El mundo necesita tu libro

you

Y no lo digo yo, lo dice el reto NaNoWriMo (que yo pronuncio tal cual pero por lo visto ha de decirse “nanograimo”).

Se trata de escribir una novela de 50.000 palabras (lo que vienen a ser unas 175 páginas) durante este mes de noviembre (el plazo es la medianoche del día 30). Nada más y nada menos, lo sé, lo sé, shhh, pero la experiencia de las ediciones anteriores confirma que es posible.

¿No tienes una historia chula que quieras contar?

friends

Una de las mejores partes de este reto es que no estás solo ante el peligro, porque en la aventura te acompaña gente de todos los puntos del mundo y de todas las edades a partir de los 13.

La siguiente parte, que a los procrastinadores nos llena de emoción, es que no hay horarios, sólo un plazo final. Y la tercera mejor parte es que puedes escribir lo que te venga en gana.

En serio. No importa que lo que escribas no valga un pimiento ni que sea tal basura que desees quemar el manuscrito hasta convertirlo en cenizas para que se las lleve el viento y aquí no ha pasado nada. Ya lo explicó la Oro (la de ‘Croquetas y wasaps‘): cantidad sobre calidad.

Así que, ¿nos ponemos a ello? Aún queda mucho noviembre.

Lo primero es lo primero: ¿realidad o fantasía?, ¿protagonista o protagonistas?, ¿tema?, ¿quién narra?, ¿cuándo y dónde va a pasar todo?

Son muchas preguntas, tomémosnoslas con calma.

koala 1 koala 2 koala 3 koala 4

Para escribir un libro juvenil necesitamos un elemento básico que nunca falla: ¡nada de padres!

Los padres están prohibidos porque no son compatibles con las grandes aventuras, así que tienen que morir, o irse de viaje, o trabajar tanto que no se fijen en las idas y venidas de sus retoños, o estar secuestrados.

Imagina, por ejemplo, que Harry Potter (recuerda que me cae mal) hubiera tenido padres: Voldemort todavía tendría nariz y seguiría haciendo el mal por ahí, Harry no sería un héroe ni se habría juntado con Ron y Hermione para salvar al mundo, el símbolo ϟ no significaría nada para toda una generación de lectores…

La perfección extrema, la superficialidad o la blandura de cáracter son otros elementos recurrentes en la literatura juvenil más comercial. Lo que sucede es que los personajes que son así suelen resultar muy irritantes.

irritado

Yo prefiero personajes pegaditos a la realidad, con sus granillos, sus profundidades, sus comentarios desafortunados, sus locuras pasajeras, sus miedos, sus comentarios avispados…

Por ejemplo, para mi gusto Edward Cullen (de ‘Crepúsculo’) es un vampiro demasiado guapo, y demasiado listo, y demasiado recto. Por no hablar de Hadley Bishop (de ‘Cosas de brujas’), una tipa que va a lo suyo y para colmo se enamora en un día. ¡Uno! ¡Y se enamora para siempre!

Sé que el NaNoWriMo es para escribir a lo loco, pero como en un instante de enajenación mental se me colara un protagonista de estos…

nones

Y ahora, ¿ya te has comido la cabeza lo suficiente y tienes más o menos clara la base de tu novela? Pues kilos de ánimo ¡y a escribir!

Primero una tecla y después otra. Rodéate de un ambiente que te motive y no te distraiga, intenta crear una rutina de escritura, guarda el móvil un ratito en el cajón y deja de pensar en el doble check azul de Guasap, date premios (por cada 1.000 palabras, un poquito de chocolate o fruta si eres una persona sana…), date un paseo si te bloqueas y recuerda que lo único que podría estar en juego es tu orgullo, charla con otros nanowrimers de la locura a la que os habéis sumado… Y disfruta. Sobre todo eso: pásatelo bien escribiendo tu libro, porque de eso va este juego loco.

Ahora debo irme.

hasta la semana que viene

¡Ah! #tuhistoriaimporta

Acerca de Alba Úriz Malón

Filóloga, periodista, música, bloguera, gatuna, vegetariana, chocolatera y del precioso norte que me parió (el orden de los factores no altera las cosillas).
Esta entrada fue publicada en Begoña Oro, Crepúsculo, Harry Potter, NaNoWriMo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El mundo necesita tu libro

  1. Alba Úriz Malón dijo:

    A mí… Mejor no contar, jajaja.

    A por todas, Marusqui, que tú puedes, ¡hu ha!

  2. Mara Oliver dijo:

    a por esas 50.000!!!
    a mí solo me quedan 49500 😛
    un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *