Lo que el Reto maratón sub 2 nos está enseñando sobre zapatillas

El próximo sábado Nike, con su equipo de atletas, entrenadores, médicos, fisiólogos, ingenieros, técnicos cargados con GoPro, etc. bautizado como “Breaking2”, intentará en el circuito de Monza bajar de 2 horas en maratón. Un reto en el que también está inmerso Adidas con su “Sub 2 horas” y otro tercer grupo llamado “Sub2hrs” liderado por el científico Yannis Pitsiladis y el atleta Kenenisa Bekele.

En un desafío en el que se han embarcado las dos grandes multinacionales deportivas, como no podía ser de otra forma, las zapatillas están teniendo un papel casi tan protagonista como el de los propios atletas.

Aunque Nike afirma que su zapatilla para afrontar este ambiciosísimo reto puede ayudar a sus corredores a mejorar su economía de carrera ¡hasta en un 4%! esto es algo que todavía se tiene que demostrar científicamente. Está claro que unas zapatillas por si solas no van a bajar de los 120 minutos en la maratón, pero aprovechemos para aprender un poco más sobre calzado para correr con todo lo escrito sobre ellas.

Como todavía no hay mucha información oficial sobre las Adizero Sub 2 me voy a centrar en algunos aspectos de las Zoom Vaporfly Elite, los “misiles” que calzaran Eliud Kipchoge, Lelisa Desisa y Zersenay Tadese en Monza:

Mediasuela

Este punto siempre ha sido uno de los cruciales de las zapatillas. La última gran revolución la capitaneó Adidas hace unos años con el lanzamiento del Boost, material que ya prometía mayor amortiguación y reactividad junto a un menor peso. En la misma línea otras marcas como Saucony y Puma han presentado en las últimas temporadas otras tecnologías de primer nivel como POWERGRID+ (20% más de amortiguación y un 15% más de resistencia que su anterior material) o Ignite respectivamente.

Uno de los principales avances de Nike en sus Zoom Vaporfly Elite  es una espuma que pesa en torno a la tercera parte de su conocida Cushlon ofreciendo un 13% más de retorno de energía.

Adidas, como cabía esperar, va por el mismo camino. Sus Adizero Sub2 parece ser que incluirán en su mediasuela Boost Light, una evolución del Boost más ligera y con mayor respuesta.

¿Qué nos enseña Sub 2? La parte más importante de la zapatilla es la mediasuela. Y las marcas lo saben y tienen sus departamentos de I+D centrados en ellas. Esto parece contradecir las afirmaciones de que las zapatillas baratas son las mejores para correr

Peso

Hay estudios que establecen que por cada 100 gramos de peso se puede llegar a un 1% de mejora en la economía de carrera. Esto ayuda a entender porqué en los últimos años las marcas han emprendido una “encarnizada” carrera por ver quién era capaz de “adelgazar” más sus modelos.

Zoom Vaporfly Elite parece que está por debajo de los 190 gramos. ¡Adidas se rumorea que está intentando que sus Adizero Sub 2 pesen menos de 150 gramos!

¿Qué nos enseña Sub 2? Si estás buscando romper tus marcas personales el peso de tus zapatillas si que importa. Pero no olvides que para que una zapatilla sea ligera tendrá que sacrificar otros aspectos como la amortiguación. Si solo corres por diversión o para mantenerte en forma unas zapatillas ultraligeras posiblemente no son la mejor opción para ti.

Drop y técnica de carrera

Muchos corredores todavía asocian un drop bajo a correr más rápido. Dennis Kimetto ya demostró que esto no era así cuando “voló” a un ritmo de 2:54 durante 42k para batir el récord del Mundo de Maratón. Las ultrarápidas Zoom Vaporfly Elite vuelven a dejar en evidencia esta falsa teoría apostando por el “clásico” drop de 10 milímetros.

¿Qué nos enseña Sub 2? Drop bajo no es sinónimo de zapatillas más rápidas.

Muchas voces se han alzado en los últimos meses defendiendo que bajar de las 2 horas en maratón en 2017 es imposible y que detrás de estos retos lo único que se esconde es una gran campaña de marketing. Quizás algo de ello hay, pero de lo que no hay duda es de que en estos momentos hay equipos de gente muy brillante trabajando duro en conseguir la zapatilla más rápida posible para una maratón. Aprovechemos la coyuntura y aprendamos lo que podamos. 🙂

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *