Mierda de políticos (*)

Acabado el segundo capítulo electoral, y esperemos que sea el último de la legislatura por estrenar, se ha desencadenado un huracán de malos modos contra la voluntad del pueblo soberano, la fiesta de la democracia y otras metáforas con las que se llenan la boca algunos políticos, pero que sólo son, por lo visto, postureo.

No entienden el voto a partidos implicados en la corrupción, y eso es comprensible; lo que ya no es de recibo es proferir frases como que éste es un país de mierda, que equivale a catalogar a buena parte del electorado como una auténtica eme. Y por ahí, no, amiguito. Si no te han votado y han preferido hacerlo a partido o partidos sembrados de corrupción, pregúntate a ti mismo cuánto de mal haces las cosas para que te den la espalda. Ésa es la reflexión que te corresponde, y no tachar a este país de mierda.

Este es un país que, con sus problemas, corrupciones, paro, frenos a la cultura y la educación y otras lacras…, es maravilloso, y si  no te gustan sus gentes, equivocas tu vida y tienes un grave problema por delante. Un respeto al pueblo, compa, y analízate a ti msmo antes de pegar palos de recalentón estúpido.

También nosotros, cuando los políticos no cumplen, y mira que hay veces, podríamos decir qué pasa con esos políticos de mierda, pero no lo decimos, no al menos públicamente ni ostentando un cargo de repercusión mediática. Hala, salud.

 

(*) Eso no se dice

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *