El historiador y escritor Jaime del Burgo Torres, ganador del Premio Nacional de Literatura en 1967, falleció ayer a los 92 años de edad, en la Clínica Universitaria de Navarra, donde se encontraba ingresado desde hace casi seis meses aquejado de parkinson. El investigador pamplonés, padre del diputado de UPN Jaime Ignacio del Burgo, fue académico correspondiente de la Real Academia de la Historia.

Jaime del Burgo Torres, de 92 años (nació en Pamplona el 11 de noviembre de 1912), estuvo casado con Mercedes Tajadura durante sesenta años hasta su fallecimiento ocurrido en octubre de 1999. Fue padre de tres hijos, Mercedes, Jaime Ignacio (diputado de UPN) y María Antonia.

Jaime del Burgo, hijo y nieto de carlistas, vivió las ideas del carlismo, en su línea jaimista, desde su infancia. En su juventud fue secretario de la Juventud Jaimista y durante la II República, en 1932, llegó a ser encarcelado junto con su padre durante seis meses bajo la acusación de conspirar contra el régimen. También durante la República, dirigió los semanarios carlistas La Esperanza y A.E.T.

Organizador del requeté en Pamplona, tras participar en los preparativos del Alzamiento fue voluntario en la Guerra Civil, luchó en ella como capitán de requetés y, estando al frente del Tercio de Nuestra Señora de Begoña que él había organizado, resultó gravemente herido.

Antes, al terminar su carrera de perito mercantil, consiguió por oposición una plaza de auxiliar en el Archivo de la Diputación Foral de Navarra. Dos meses después de lograrla estalló la guerra civil.

Defensor del carlismo tradicionalista, tras la muerte de los pretendientes reales Jaime y Alfonso Carlos, cerró filas en torno a Carlos VIII frente a quienes defendían la regencia y posterior aclamación de Javier de Borbón-Parma.

Llegó a ser procurador a Cortes y consejero nacional del Movimiento, cargos de los que dimitió por su coherencia de ser crítico al régimen franquista. No obstante, éste le propuso ser gobernador civil en Lérida y, más tarde, en Lugo, ofrecimientos que no aceptó.

Creador de la red de bibliotecas

Al término de la contienda, volvió a la Diputación, donde en 1939 fue nombrado director de la Biblioteca General.

En sus últimos años en activo fue director de Turismo, Bibliotecas y Cultura Popular de la Diputación Foral, cargo desde el que creó la red de bibliotecas y desde la que abrió 65 bibliotecas públicas en Navarra, editó 400 folletos en la colección Temas de Cultura Popular (algunos de ellos escritos por él), realizó concursos de embellecimiento de pueblos, etc. Abandonó el puesto, al tiempo que se retiró de la Administración, en 1982, un mes antes de cumplir 70 años.

Al margen de su trabajo en la Diputación, consiguió por oposición el número uno al cuerpo de delegados provinciales del Ministerio de Información y Turismo y pasó a desempeñar este cargo en Navarra. Fue asimismo durante años director de la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona.

Académico de Historia

Jaime del Burgo era académico de la Real de la Historia y contaba con la medalla de plata al mérito turístico.

En 1997, en reconocimiento a su labor investigadora y literaria, se le concedió, siendo ministra de Educación Esperanza Aguirre, la Encomienda con Placa de la Orden de Alfonso X el Sabio, Encomienda que recibió en Pamplona en mayo de 1999 de manos del entonces ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy.

En 2001, por último, fue propuesto candidato para el Premio Príncipe de Viana de la Cultura de ese año.

Asimismo, la amplia trayectoria humanística de Jaime del Burgo como autor de más de medio centenar de obras históricas y literarias fue reconocida por la Fundación Ignacio de Larramendi y la Sociedad de Estudios Navarros, que le rindieron un homenaje en 2003 con la publicación del libro Jaime del Burgo. Una vida al servicio de la cultura. Para entonces una enfermedad que le afectó a la vista le había impedido desde hacía unos años continuar y terminar algunos trabajos históricos que tenía en marcha.

Condolencias del Gobierno

Ayer, el Gobierno de Navarra, a través del consejero portavoz, Alberto Catalán, expresó las condolencias a la familia del escritor Jaime del Burgo. Catalán subrayó que, «a lo largo de su dilatada vida profesional, ha venido desarrollando una importante labor en la Comunidad foral y en el Gobierno de Navarra, de manera especial en la red de bibliotecas de Navarra, desde 1939 a 1982», año en el que se retiró de la Administración foral.