Historia real

Otra noche sin dormir. Sabía  que esto pasaría… todos lo sabíamos. Iba a llegar el momento en el que tendríamos que tomar decisiones nosotros. Pero no ahora, no tan pronto. Yo, en mi imaginación, intuía que dentro de un tiempo, papá nos convocaría a una reunión del consejo de familia en la que discutir, discusión iba a haber seguro!, pero con papa delante todo se soluciona, él es el dueño, el director, el Sheriff como nos gusta decirle cuando pasamos por delante de su despacho….y nos devolvía una sonrisa, más mueca que sonrisa, pero nos bastaba.

Mi hermana Ana, tan parecida a papá, con esas dotes de mando y ese carácter autoritario que tantas dificultades nos han supuesto….la gente no quería trabajar en su departamento, no deja que se sientan cómodos. Según ella la calidad en la producción requiere una seriedad y un rigor que exige esa actitud de vigilancia y desconfianza hacia sus colaboradores. Como papá, de él he aprendido, dice..…

Al contrario que mi hermano Javier, que maneja el departamento comercial con verdadero sentido de trabajo en equipo. Ha sabido crear un ambiente relajado y ¡que funciona! Cumplen objetivos, tienen muchas reuniones pero parecen ser muy productivas y la manera de tratarse entre ellos es de verdadera camaradería.

Y en mi departamento, financiero-administrativo….vaya rollo de departamento me ha tocado…..tengo 3 personas a mi cargo y llevamos el control administrativo, financiero y otras áreas colaterales, como son la administración de personal, la prevención riesgos laborales o la formación. Somos ese departamento inespecífico, que por serlo, admite todo lo que le eches: certificaciones de calidad y medio ambiente, elaboración de planes estratégicos (así salen…), planes de gestión, seguimiento de objetivos, ¡hasta la preparación de la cena de navidad de la plantilla! Por supuesto, también somos el departamento que siempre está en la oficina, por lo que mi equipo son las personas que se ocupan de la primera recepción del cliente.

Y encima, somos ese grupo en el que recae lo que nadie quiere…. y lo que es nuevo, y se incorpora por primera vez en la empresa. Todavía me acuerdo de lo que supuso hacer de manera interna la selección de personal….se valoró que era un gasto externalizarlo y que lo podíamos hacer internamente. Todo parece fácil cuando lo hacen los demás, ¿verdad?

¿Debería tomarme otra pastilla para dormir? Ya son las 4.00….

Y no me quito de la cabeza lo que me ha dicho en el tanatorio Andrea, mi hermana pequeña, la risueña y consentida por todos Andrea….necesita trabajar, se va a divorciar de Juan, (nunca nos gustó nada, a papá sobre todo), y quiere un puesto en la empresa porque va a tener que mantenerse por sí misma, nunca hasta ahora ha trabajado, no lo necesitaba……¿estará preparada para asumir las responsabilidades que esto supone? Igual cree que lo que hacemos aquí es pasar la mañana…..cuando se enteren Ana y Javier……a ver que dicen. Ana es la que va a poner más pegas, ¡veras! Habrá que estudiar que se puede hacer, dónde incorporarse, qué retribución….uf….¡problemón!

Y aquí sigo, otra noche sin dormir, dándole vueltas a todo esto y además habrá que pensar en cómo vamos a hacer a partir de ahora para conseguir mantenernos en el mercado, ¿diversificar productos? ¿buscar otros mercados? Me gustaría conservar, incluso aumentar si podemos la plantilla de empleados…….somos una empresa pequeña, pero soy muy consciente de que 30 familias de nuestro entorno dependen de nosotros y ellos también lo son. Por sus miradas en el tanatorio, he visto su preocupación, yo también la tendría.

Es mejor no pensar ahora en eso….son casi las 5.00h…..mañana, hoy mejor dicho, tenemos la incineración a las 9.30h, no sé si lograré mantenerme despierto y sin embargo ahora no hay manera de conciliar el sueño. ¡Aunque sea un par de horas! Me pongo a contar ovejas y me aparecen con las caras de mis hermanos….me da la risa y otra vuelta en la cama. Voy a despertar a mi mujer y se va a enfadar. Ella también. Cuanto enfado, ¡cuanta desconfianza! Y mañana enterramos a mi padre, ¡¿Cómo se te ocurre tener un infarto cerebral con solo 60 años?! Y así, en cuatro días, irte…….siento como las lágrimas acuden a mis ojos…………cuantos recuerdos………..…toda la vida.

Tengo que hablar con mis hermanos, tenemos que hacer algo entre todos, en lo que estemos de acuerdo y nos sirva ahora que papá ya no va a estar. Tendremos que redefinir puestos, responsabilidades, funciones….echarle de menos va a ser una realidad con la que cada uno debemos convivir, pero la empresa es otra cosa.

¿Seremos capaces de encontrar la manera de abordar todo esto? El asesor de la empresa podrá ayudarnos? No lo sé…….creo que no va a saber cómo hacerlo, hay tantas emociones también en juego………………espera………ahora que me acuerdo…………..el otro día encontré en mi buzón………………tal vez sea una posibilidad…………………mañana les llamaré.

                      

¡Seguimos en contacto!

Publicado en conflicto empresarial, conflicto familiar, decisión, empresa, empresa familiar, familia, herencia, hermanos, mediacion | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

World Mediation Summit 2017

Esta semana hemos estado en Madrid asistiendo al World Mediation Summit 2017. Es un modelo de congreso y en definitiva, un lugar de encuentro de compañeros mediadores en el que compartir por áreas y de manera ordenada nuestra experiencia, nuestro trabajo, nuestras inquietudes y también nuestras perspectivas de futuro.

Han sido cuatro días intensos y muy calurosos en los que hemos tenido la oportunidad de conocer e intercambiar conocimiento.

Comenzamos el martes por la mediación en el ámbito sanitario dinamizada por Paloma Robles, donde nos expusieron la mediación como una necesidad para la mejora de las interacciones personales que se producen en el ámbito de la salud. A continuación, Inmaculada Gabaldón nos habló de las prácticas restaurativas. Después vimos la mediación como opción de intervención en situaciones complejas, es decir, en ámbitos de violencia de género. Más tarde, María del Castillo Falcón nos habló de la escuela integradora, un nuevo modelo de mediación. Y cerramos la jornada con Tomas Prieto, con datos acerca del futuro, de la digitalización, de la evolución de la ciencia y  de activismo digital en mediación.

El miércoles la mañana se abrió con representantes de diferentes instituciones jurídicas y el enfoque de la mediación desde la perspectiva judicial. Le siguió una exposición de un proyecto de mediación financiera dirigido por Roberto Granizo quien contó para llevarlo a cabo, con la confianza del Banco de Santander. Mediación en educación y en el lugar de trabajo cerraron la jornada.

El jueves tuvo como eje central en todas las ponencias, la mediación como elemento de pacificación en conflictos internacionales. Aquí resalto la mesa redonda en la que se abordó la problemática de la sustracción de menores entre progenitores. Hubo testimonios personales que además de ponernos la piel de gallina, nos dio la realidad de que los tratados internacionales no sirven para asuntos como estos, en los que el tiempo es fundamental para esos padres o madres que viven con desesperación la búsqueda de sus hijos.

El viernes hablamos de negociación por intereses, con una dinámica exposición de Christian Lamm, derecho colaborativo y mediación familiar, de cuyo panel, destaco la intervención de Jaime Ledesma y su intervención como mediador en la búsqueda de su origen en personas adoptadas. Posteriormente escuchamos las experiencias de la mediación pre-judicial en 2 países: Italia Y Argentina. Muy interesante, y destaco la visión del profesor de la Universidad de Girona, Raúl Calvo Soler, quien colaboró en Argentina a su implantación y nos dio su visión de las posibilidades de una iniciativa semejante en nuestro país.

A la vista de todo lo expuesto y vivido con mis compañeros durante estos días, he sacado unas cuantas ideas o conclusiones. Son opiniones y por lo tanto opinables, es decir, discutibles. Ahí van:

1.- Son las personas quienes hacen las cosas, no las instituciones, como en la experiencia de mediación financiera de Roberto Granizo. Aprovechemos el impulso de iniciativas como esta, en este caso financiera, para darle a la mediación el lugar que le corresponde en la gestión y resolución de conflictos. Detrás del éxito de la mediación esta la acción de los mediadores.

2.- No podemos ni debemos esperar a que sea el estado o las administraciones las que vengan a salvar a la mediación ni a los mediadores. Puede haber medidas institucionales que nos favorezcan, pero la iniciativa no va a ser de la administración pública. Si los mediadores nos empeñamos en que sean otros quienes nos den trabajo, nunca la mediación va a ser la profesión que queremos que sea, y que tenga el reconocimiento que merece.

3.- La adaptación al futuro y a sus cambios, tecnológicos o científicos, va a exigir nuevas formas de resolver nuestras diferencias o disputas. Es aquí donde la mediación debe encontrar su lugar y cobrar una importancia real.

4.- El mercado de la mediación está entre nosotros y no es otro más que el conflicto. Hablemos más de teoría del conflicto y no solo de escuelas, herramientas o estrategias de mediación.

5.- Las organizaciones, sean o no empresariales, van a necesitar elementos de innovación social para el cuidado de las relaciones entre las personas que las forman. Uno de ellos, tiene que ser la mediación como nueva forma de gestionar y resolver conflictos.

6.- Convivamos con otras formas de pacificación social o de acercamiento a las personas del sistema judicial como es el derecho colaborativo. Serán los clientes quienes tras el conocimiento de cada uno de ellas, elegirán el modelo con el que se sientan mas identificados.

7.- Son varias las escuelas o modelos de mediación, cada una con sus estrategias. Es bueno conocerlas y manejar sus herramientas. Debemos estar abiertos a aprender e incorporar nuevas maneras de abordar el conflicto y a las personas que nos lo traen al despacho. Con profesionalidad y rigor. La negociación por intereses, me parece una de las estrategias que sin duda, debe conocer y manejar el mediador.

8.- Dejemos de llamar mediador a quien no lo es, de la misma manera que no llamamos escritor a todo aquel que sabe escribir. Esto me lleva hacia la necesidad de tener un colegio profesional…

9.- La mediación es una forma de ejercer justicia. Desde las instituciones judiciales debe tener esta mirada para dejar de ser un método “alternativo” y ser una metodología real. Puede haber otras formas y no están reñidas con la mediación, como el derecho colaborativo, pero ofrezcamos todas las opciones al ciudadano y que sea él quien elija.

10.- Desarrollemos la mediación en situaciones novedosas e interesantes como la sustracción de menores o la búsqueda de sus orígenes en personas adoptadas, serán nuestros escaparates de innovación y éxito.

Cierro la lista de conclusiones en 10, aunque podría ampliarla, pero como suele gustarme, los resumo en 2:

1.- La nueva sociedad, las industrias del siglo XXI, la era de la información con toda su carga tecnológica, necesita nuevas manera de afrontar las disputas entre las personas que la integran. La mediación es aquí, una herramienta de innovación social, por permitir una gestión y resolución de conflictos ágil, adaptada a la realidad de las partes, discreta y sostenible.

2.- Queridos compañeros, no nos perdamos en disquisiciones sobre escuelas, estrategias, métodos o dinero público. Demos a la mediación el carácter profesional que tiene y a quien lo ejerce la visibilidad para que los mediadores (que realmente lo son) puedan llevar a cabo su trabajo con el reconocimiento social y económico que esta actividad debe tener. Eso sí, cuidado con identificar o confundir la mediación con otras formas de intervención entre personas….. El mediador es quien conoce la teoría de la mediación, pero también la práctica, y pone todo su expertis al servicio del  conflicto, verdadero cliente de la mediación.

¡Seguimos en contacto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en aprender, conflictologia, congreso, Madrid, mediacion, mediador, WMS | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Vacaciones, hijos y ex pareja: ¿Podremos planificarlas sin problemas?

Llegan las vacaciones de verano y con ellas los problemas entre exparejas que tienen que ponerse de acuerdo y planificar el tiempo de descanso. Los convenios reguladores, recogen unas premisas generales acerca de cómo tienen que organizarse los padres, pero no pueden recoger toda la casuística de situaciones o cambios que se dan en circunstancias personales y laborales de los padres, por lo que en la mayoría de los casos, no queda más remedio que hablar de este asunto, negociar y si es posible llegar a un acuerdo.

Tienen que encontrar una manera de organizar y compatibilizar actividades de padres, actividades de hijos, vacaciones escolares, vacaciones laborales, etc…….¡¡Muchos factores a conjugar!!, lo que requiere unos niveles de dialogo y colaboración que han perdido, y ahora no son capaces de recuperar.

Como decimos, hay un acuerdo de mínimos, aquello que en su día quedó recogido en el convenio regulador, pero está claro que hoy no les sirve. Las edades de los niños, las aficiones, los intereses de todos pueden haber cambiado. Tal vez los menores van al extranjero en el tiempo de uno de los progenitores, y es quien que reclama cambios en el reparto del tiempo porque si se mantiene no podrá estar con ellos. O hay nuevas parejas en uno o ambos progenitores, cuyos deseos, e intereses también se suman……incluso puede ser que eso es lo que no nos gusta, que se vaya de vacaciones con mis hijos y su nuevo/a novio/a…..lo que añade un componente emocional a la ecuación difícil de manejar.

En fin, una “ensalada” de elementos que componen un PROBLEMA que supone un grado de incertidumbre importante en nosotros y en nuestros hijos……., en definitiva, sufrimiento para todos.

Estas situaciones traen a nuestro despacho a personas que nos consultan sobre qué hacer y cómo resolver esta maraña que enrarece tanto las relaciones entre padres que, además comparten la custodia de los hijos y tienen que ponerse de acuerdo por el bien de todos.

Lo primero que hacemos con ellos es revisar las estipulaciones del convenio regulador para ver de dónde partimos. En muchas ocasiones observamos que cuando tuvo lugar la negociación del convenio, no se profundizó en cómo organizarse a medio o largo plazo, porque se encontraban en una situación muy desagradable y su único interés era terminar. Poco más o menos, ¡firmaban lo que fuera!

Partimos de la idea compartida seguramente de que cuando firmaron aquel convenio, no estaban muy seguros de si les iba a servir a largo plazo, pero querían acabar. Así que ya tenemos un primer acuerdo y un punto de inicio: ambos reconocen que lo pactado y firmado en su día en el convenio, hoy no les sirve y tienen que introducir cambios.

La mediación facilita que los dos se reúnan en nuestro despacho, (si es posible de manera conjunta, y si no lo es, de manera alterna) y en las sesiones que mantenemos con ellos, exploramos sus intereses, necesidades o deseos buscando la manera de conjugarlos y que vayan encajando las piezas del puzle. También hablamos de sus miedos, sus sentimientos de culpa, sus pensamientos negativos y son ellos los que los van desmontando. Es habitual que las madres sientan usurpado su sitio por esa nueva novia de papa….que encima es súper maja y les deja hacer lo que quieran….este es un miedo que suele aparecer en las madres. O el miedo de los padres a que sus hijos no quieran ir con ellos de vacaciones porque no puede llevarles al hotel en primera línea de playa al que van con su madre….todo esto esconde miedos al abandono, a la perdida, a que nuestros hijos nos rechacen y nos den la espalda.

De todo esto se habla en la mediación. Cada uno de los progenitores debe conocer y reconocer estos sentimientos en el otro, porque aquí será donde encuentren lo que les une por encima de muchas cosas que les separan, que es el inmenso amor que tienen a sus hijos, y la certeza de que cada uno son el 50% de sus hijos. Nunca van a poder ser el 100%, y no deben intentar serlo, deben respetar el 50% del otro progenitor, y si no lo hacen, someterán a sus hijos a “conflicto de lealtades” que les producirá dolor y sufrimiento.

En la mediación se obtienen niveles de empatía y de cercanía con el que creíamos “enemigo” y somos capaces de llegar a acuerdos, a pactos y sobre todo aprendemos a relacionarnos de manera diferente, a mirarnos a los ojos disminuyendo la tensión y a no estar siempre a la defensiva.

Os dejo un cuento que nos gusta mucho y utilizamos para trabajar con padres divorciados que tienen que organizar sus vacaciones o tienen que modificar algún punto de su convenio regulador, sea lo que sea  y lo que en realidad tienen que lograr, es acabar con una relación de confrontación y pasar a una relación de colaboración.

La ciudad de los pozos

¡Seguimos en contacto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en conflicto familiar, Divorcio, hijos, mediacion, vacaciones, verano | Etiquetado , , , , | Deja un comentario