Voluntariado que ayuda a la inserción laboral

Con la campaña “+es+ Voluntariado y Cooperación”, 19 organizaciones sociales nos hemos unido bajo el paraguas de la Fundación @DiariodeNavarra, con el afán compartido de poner en valor la labor de las personas voluntarias.

Personas que dedican su tiempo a diferentes labores y disciplinas como, por ejemplo, compartir conocimientos, talento, experiencia y apoyo, para la inserción laboral de las personas más vulnerables. Un ámbito más para compartir la generosidad y la solidaridad.

Es el caso de Alfredo, voluntario del Plan de Empleo en Cruz Roja, quien quiso poner al servicio de las personas más vulnerables (jóvenes a la búsqueda de su primera oportunidad, mayores de 45 años, mujeres, personas con especiales dificultades para la inserción laboral, etc.), todo el capital humano adquirido durante muchos años en su trabajo como responsable de Recursos Humanos de un importante ayuntamiento de la Comunidad Foral, del que se jubiló en el año 2011.

“Cuando uno se jubila se encuentra, por lo menos en mi caso, que aunque tienes actividades puntuales, tienes mucho tiempo libre y ocioso, lo que supone un vacío y una falta de atractivo en muchos momentos de la semana… Yo solía decir que no le veía la gracia a la jubilación”.

Animado por su esposa, con experiencia también como voluntaria, se puso en contacto con Cruz Roja Navarra. Así fue como se incorporó como voluntario del Plan de Empleo, un área de la Institución que lleva más de 15 años dedicada a mejorar las posibilidades de inserción laboral de las personas con más dificultades.

Dos ratos a la semana, destina su tiempo a recibir a personas y empresas que necesitan contratar personas y ponerlas en contacto con demandantes de empleo. Y a esta labor suma la formación que imparte en materia de contratos, retribuciones y Seguridad Social con distintos grupos de personas en búsqueda activa de empleo.

“Esta actividad, que comencé por interés propio para ocupar mi tiempo libre, se ha convertido en algo altamente gratificante. Cuando por la mañana voy a Cruz Roja, voy optimista, con ilusión, porque además hay un gran ambiente de trabajo, con las personas técnicas y el voluntariado”.

Preguntado por su principal motivación nos cuenta que “ofrezco mi tiempo libre y recibo mucho más que lo que doy, porque ves a personas altamente necesitadas, con grandes carencias que se acercan en busca de trabajo y cuando lo encuentran las ves felices y contentas, ¡¡eso no se paga con nada!!.”

El voluntariado es altamente gratificante porque recibes mucho más de lo que das, el voluntariado engancha, es algo que te llama y que te llena.”

Como Alfredo, son muchas las personas enganchadas al voluntariado destinado a ayudar a personas que viven uno de los principales factores de desigualdad social: la dificultad en el acceso al empleo.

Todas han hecho posible la inserción laboral de miles de personas.

¡Gracias por leernos y compartir!

Esta entrada fue publicada en Cruz Roja, Empleo, Humanidad, Inserción laboral, Solidaridad, Voluntariado y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *