¿Hacia dónde irá Juego de Tronos?

got-finale-recap-lead

Spoilers de la sexta temporada

Ha sido difícil permanecer ajeno al final de Juego de Tronos. Ninguna serie en el mundo despierta tanto interés como la ficción de HBO, un auténtico fenómeno mundial que agita redes y conversaciones entre compañeros de trabajo. He pasado de puntillas por Twitter y Facebook con el objetivo de llegar ‘virgen’ al último capítulo de la sexta temporada. ¿Posiblemente uno de los mejores de la serie en toda su historia?

Han pasado seis años desde que se emitió el primer capítulo de la primera temporada. Desde entonces, la serie se ha pasado a cuchillo a sus principales protagonistas, sin miramientos, dejándonos un tablero final que se prevé más apasionante que nunca.

Vayamos por partes. Empezamos por Desembarco del Rey, donde el ‘atentado’ con fuego valyrio de Cersei he eliminado de un plumazo al Gorrión y sus secuaces del Septón Supremo, así como a Margaery, Loras, Mace, Kevan y Lancel. Todo para conseguir una revancha que Cersei ha cocido a fuego lento, resguardándose primero detrás de la Montaña y protegiendo después a su hijo de las atrocidades que estaban por venir. A través de un inicio sensacional guiado por un piano y un contrabajo maravillosos, la serie deslizó un desenlace perfecto que terminó con el suicidio de Tommen, ejecutado de una forma poco común en Juego de Tronos: en segundo plano, de espaldas y en silencio. Pero ni siquiera eso perturbó el rostro de Cersei, a la que sólo la tortura de quien le hizo daño le sacó una expresión de felicidad en la cara. No lo hizo la conquista del trono de hierro, que ha llegado a ella de forma natural tras perder a su padre, madre y tres hijos: los enemigos debían ser ejecutados y la paz, restaurada.

Repuesto el poder de los Lannister –Tommen nunca llegó a gobernar, y sus decisiones nunca tuvieron influencia en el mapa territorial de Juego de Tronos-,  Desembarco del Rey se prepara ahora para hacer frente a los enemigos que están por venir. Y esos no son otros que Daenerys Targaryen, Jon Snow y el Rey de la Noche.

Empezamos con la Reina de los Ándalos y los primeros hombres, Khaleesi del gran mar de hierba, Rompedora de Cadenas y Madre de Dragones, que ha instaurado de forma definitiva la paz en Meereen a lomos de sus dragones y que ahora tiene a su mando una gran flota con la que reclamar su derecho al trono. A su lado tiene también dos de las piezas más interesantes, Tyrion Lannister, mano del rey tras una escena enternecedora entre ambos; y Varys, que resultará fundamental en el futuro tras pactar una alianza con Dorne y la poderosa Olenna Tyrell, que clamará venganza tras el asesinato de su hija Margaery. ¡Por fin Dorne tendrá algún interés!

476290-game-of-thrones-season-6-episode-10-dragons

Definido este frente, y con la suma de los hermanos Yara y Theon Greyjoy de las Islas del Hierro, nos vamos hasta Invernalia para encontrarnos con el renacido Jon Snow. Un personaje fundamental para la serie al que no hacía falta matar, y mucho menos resucitar. ¿Qué línea roja traspasó Juego de Tronos con esta decisión? La más importante de todas: la muerte. Si un elemento había definido a la serie durante todos estos años era la capacidad para eliminar a sus principales protagonistas, sin miramientos. Esto había dotado a la muerte de una carga dramática que no tendrá a partir de ahora, ya que no resultará inevitable -por lo menos sí poco probable, tras el destierro de Melisandre-.

Dicho esto, la sexta temporada nos ha dejado por fin la muerte del asqueroso Ramsay, un personaje detestable con el que la serie había sido indulgente pero al que le llegó su hora en el noveno capítulo. Un sensacional episodio -como viene siendo costumbre- que reinstauró el apellido Stark en Invernalia en una batalla épica con detalles únicos: el cruento juego de la flecha, el montón humano de cuerpos sin vida y la entrada in extremis de los estandartes azules con águilas blancas. En este punto, la decisiva actuación unilateral de Sansa introdujo en el tablero un dilema muy interesante: ¿quién es el legítimo sucesor en el trono? ¿Están Sansa y Jon Snow lo suficientemente unidos? Seguro que Meñique tiene mucho que decir en todo esto. De momento, nos quedamos con la imponente presencia de la pequeña Lady Mormont, un personaje que la serie debería explotar más tras el triste adiós de Hodor -sin duda, el mejor momento de toda la temporada-. Qué triste fue verse despedir al gigantón de una única palabra, al que su vida le fue sacrificada por una causa mayor. Ahora, Bran es el nuevo Cuervo de Tres Ojos, lo que le permite viajar al pasado y alterarlo. En su último viaje, la serie abrió el turno de preguntas sobre la discutida paternidad de Jon Snow. Ahora ya sabemos que su madre es Lyanna Stark, la hermana de Ned Stark. Por lo tanto, corre por sus venas sangre Stark, lo único que ha importado para proclamarle nuevo rey de Invernalia. Pero, ¿quién es su padre? ¿Podría correr por su venas también sangre Targaryen? ¿Podría ser el sobrino de Daenerys Targaryen? ¿Qué posibilidades tiene esto para el futuro? ¿Acabarán casándose Jon Snow y Daenerys Targaryen, que ha renunciado al amor con el objetivo de forjar una alianza matrimonial en el futuro? Veremos. Aquí tenéis una teoría sobre todo esto.

De momento, hemos dejado a Bran a las puertas del Muro, que parece estar protegido contra la magia y, parece ser,también contra el Rey de la Noche. Un horda de zombies que llegará tarde o temprano tras la venida del invierno más frío en 1.000 años. Winter is here.

Lo que no sabemos es qué sucederá primero: si la guerra Norte-Madre de Dragones contra Desembarco del Rey o la entrada en tromba del ejército de los muertos. Y si Arya llegará a tiempo de unirse a la fiesta tras demostrar que ha llegado a ser más despiadada que nadie: no sólo mata, sino que disfruta con la confección de un pastel macabro.

Tampoco sabemos qué papel jugarán Bran, El Perro, Samwell Tarly o Brienne of Tarth en todo esto. Por eso esperaremos la séptima temporada con absoluta devoción: promete emociones fuertes que los aficionados a la serie estábamos esperando desde hacía años. Veremos. De momento, ya está confirmado que Juego de Tronos tendrá, por lo menos, dos temporadas más, posiblemente más breves.

 

En Twitter: @sanchez_josemi
En Facebook: /blogfueradeserie

Esta entrada fue publicada en HBO, Juego de tronos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *