Atentado en Barcelona

Esta semana el último acto terrorista de Barcelona eclipsa cualquier cosa que podamos decir o expresar acerca de la mediación o la resolución de conflictos.

Forma parte de la responsabilidad de los políticos que gobiernan las instituciones europeas, que nosotros como ciudadanos, tengamos entre otras cosas, paz. Una paz que permita que podamos pasear por la rambla de Barcelona sin miedo a que una furgoneta pueda embestirnos y arrancarnos del suelo y de la vida.

Hoy no queremos hacer desde este blog, nada más que unirnos al dolor y al sufrimiento de tantas familias que son en este momento víctimas de una barbarie y de una sinrazón que vuelve a traer la guerra a Europa.

Nuestra solidaridad con todos aquellos que en cualquier parte del mundo, son víctimas de la violencia por la tiranía, la sinrazón, la ideología, la religión o cualquier otra de las formas de odio que nos llevan a tener que llenar de banderas y símbolos nuestra realidad y nuestras redes sociales

Y poco más que decir……Ah sí! Solo recordar, que la mediación también es una herramienta política al alcance de nuestros representantes. Una estrategia más para la intervención en los conflictos abiertos en el mundo.

¡Seguimos en contacto!

Publicado en Barcelona, Mediación en política, terrorismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

He decidido divorciarme….¿seguro?

Cuando viene una pareja a nuestro despacho, evidentemente, tienen un conflicto que quieren solucionar. Algunas lo tienen claro: el desgaste personal y emocional que vienen sufriendo en el último periodo de su vida en común, les lleva irremediablemente a la ruptura definitiva de la pareja, que puede ser el divorcio o la separación. Tal vez no lo desean los dos, pero así como para casarse tienen que querer ambos, para divorciarse basta con la decisión de uno de ellos.

También nos encontramos ante parejas que no lo tienen tan claro. Quieren cambios. No saben definirlos ni expresarlos, pero no están convencidos de que lo mejor para ellos es la ruptura definitiva de la pareja.

Cuando nuestros clientes nos transmiten esta segunda idea, les planteamos una cuestión a la que deben responderse. La pregunta es la siguiente: ¿Hay algo que él/ella puede hacer para que yo quiera mantenerme en esta relación de pareja?

Deben responderse a esta pregunta con sinceridad y honestidad.

Algunos, ante esta cuestión y tras reflexionar al respecto, descubren que tienen la decisión de ruptura más tomada de lo que pensaban. Otros no lo tienen tan claro y además son capaces de contestar con ideas concretas, y establecer qué cambios pueden hacer que desechemos o pospongamos nuestra ruptura.

Una vez respondida a esta cuestión, se hace necesario transmitirla al otro. El otro miembro de la pareja, una vez conocida la respuesta, debe responder si está dispuesto a introducir esos cambios en su vida o no.

Pongamos un ejemplo………………Dice uno de los miembros de la pareja: Para continuar con nuestra relación, creo que tú deberías cambiar de trabajo y romper la relación con ese amigo/a tuya recién divorciado/a que te exige mucha dedicación y salidas nocturnas.

A lo que el otro tiene diferentes opciones de respuesta: Puede ser que esté dispuesto a tener una relación diferente con su amigo/a, a cambiar de trabajo, o a ninguna de las dos cosas.

Y así, con ese panorama mutuo de necesidades y opciones de satisfacción de las mismas por parte del otro, trabajamos en el objetivo decidido, y se nos abren dos opciones. Pueden decidir trabajar en mediación, unos pactos de convivencia que les permitan seguir juntos o establecer las medidas que van a regir su nueva vida tras la ruptura de la relación.

Si la decisión es de ruptura de pareja, les explicamos en qué consiste el divorcio, la diferencia entre divorcio y separación, y todo aquello sobre lo que tendrán que tomar decisiones, por ser cuestiones que necesariamente deben aparecer en un convenio regulador. Evidentemente, según las características de la familia serán distintas: si tienen hijos, edades de los hijos, régimen económico de la pareja, ingresos de ambos cónyuges,….etc.

También hay un elemento que tiene que ver más con la parte emocional que con la jurídica, pero que a nosotras nos parece que debe quedar meridianamente claro.

En la pareja hay 3 niveles de relación:

1.- convivencia: es el nivel más superficial de la relación. Es todo aquello que tiene que ver con el día a día y con la organización y logística de la casa, los hijos, los trabajos, las familias propias y políticas, etc…

2.- comunicación: es un nivel intermedio, más profundo que la convivencia. Requiere algo más de intimidad y de esfuerzo en ambos para mantenerlo. Es aquel en el que entran en juego aspectos emocionales que debemos gestionar, con dos elementos necesarios y fundamentales: respeto y confianza. Es el entorno que nos permite establecer criterios comunes sobre la educación de los hijos, sobre decisiones acerca de bienes que tenemos en común u otros.

3.- vínculo: es el nivel más profundo. Es permanente. La persona que va a convertirse en nuestra ex pareja, ha dejado huella en nuestra vida y en nuestro corazón y, queramos o no, formará parte siempre de nosotros. Aquello que hoy somos, siempre tendrá algo que agradecer a aquellos que formaron parte importante en nuestra vida. No podemos negarnos al vínculo que tendremos para siempre. Si lo hacemos o mejor dicho, lo intentamos, sólo obtendremos insatisfacción y dolor.

Pues bien, a la vista de la descripción de estos niveles, cuando tenemos ante nosotros a esa pareja que se enfrenta a una ruptura con hijos y bienes en común, lo primero que les decimos, y debe quedar claro, es que con el divorcio, van a poner fin al nivel 1 de su relación , es decir, el divorcio termina solo con la convivencia.

Con el divorcio ponemos fin a la convivencia, pero solo a ella y si tenemos hijos en común debemos trabajar nuestra comunicación para salvarla de la quema y continuar con nuestra relación como padres. Contra el vínculo no debemos luchar, será una pelea inútil y traumática. Debemos verlo, reconocerlo, aceptarlo y permitirnos colocar a quien ha sido nuestra pareja y una persona muy importante en nuestra vida, en ese lugar de nuestro corazón que nos permita transitar por el duelo de la ruptura y continuar con nuestra vida.

¡Seguimos en contacto!

Publicado en comunicacion, decisión, Divorcio, mediacion, pactos de convivencia, ruptura de pareja, separacion | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

‘¡Estábamos tomándonos un descanso!’

Si la semana pasada, inspirándonos en la situación de conflicto entre Alba Carrillo y Fonsi Nieto, hablábamos en este blog de por qué delegar en un Juez la capacidad para tomar las decisiones que mejor convengan a nuestros hijos,   esta semana volvemos a recurrir a las últimas noticias de la prensa del corazón, que son fuente inagotable de material para los conflictos de familia.

Entre el acoso que está sufriendo David Bustamante para ser fotografiado con una supuesta nueva acompañante, y la separación temporal de Miguel Baéz, “el Litri”, y Carolina Adriana Herrera, no solo tenemos nuevamente un montón de horas de contenido televisivo (es imposible poner la tele y no enterarte), sino que a nosotras, las socias de Mediación Navarra, nos da para comentar en el café sobre estos asuntos y reflexionar.

En ambos temas nos encontramos con crisis de pareja que les lleva  decidir una “separación temporal”. En el caso de David Bustamante y Paula Echeverría parece que se va consolidando, de ahí la insistente búsqueda de nuevas parejas para ambos, pero en el caso de El Litri y Carolina Adriana Herrera la revista Hola nos dice, y cito textualmente, que “están decididos a luchar por su familia y se encuentran en la mejor disposición para resolver la situación”, de lo que deducimos que simplemente se están dando un tiempo.

Nosotras que somos unas grandes fans de la serie “Friends” recordamos ese momento donde Rachel y Ross deciden darse un tiempo. Por si algún lector no lo conoce, Rachel y Ross tras un periodo de relación comienza a tener problemas, discusiones, dificultades en la comunicación, y deciden que lo mejor para solucionarlo es separarse y darse un tiempo. 24 horas después Ross acaba en brazos de otra chica, lo que acaba definitivamente con la relación.

Puede suceder que dejar de convivir temporalmente nos permita echar de menos a la otra persona, recordar todo aquello que hizo que un día nos enamoramos, volver a obnubilarnos y olvidar todo lo sucedido en la convivencia  que nos ha hecho tomar esta decisión, pero por lo general es difícil que la separación nos lleve a solucionar los problemas comunes.

Cuando se toma una decisión, generalmente se opta por un camino que de seguirse te lleva a un objetivo. Por tanto si una pareja por separarse temporalmente, lo normal es que al final, acaben separados definitivamente.

Desde nuestra experiencia hay parejas que cuando están atravesando una crisis que generalmente es sostenida en el tiempo, creen que la única solución es acabar con todo y deciden separarse. Sin embargo en ocasiones son capaces de ver que existen una serie de problemas en la relación que de ser trabajados de forma conjunta, dialogada, y con voluntad por solucionarlos, se pueden definir nuevos hábitos que les permiten solventar esa crisis y salir reforzados como pareja.

En Mediación Navarra trabajamos con parejas que se encuentran en esta situación. Parejas que están sufriendo por los problemas que tienen, que han intentado solucionar de mil formas, pero ninguna ha servido, y que deciden que quizá con la ayuda de un mediador, son capaces de dialogar de otra manera, de ver los problemas y conflictos que tienen desde otra perspectiva, y de elaborar unos pactos que les permitan continuar con la convivencia de forma satisfactoria para ambos.

Y es que nosotras pensamos que solo trabajando conjuntamente con la voluntad y determinación de solucionar la crisis de pareja, es como se consigue el objetivo.

Así que si os encontráis atravesando un mal momento de pareja, analizad las causas, revisad vuestros intereses, prioridades y objetivos y actuad para conseguirlos. La Mediación puede ayudaros a alcanzarlos. De otra forma os podéis encontrar como Rachel y Ross, tomándoos un descanso que os lleve al objetivo equivocado.

Seguimos en contacto!

Publicado en conflicto familiar, decisión, Divorcio, familia, matrimonio, pactos de convivencia, ruptura de pareja | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario