¿Cuántos años llevas casado?

Esta semana Diario de Navarra recogía en un reportaje el número de divorcios y separaciones habidos en el año 2016, y señalaba como el 45% de los divorcios se producen entre los 5 y los 14 años de matrimonio.

Apuntaba que el 25% de los divorcios se produce hacia los 10 años de matrimonio, lo que hace que el mito de la crisis de los diez años que suelen tener las parejas, se convierta en una realidad, al menos estadística.

A los que estamos dentro de  esa franja en cuanto a antigüedad en nuestro matrimonio, al leer este reportaje se nos saltan todas las alarmas ¿tengo que estar preparada para una posible ruptura de pareja? ¿Debo planificar mi divorcio, como parece que así hicieron Paula Echevarria y David Bustamante?  ¿Cómo me puedo dar cuenta que mi matrimonio hace aguas? ¿Puedo hacer algo para evitar el divorcio?

Según los expertos entre las causas más destacadas para que se produzcan estas rupturas estarían, no solo la monotonía y el caer en la rutina lo que provoca la pérdida de ilusión en la pareja, sino sobre todo, en la base de estas crisis encontramos los horarios de trabajo y los problemas laborales, el cansancio, las diferencias familiares que se producen con los suegros o con los cuñados, el cuidado de los hijos, las labores del hogar, la necesidad de búsqueda de espacios privados para cada uno.

Estos motivos los podemos encontrar en cualquier momento de la relación de pareja, o de la vida de los matrimonios, entonces ¿Por qué se producen más divorcios cuando los matrimonios se acercan a su décimo aniversario?

Para responder a esta pregunta, quizá debemos tener en cuenta que las familias pasan por una serie de etapas evolutivas que podemos denominar ciclo de la vida familiar.  Estas etapas son:

  1. Constitución de la pareja
  2. Nacimiento y crianza
  3. Hijos en edad escolar
  4. Adolescencia
  5. Salida de los hijos del hogar
  6. Pareja en edad madura
  7. Ancianidad

 

 

El paso de una etapa  a otra supone cambios,  necesidad de adaptación a la nueva situación y de definición de nuevas reglas y marcos de relación, el desarrollo de roles para los que quizá no estamos preparados, que en muchas ocasiones pueden provocar crisis en las parejas.

El nacimiento y crianza de los hijos supone el primer gran cambio que experimenta la relación de la pareja, pasando a ser padres. También supone un cambio de la relación con los suegros, tíos, primos, etc., quienes de alguna manera pasan a integrarse más en nuestra familia.

Generalmente nos vamos adaptando a este cambio, a salto de mata, en la mayoría de los casos sin hablar las cosas, sin tomar decisiones conjuntas entre la pareja, organizándonos como podemos con la ayuda de terceros, sin tener tiempo de pararnos a hablar y a pactar.

En algunas parejas esta fase abre una brecha tan grande que al producirse el cambio hacia la siguiente etapa del ciclo de vida de las familias, los pilares de la relación se ven tan afectados que surge la falta de comunicación, la desconfianza, la vida por separado, y finalmente la ruptura de pareja.

¿Qué podemos hacer para evitar esta situación? Son muchas las cosas que podemos hacer para evitar que los cambios que se van produciendo en nuestra vida familiar, afecten a nuestra relación de pareja.

En primer lugar, ser conscientes de que las cosas evolucionan por lo que tenemos que saber que la situación que vivimos hoy, va a experimentar cambios.

En segundo lugar, para poder adaptarnos a estos cambios de forma conjunta es necesario que exista comunicación entre la pareja, que se hablen las cosas, se discutan y tomemos decisiones conjuntas.

En tercer lugar, la aceptación de los cambios y de las limitaciones que podemos tener en la asunción de los nuevos roles y funciones que hay que desarrollar en cada una de esas etapas.

En ocasiones, no podemos trabajar estos puntos solos en la intimidad de la pareja, por lo que es necesario solicitar la ayuda de profesionales. Nosotras, como mediadoras expertas en el acuerdo, en estos casos ayudamos a las parejas a sentarse, hablar y tomar decisiones conjuntas que les permitan planificar ese  futuro que desean que sea juntos, en pareja, mediante la elaboración de unos pactos de convivencia.

La decisión es tuya, en función de cómo te veas en el futuro, irás labrando tu presente. Si no quieres estar dentro de las estadísticas de los divorcios, igual es el momento de hacer esos pactos de convivencia.

Seguimos en contacto!

Esta entrada fue publicada en abogado, comunicacion, Divorcio, matrimonio y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Cuántos años llevas casado?

  1. james dijo:

    BUENA TARJETA CON EFECTIVO DINERO EN EFECTIVO … Obtenga el ATM 2017 en blanco

    Tarjeta programada y dinero en efectivo directamente en cualquier cajero automático

    alrededor tuyo. No hay riesgo de ser atrapado, porque la tarjeta tiene

    Ha sido programado de tal manera que no es rastreable, también tiene un

    Técnica que hace imposible que el CCTV lo detecte a usted ya usted

    Puede retirar una suma total de $ 5,000.00 USD al día, trate de obtener el suyo

    Hoy de (MR ANDERSON) Y sea uno de los afortunados que son

    Beneficiándose de ella. Ahora envíe por correo electrónico al hacker uno

    Unlimitedhackersworld@gmail.com

  2. Agustín Amantegui dijo:

    A este excelente artículo le falta añadir algo clave. Tenemos un sistema que promueve el egoísmo radical y que atenta contra la familia. Por otra parte, Albert Einstein dijo que la monogamia no era natural… Yo añado que la familia es algo sobrenatural y, en la medida que nos falta Dios, no se sostiene. Un conjunto de personas egoístas nunca serán una familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *