Conflictos empresariales

por Maite Ruiz Aquerreta

Nuestra entrada de esta semana en “El rincón del mediador”, es una carta dirigida a los empresarios.

Estimado empresario,

Sabemos que te preocupa mucho lo que ocurre en tu negocio. Sabemos que eres consciente de que la mejora de la productividad y el aumento en la cuenta de resultados de tu empresa es primordial porque de ello depende poder hacer frente a todos los gastos directos o indirectos que tiene tu empresa. Sabemos que te preocupas y te ocupas de la seguridad y la salud de tus trabajadores. Tienes tu evaluación de riesgos en la que se analizan los riesgos de cada uno de los puestos de trabajo, entregas a los empleados los equipos de protección necesarios (individuales o colectivos). Elaboras planes de acción para mejorar la siniestralidad laboral. Defines un plan de gestión en el que marcas objetivos hacia los que dirigir los esfuerzos de la empresa. Los revisas, los analizas y tomas decisiones operativas en función del camino de cumplimiento de estos objetivos. A lo mejor, también tienes un plan estratégico que hace que tu empresa circule con las luces “largas” y tienes objetivos fijados más a largo plazo, a varios años. Sabemos que te adaptas a los cambios, que introduces en tu empresa aquellos medios, técnicas o estrategias novedosas que pueden mejorar tu actividad productiva e incluso el desarrollo de tus trabajadores. También sabemos que estas comprometido con el entorno. Desarrollas tu actividad con criterios de sostenibilidad…., gestionas residuos, formas a tus empleados en modos de vida saludables, reciclas, reutilizas…. Tienes sensibilidad con aspectos psicosociales de tu plantilla. Respetas la normativa respecto a asuntos que pueden ser muy espinosos, como la conciliación laboral y familiar de los trabajadores. Velas por el desarrollo profesional de aquellos que quieren seguir formándose y das oportunidad de promoción a quien lo desea  y está preparado para ello. Te relacionas con empresas o colectivos del ramo, participas en ferias y buscas un desarrollo de tu producto, así como abrir mercados que hagan crecer tu negocio…….., y podríamos seguir y seguir….

Porque nuestros empresarios son gestores comprometidos con la sociedad, su entorno y las personas que trabajan en su compañía.

Asimismo, también sabemos que sois conscientes de que en vuestros centros de trabajo hay conflictos entre las personas, debidos a diferentes razones, a veces no sabemos muy bien a qué achacarlos…..pero los hay.

Es así….., Pues bien, si sabes que hay situaciones complicadas entre las personas de tu empresa, situaciones que pueden afectar y están afectando a la motivación, al compromiso, a la implicación del trabajador, y en definitiva a la productividad, puedes hacer diferentes cosas:

  • No hacer nada y hacer como que no ves lo que pasa
  • Intervenir con los recursos propios de tu empresa, aunque sabes que no van a ser eficaces porque no lo han sido en anteriores ocasiones
  • Solicitar un servicio de resolución de conflictos que os ayude. Primero haciendo un análisis de la realidad que sufrís. Después haciendo un diagnóstico de la situación, que recoja un plan de acciones posibles a realizar. Que con el diagnostico incluya un pronóstico de situación para tomar decisiones adecuadas. Y por último, que intervenga con las personas identificadas para solucionar el asunto que está suscitando y sosteniendo el malestar, la relación negativa, en definitiva, el conflicto

TU VALORAS, TU DECIDES

     

Eres un empresario comprometido, trabajador y honesto, y no queremos perder la oportunidad para dejar claro algún concepto respecto a la resolución de conflictos en tu empresa.

Antes de contratar un servicio de resolución de conflictos profesional, debes saber que NO tienes que hacerlo si……:

1.- no tienes prisa en resolverlo

2.- no afecta a la toma de decisiones estratégicas

3.- no te importa que sea de dominio público y pueda afectar a la reputación de tu empresa

4.- no necesitas mantener la relación con la parte enfrentada o entre las partes en conflicto

5.- la solución a tu asunto no necesitas que sea duradera y sostenible

6.- si carece de otras implicaciones que no sean estrictamente jurídicas

7.- no te preocupa gastar más dinero que la cantidad que exige un juicio

8.- no te preocupan las posibilidades que tienes de obtener una sentencia favorable

9.- no importa que una  sentencia judicial se cumpla

10.- si necesitas sentar precedente o crear jurisprudencia

Si en los asuntos conflictivos a solucionar en tu empresa, estos 10 puntos no te generan preocupación, no acudas a mediación, pero si por el contrario, en alguno de ellos tienes dudas, recuerda que existe otra opción: elegir como resolver aquello que ocurre en el seno de tu empresa. Y puede ser, que de lo que ahora no encuentras más salidas que las clásicas y tajantes como son despidos, expedientes, sanciones….., conozcas otra manera de resolver ese asunto desde la colaboración en lugar que desde la confrontación, y teniendo como objetivo la satisfacción de todos.

Sin más, te deseamos que tengas un feliz día!

Fdo: Mediación Navarra

¡Seguimos en contacto!

Esta entrada fue publicada en conflicto empresarial, decisión, empresa, mediacion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *