Etxeberria, Mª Ángeles de Borja, Mª Luisa Albisu, Mª Sol Rusio Tabar, Juana Mª Martíez Equísoain, Mª Jesús Maeztu, C. Urdíroz Ariz, Begoña Merino, Carmen Iribarren Berrade, Ana María Cía Lecumberri



GRUPO LA INFORMACIÓN

Conoce nuestro grupo | Empresas del Grupo | Sala de prensa | Contacta con nosotros | Apúntate a nuestro equipo

Diariodenavarra.es | Intendencias.com | Campusdenavarra.com | Campustrophy.com | Fiestasdesanfermin.com | Navarrademedios.es | Directa.tv

© Diario de Navarra
Carretera Zaragoza s/n. 31191 CORDOVILLA (NAVARRA).
Teléfono: 948 23 60 50. Fax: 948 07 60 65.
Aviso Legal | Política de privacidad | Publicación digital controlada por OJDinteractiva