Historia real

Otra noche sin dormir. Sabía  que esto pasaría… todos lo sabíamos. Iba a llegar el momento en el que tendríamos que tomar decisiones nosotros. Pero no ahora, no tan pronto. Yo, en mi imaginación, intuía que dentro de un tiempo, papá nos convocaría a una reunión del consejo de familia en la que discutir, discusión iba a haber seguro!, pero con papa delante todo se soluciona, él es el dueño, el director, el Sheriff como nos gusta decirle cuando pasamos por delante de su despacho….y nos devolvía una sonrisa, más mueca que sonrisa, pero nos bastaba.

Mi hermana Ana, tan parecida a papá, con esas dotes de mando y ese carácter autoritario que tantas dificultades nos han supuesto….la gente no quería trabajar en su departamento, no deja que se sientan cómodos. Según ella la calidad en la producción requiere una seriedad y un rigor que exige esa actitud de vigilancia y desconfianza hacia sus colaboradores. Como papá, de él he aprendido, dice..…

Al contrario que mi hermano Javier, que maneja el departamento comercial con verdadero sentido de trabajo en equipo. Ha sabido crear un ambiente relajado y ¡que funciona! Cumplen objetivos, tienen muchas reuniones pero parecen ser muy productivas y la manera de tratarse entre ellos es de verdadera camaradería.

Y en mi departamento, financiero-administrativo….vaya rollo de departamento me ha tocado…..tengo 3 personas a mi cargo y llevamos el control administrativo, financiero y otras áreas colaterales, como son la administración de personal, la prevención riesgos laborales o la formación. Somos ese departamento inespecífico, que por serlo, admite todo lo que le eches: certificaciones de calidad y medio ambiente, elaboración de planes estratégicos (así salen…), planes de gestión, seguimiento de objetivos, ¡hasta la preparación de la cena de navidad de la plantilla! Por supuesto, también somos el departamento que siempre está en la oficina, por lo que mi equipo son las personas que se ocupan de la primera recepción del cliente.

Y encima, somos ese grupo en el que recae lo que nadie quiere…. y lo que es nuevo, y se incorpora por primera vez en la empresa. Todavía me acuerdo de lo que supuso hacer de manera interna la selección de personal….se valoró que era un gasto externalizarlo y que lo podíamos hacer internamente. Todo parece fácil cuando lo hacen los demás, ¿verdad?

¿Debería tomarme otra pastilla para dormir? Ya son las 4.00….

Y no me quito de la cabeza lo que me ha dicho en el tanatorio Andrea, mi hermana pequeña, la risueña y consentida por todos Andrea….necesita trabajar, se va a divorciar de Juan, (nunca nos gustó nada, a papá sobre todo), y quiere un puesto en la empresa porque va a tener que mantenerse por sí misma, nunca hasta ahora ha trabajado, no lo necesitaba……¿estará preparada para asumir las responsabilidades que esto supone? Igual cree que lo que hacemos aquí es pasar la mañana…..cuando se enteren Ana y Javier……a ver que dicen. Ana es la que va a poner más pegas, ¡veras! Habrá que estudiar que se puede hacer, dónde incorporarse, qué retribución….uf….¡problemón!

Y aquí sigo, otra noche sin dormir, dándole vueltas a todo esto y además habrá que pensar en cómo vamos a hacer a partir de ahora para conseguir mantenernos en el mercado, ¿diversificar productos? ¿buscar otros mercados? Me gustaría conservar, incluso aumentar si podemos la plantilla de empleados…….somos una empresa pequeña, pero soy muy consciente de que 30 familias de nuestro entorno dependen de nosotros y ellos también lo son. Por sus miradas en el tanatorio, he visto su preocupación, yo también la tendría.

Es mejor no pensar ahora en eso….son casi las 5.00h…..mañana, hoy mejor dicho, tenemos la incineración a las 9.30h, no sé si lograré mantenerme despierto y sin embargo ahora no hay manera de conciliar el sueño. ¡Aunque sea un par de horas! Me pongo a contar ovejas y me aparecen con las caras de mis hermanos….me da la risa y otra vuelta en la cama. Voy a despertar a mi mujer y se va a enfadar. Ella también. Cuanto enfado, ¡cuanta desconfianza! Y mañana enterramos a mi padre, ¡¿Cómo se te ocurre tener un infarto cerebral con solo 60 años?! Y así, en cuatro días, irte…….siento como las lágrimas acuden a mis ojos…………cuantos recuerdos………..…toda la vida.

Tengo que hablar con mis hermanos, tenemos que hacer algo entre todos, en lo que estemos de acuerdo y nos sirva ahora que papá ya no va a estar. Tendremos que redefinir puestos, responsabilidades, funciones….echarle de menos va a ser una realidad con la que cada uno debemos convivir, pero la empresa es otra cosa.

¿Seremos capaces de encontrar la manera de abordar todo esto? El asesor de la empresa podrá ayudarnos? No lo sé…….creo que no va a saber cómo hacerlo, hay tantas emociones también en juego………………espera………ahora que me acuerdo…………..el otro día encontré en mi buzón………………tal vez sea una posibilidad…………………mañana les llamaré.

                      

¡Seguimos en contacto!

Esta entrada fue publicada en conflicto empresarial, conflicto familiar, decisión, empresa, empresa familiar, familia, herencia, hermanos, mediacion y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *