‘Anomalías’, una novela inclasificable y necesaria

Imaginemos que la raza humana experimentara un salto evolutivo inesperado e inmenso que, de repente, la situara como una de las especies más avanzadas del universo. Imaginemos que esto fuese el argumento de una novela inclasificable e inteligente, con altas dosis de ficción, realidad, drama, humor, amor, historia y aventura. Imaginemos que la historia narrada fuese capaz de sugerir respuestas a las inquietudes más profundas del hombre. Imaginemos que, además, la narración se desarrollara con agilidad, espontaneidad y un lenguaje exquisito que atrapara al lector sin soltarlo, a causa de su humor inteligente y su profunda perspectiva… ahora dejad de imaginar porque esta novela existe. ¿Su título? ‘Anomalías’.

Higinio Serrano PérezJosé Villalba Medina son Hiji&Jou, autores de la novela titulada ‘Anomalías. De Uclés a Encélado’, una obra literaria que nos lleva de viaje a través del tiempo y del espacio haciéndonos pensar, intrigando y divirtiendo al lector a partes iguales.

Higinio es un experto en programación y José un abogado con la mirada puesta en la ciencia y en la tecnología. Ambos han viajado por medio mundo y cuentan con un profundo conocimiento acerca de disciplinas tan variadas como la historia, la literatura, la tecnología o la ciencia. De ahí que hayan necesitado encontrar un universo común pero único en el que desarrollar las historias que les bullían en la imaginación y que han ido dando forma a cada uno de los capítulos de este libro sorprendente, imposible de etiquetar y necesario. Es nuestra apuesta esta semana en el blog.

Pasen y lean.

Sopa de Letras: ¿Por qué señaláis especialmente el hecho de que “Anomalías” es una novela que ha sido documentada “hasta límites extremos”?

Hiji&Jou: Por dos motivos: porque es el nombre que damos a un actor principal de la trama y por haber sido incapaces, como autores, de encasillar al cien por cien nuestra novela en ningún género literario conocido.
Decimos que se trata de una obra documentada hasta límites extremos porque nuestra forma de entender la ciencia ficción es ser lo más realistas posible y esto no es muy habitual. Nos da la impresión de que en España, cuna de “El Quijote”, la ciencia ficción ha sido el patito feo de la literatura porque después de Cervantes casi ningún escritor se la ha tomado en serio. Pues bien, nosotros sí que lo hemos hecho y hemos decidido desde el primer momento crear una novela de calidad, intentado alejarnos de las modas, sin someternos a contratos, imposiciones de mercado ni estilos: hemos creado la novela que nos hubiera gustado leer. No es una obra de juventud, no es habitual escribir a cuatro manos. ¿Ciencia ficción en donde la mayor parte de lo que se cuenta es real? ¿Para qué documentar lo ficticio? Lo repetiremos una y otra vez: nuestra forma de entender la ciencia ficción es ser lo más realistas posible.

SDL: ¿Estáis de acuerdo con la impresión que algunos tienen de que el universo, incluso la vida, es una sucesión de anomalías?

HJ: No estamos de acuerdo. Creemos que tanto el universo como la vida son una sucesión de hechos interrelacionados, pero no una sucesión de anomalías. Llamamos anomalía a todo aquello que resulta extraño desde un punto de vista en donde el hombre siempre ha sido la medida de todas las cosas. El universo, la vida… No es que sean normales o anómalos, simplemente son maravillosos. Deberíamos observar más y estudiarlos para aprender, en vez de perder el tiempo con las etiquetas, que no aportan mucho al conocimiento.

SDL: Hiji&Jou es como firmáis el libro. ¿Cómo os presentaríais?

HJ: Somos dos “Piterpanes” que aún creen firmemente en la existencia de los países de “Nunca Jamás”. Los de nunca jamás te rindas, ni dejes de perseguir tus sueños, ni de trabajar por ellos. Ambos sabemos de primera mano que la vida va en serio y en su momento decidimos salir de nuestra zona de confort para acometer un proyecto como “Anomalías”. Higinio lo sabe mejor que nadie porque, después de haber sufrido un grave accidente laboral, ha tenido que reinventarse por completo. Jose por su parte, ha encontrado por fin el significado de la palabra “vocación”… No estamos diciendo que sea fácil ser embajadores de los países de Nunca Jamás, solo decimos que merece la pena.
Hiji es Higinio, Jou es Jose, pero Hiji&Jou es más que la suma de dos personas. “Anomalías” hubiera sido inviable sin este catalizador: “&”.

Higinio Serrano Pérez y José Villalba Medina -Hiji&Jou- en una de las entrevistas de radio que han protagonizado tras la publicación de ‘Anomalías’.

SDL: ¿Cómo fue el proceso de escribir la novela a cuatro manos? Y ¿porqué razón decidisteis que fuera así?

HJ: El principal problema de escribir a dos cerebros (más que a cuatro manos), de cualquier trabajo en equipo, es la lucha de egos. Los nuestros ya están domesticados. ¿Lo mejor? Repartirse las tareas. Claro que hemos discutido mucho, por supuesto que nos hemos enfadado, reído el uno del otro… Pero cada uno sabemos cual es nuestro sitio. Hemos escrito a medias sin invadir nuestras respectivas áreas de trabajo y a sabiendas de que los enfados no tienen nada de personal. Siempre hemos tenido muy claro cuales eran las limitaciones y fortalezas de cada uno: Higinio Serrano no escribe, por tanto urdiría la trama y José Villalba se enreda con cualquier cosa, pero es buen escritor. Sobra decir que la línea que delimita ambos campos no está trazada con un láser, pero cada uno confiamos ciegamente en que el otro va a realizar su trabajo de la mejor manera posible porque amamos este proyecto y por él hemos sido capaces de llegar a un punto de equilibrio.

SDL: ¿Es una novela filosófica, de género fantástico, histórico, un thriller o de ciencia ficción?

HJ: No se trata de género fantástico porque entre las páginas de nuestra obra la imaginación se ciñe todo lo que puede a la realidad, aunque sin dejar de volar . Por otra parte la filosofía encuentra en “Anomalías” un nuevo significado sin perder su identidad. Hemos vuelto refrescante lo rancio de la Historia y a estas alturas del siglo XXI no sorprende a nadie encontrarse con un thriller de ciencia ficción. Hay sexo (algún lector opina que está presente, pero escaso) sin ser novela erótica, así como amor y mucho humor. Simplemente hemos utilizados todos los recursos a nuestro alcance. Si alguien es capaz de encasillar “Anomalías” en algún género que nos lo diga; nosotros no hemos sido capaces.

SDL: ¿Qué es la cognosciencia, el fenómeno en torno al que gira toda la novela?

HJ:  Vemos la cognosciencia como el siguiente paso en la evolución del cerebro humano, que conlleva la facultad de poder pensar en conjunto. No se trata de las clásicas mentes-colmena. Tampoco telepatía, sino de la capacidad de poder conectar las mentes de personas con una base conceptual común para compartir conocimiento. El potencial del pensamiento conjunto hace que el “todo” resulte mucho más que la suma de sus partes y convierte al pensamiento en el arma más poderosa del universo.
Descubriremos que algo nos observa desde el espacio: ¿porqué?, ¿para qué? ¿desde cuándo? Es imprescindible leer “Anomalías” para averiguarlo.

SDL: Uclés, Encélado, el pirata holandés Olivieiro van Noort… Habladme de los lugares y de los personajes de la novela. ¿Quienes son y porqué ellos y no otros?

HJ: Si reculamos hasta la casilla de salida, lo cierto es que Jose siempre quiso ser escritor y escribir una novela sobre Uclés. Vivió en ese monasterio y cursó estudios como interno desde pequeño, pero resulta que lo que le gustaba de verdad era la ciencia ficción y allí cuadraba más Encélado. De joven adquirió una edición facsímil de los manuscritos de la Historia de las Cosas de Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún, que se creían perdidos y fueron descubiertos hace trescientos años en la Bilbioteca Medicea-Laurentiana de Florencia. En ellos el fraile recogió parte del saber del Nuevo Mundo antes de su desaparición.

La historia que se cuenta en ‘Anomalías’ se desarrolla en su origen a caballo entre los siglos XVI y XVII en España, en Uclés, un pueblo de la provincia de Cuenca donde se encuentra el Monasterio de Uclés que fue cabeza de la Orden de Santiago (caput ordinis).

Cuando surgió la posibilidad de crear una novela mano a mano con Higinio, hubo que poner sobre la mesa todo lo que teníamos, desde libros a conocimiento, pero resulta que nos gusta aprender de todo: medicina, astronomía, matemáticas, historia, botánica, biología, geología, informática, música, arte… No sabíamos por dónde empezar hasta que, en un viaje a Alemania, visitamos la Isla de Mainau en el lago Constanza y lo supimos: comenzaríamos ahí, en la casa de los Bernadotte, los primos de los reyes de Suecia.

La Isla de Mainau en el lago Constanza.

¿Porqué? Pues porque sí, aquello era precioso y nos gustó. Se trataba del capítulo 1, pero si queríamos atrapar a cierto tipo de lector, deberíamos comenzar con un capítulo anterior de pura ciencia ficción, y así fue como surgió el capítulo 0.
En cuanto a van Noort, tuvimos que bajarnos su libro de viajes escaneado de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y traducirlo nosotros mismos del francés antiguo, pero esto sería muy largo de contar.
¿El resto de los personajes? No describimos físicamente a ninguno pero quienes lean “Anomalías” imaginarán perfectamente como son y se trata de estos y no de otros porque se encontraban, según nuestra cabeza, en el momento pasado, presente o futuro y en el lugar oportuno.

SDL:Es una novela donde los detalles tienen mucha importancia. ¿Qué explicación tiene este hecho en el marco de la historia que contáis?

HJ: Higinio crea la trama, pero la forma de escribir de Jose es muy peculiar: se abstrae totalmente de la realidad y entra en el mundo que Higinio ha creado. En realidad no escribe, sino que muestra al lector lo que ya ha visto en su cabeza. Allí suceden las cosas que él nos cuenta con todo detalle sin intervenir.
Hemos pretendido que “Anomalías” resulte una experiencia definitiva para el lector. Hemos querido que sea una novela muy visual para que quien la lea se olvide de dónde está y se sumerja entre sus páginas. Y para que esta tarea no resulte cansina, hemos limitado la extensión de los capítulos a una media de ocho páginas. Son correlativos, pero pueden leerse como relatos cortos, golosinas ideales para aprovechar esos tiempos muertos en el transporte público, o antes de dormir, sin tener que estar pensando “cuando acabará”.

SDL: Conceptualmente, para vosotros la literatura es más que un arte, se trata más bien de un vehículo para remover, hacer pensar… 

HJ: Nos gusta aprender y creemos que un vehículo de comunicación tan potente como una novela debe ser aprovechada en todos los sentidos. El reto es hacerlo de forma amena, sin perder el hilo de la trama, sin agobiar, sin aleccionar. Nos gusta pensar cuando leemos y también hacer pensar al lector, que sea partícipe de lo que ocurre, que pueda opinar, que le apetezca saber más de lo que contamos, en fin, que “Anomalías” entre a formar parte de su vida, pero de verdad. Ha sido un reto conseguir todo esto sin perder de vista la belleza del lenguaje, pero creemos haberlo conseguido. “Anomalías” es toda una experiencia emocional.

SDL: También entendéis que la literatura debe divertir. 

HJ: La vida se encarga por sí sola de aportarnos una buena dosis de drama a cada uno, no necesitamos añadir más, gracias. Así que hemos usado la escritura como antídoto. El sentido del humor que encontrarás en nuestra obra no siempre resulta evidente, a veces es humor un poco negro, otras soltarás la carcajada, pero siempre se tratará de humor inteligente. ¿A quién no le gusta divertirse? ¿Estamos locos? ¡Pues claro que la literatura debe divertir!, pero en una buena novela debe haber sitio para todo. En el mundo falta risa y si podemos contribuir a que haya más, lo haremos.

SDL: Habéis vivido alguna anécdota interesante o divertida desde que publicasteis el libro? ¿Nos la contáis?

HJ: La verdad es que ha habido muchas anécdotas pero con algunas de las que más nos hemos reído han sido las referentes al título en castellano y en inglés. Anomalía en inglés se traduce como Oddity y dudábamos si poner el título en inglés o en castellano. Mi madre (no desvelaremos de qué madre se trata) preguntó
—¿Y cómo se titula la novela?
—Oddity —respondimos.
—Ah.., interesante —dijo ella—: “Bobi”
La madre de una amiga nuestra preguntó lo mismo pero respondimos en castellano:
—Anomalías —dijimos.
—Humm… “Ana María” —apostilló.

Nos hacíamos pis…

SDL: ¿Próximos proyectos en mente?

HJ: En la actualidad estamos escribiendo dos novelas más: por una parte la continuación de “Anomalías”, y ¡ojo!, que decimos continuación, no segunda parte. ¿Cuál es la diferencia? Pues que una segunda parte tiene tufo de añadido. El universo que hemos creado es mucho más extenso que esta primera novela, lo que ha ocurrido es que no nos cabe todo en un solo libro y hemos tenido que cortar, pero la historia continúa y la forma en la que lo hace ha estado en nuestra mente desde el principio. El otro proyecto en el que estamos inmersos es una novela corta que nos cuenta la vida de uno de los protagonistas principales. Higinio está creando un cómic basado en “Anomalías” que verá la luz probablemente en 2018. En estos momentos se esta traduciendo nuestra novela al inglés.

José Villalba Medina e Higinio Serrano Pérez son Hiji&Jou, autores de ‘Anomalías’.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ‘Anomalías’, una novela inclasificable y necesaria

  1. Anomlia dijo:

    Son DOS GENIOS !! Dos “Julios Vernes” adelantandose siglos a la evolucion !!! Yo, su Anomalia.

  2. Alejandro dijo:

    Es la entrevista más divertida que he leido. Si la novela es igual voy a flipar.

  3. Jose dijo:

    Un libro increible creado y escrito por dos mentes/personas maravillosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *