Tu peso importa a la hora de elegir zapatillas

En mi primer artículo en este blog os hablé de los 3 aspectos más importantes al elegir zapatillas: pisada peso y uso.

En las consultas que recibo habitualmente en ZapatillasRunning.net los corredores suelen dejar claro para qué quieren las zapatillas (“rodar” sin mayores pretensiones, batir marca personal, empezar a correr por montaña…) y su pisada, pero todavía son muchos los que omiten el dato de su peso porque (imagino) no creen que tenga mucha importancia. “Quiero bajar de 40 minutos en 10K y soy pronador leve… ¿qué importa mi peso?”.

Cualquier entrenador te dirá que el secreto para batir tus marcas es relativamente sencillo: un buen plan de entrenamiento estructurado y regularidad. Para lo primero lo mejor es precisamente un entrenador, para lo segundo, además de voluntad, necesitas mantenerte “libre” de lesiones. Y en esto último entra tu peso.

En un reciente estudio investigadores de University of South Australia’s Sansom Institute for Health analizaron a 61 corredores entrenados y les realizaron un seguimiento durante 26 semanas.

Encontraron que los corredores de más de 85 kilos que utilizaban zapatillas ligeras triplicaban por 3 sus probabilidades de lesionarse en relación a cuando usaban modelos más apropiados para su peso. En runners que pesaban menos de 71 kgs no se detectó que el índice de lesión se incrementara por utilizar zapatillas ligeras.

Las zapatillas más ligeras pueden ayudar a correr más rápido pero, especialmente, en los corredores pesados puede aumentar el riesgo de lesión. Y no importa si es una persona más alta, más musculada o tiene sobrepeso, aquí el factor importante es el peso real.

Varios son los factores que hay que introducir en la “coctelera” a la hora de eligir una zapatilla. Entre ellos no te olvides de meter el peso. Una elección de zapatilla inadecuada a tus necesidades aumenta el riesgo de lesión.

Bonus: La zapatilla de arriba es la Asics Noosa Tri 11 (264 gramos para una 42’5 de hombre). Es una mixta principalmente recomendada para pronadores leves habituados a ritmos rápidos. “Sobre el papel” está indicada para un pequeño % de la comunidad runner… pero su atrevida combinación de colores la convierten en un modelo bastante vendido. Es la clara demostración de que todavía mucha gente no tiene en cuenta peso, pisada y uso a la hora de seleccionar su material para correr. Desde tribunas como está seguiremos tratando de concienciar. 😉

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *