Marco Antonio Sanz de Acedo Montoya, de 38 años, cantante de Tijuana in Blue y Kojón Prieto y los Huajolotes, conocido como Eskroto o Gavilán, apareció el domingo muerto en un piso del barrio pamplonés de la Rochapea. La policía investiga un posible suicidio, ya que apareció colgado de su propio cinturón. Tijuana in Blue, que se unió este año, había ofrecido su concierto de despedida el sábado.

El cuerpo del cantante fue descubierto por su hermano hacia las once de la noche del domingo, en un piso de la calle Vidángoz 22 de Pamplona. El hermano avisó inmediatamente a la Policía Municipal, pero ya no se pudo hacer nada por la vida de Marco Antonio Sanz de Acedo, que vivía en Allo desde hacía unos años. La investigación de la muerte ha quedado a cargo de la Policía Nacional.

Marco Antonio Sanz de Acedo fue la cabeza visible de dos de los grupos más importantes surgidos en Pamplona. Tijuana in Blue se presentó en 1985. Formado por un número muy variable de músicos, logró éxitos reseñables con canciones que mezclaban el rock"n"roll y el ska y presentaban letras unas veces divertidas y otras reivindicativas. Hasta 1992 grabaron seis discos: Potato/Tijuana in Blue (compartido con Potato), A bocajarro, Sopla, sopla (mini LP), Sembrando el pánico, Versioneando (con otros grupos) y Te apellidas fiambre. Marco Antonio Sanz de Acedo, hasta 1991, cuando dejó el grupo, fue una referencia incuestionable en Tijuana in Blue, junto a Jimmy Rodríguez Errea. Era el cantante y su imagen de pelo rapado e influencias punk era inconfundible.

El grupo regresó a la música este mismo año. Editó con la discográfica Gor un disco en directo, Antes de perder el riego, y el sábado ofrecieron en la sala Artsaia un concierto que anunciaron como el último. De un modo que ahora parece premonitorio, Eskroto aseguró antes de aquella gala que era «seguro» que no iban a hacer más proyectos juntos. «Nos queda la sensación de plenitud que hemos sentido en el escenario. Y después de la plenitud está el vacío, es ley de vida. Ahora vemos claramente que es bonito tener un final», declaró el jueves en su última entrevista a Diario de Navarra.

En todo caso, los responsables de la discográfica del grupo o de la sala donde ofrecieron su último concierto afirmaron que su probable suicidio ha sido «una enorme sorpresa». Incluso señalaron que su vida se había estabilizado en los últimos años. Se había trasladado a Allo, de donde es originaria su familia y había encontrado un trabajo estable como panadero, que compatibilizaba con la música.

El gavilán de Kojón Prieto

Marco Antonio Sanz de Acedo aún se hizo aún más conocido como Gavilán. Tras un viaje a México, el cantante se enfundó el gorro de tejano, se dejó perilla y fundó en 1992 Kojón Prieto y los Huajolotes, los reyes de Napar-mex. El grupo, que llegó a sumar 24 componentes, triunfó con rancheras mejicanas tan peculiares y festivas como Insumisión o Eres un hada. Hasta 1995 el grupo dejó tres álbumes. Tras su separación, Marco Antonio Sanz de Acedo se retiró de la música. Hasta el fugaz regreso de Tijuana in Blue de este año. «Es curioso que haciendo el pata llegáramos a vivir de la música», decía en su última entrevista. «Hemos tocado el cielo, lo hemos rozado con la yema de los dedos».