Premios AMMI 2017

por Maite Ruiz Aquerreta

El jueves pasado fuimos a Madrid a recoger el premio que nos ha concedido la Asociación Madrileña de Mediadores al mejor blog de mediación.

Y para allí que fuimos, ¡más contentas que unas pascuas!

Estos premios, surgen por iniciativa de la Asociación Madrileña de Mediadores con la intención de reconocer a proyectos, organizaciones o personas en el entorno de la mediación. La asociación surge hace 12 años y esta ha sido la séptima edición de entrega de premios. Cada año la participación va en aumento. Son más los proyectos presentados y somos más los que acudimos a celebrar que la mediación está presente en nuestro entorno.

Tanto es así, el aumento de interés y participación en el evento, que este año ha contado con la presencia de la Secretaria de Estado de Justicia, Dña. Carmen Sánchez-Cortes Martín, quien intervino entregando alguno de los premios, y clausurando la gala. En la clausura, hizo un discurso optimista de la mediación entendida como forma de hacer justicia y habló de que la sociedad necesita evolución en los procesos judiciales, para ajustarse a la solución de los problemas reales de la gente. Hizo referencia incluso a la obligatoriedad de acudir a una sesión informativa de mediación, como fase previa a la presentación de una demanda en el juzgado (esto sería un espaldarazo muy importante a la mediación en el ámbito extrajudicial). Confiamos en que ese proyecto de ley al que hace referencia pase a ser una realidad en el edificio en el que nos sacamos esta foto.

Dieron su merecido premio a D. Julio Fuentes Gómez, quien ha sido durante más de 10 años Secretario General del Ministerio de Justicia y ha desarrollado su labor siempre a favor de la mediación, buscando su impulso y difusión. Nos felicitó por el premio y nuestro trabajo. Felicidades Julio y muchas gracias!

La gala estuvo muy bien organizada. Fue un placer encontrarnos y charlar en el cóctel posterior, con compañeros y compañeras de esta profesión, así como conocer también a quienes se suman a ejercer como mediadores.

Agradecemos especialmente a Ana Criado, quien lidera la asociación y pone todo de su parte para que estos premios se mantengan.

Muchas gracias a todos.

Ahora me gustaría hablaros un poco de este blog.

Siempre, desde que pusimos en marcha nuestra empresa Mediación Navarra, hemos sido muy conscientes de que la gente no compra lo que no conoce. Nadie entra a nuestro despacho pidiendo mediación, lo mismo que no entra a un despacho de abogados pidiendo un litigio. Nada de eso! La gente busca una solución a sus problemas, a sus conflictos y necesita que profesionales, en nuestro caso mediadores, les ofrezcan una posibilidad de solución y que ésta, se adapte a su problema además de a ellos como personas implicadas.

Pensemos por ejemplo en varios hermanos que tras el fallecimiento de sus padres sufren el deterioro de su relación porque no se ponen de acuerdo en el reparto de los bienes que han heredado, o en unos socios que no se hablan y tienen que tomar decisiones por el bien de su empresa, o en unos padres divorciados que no se dirigen la palabra pero tienen que aunar criterios para educar a sus hijos ademas de tener una custodia compartida…. La justicia puede imponer una solución y estar ajustada a la ley, pero… ¿Es esa la solución que buscábamos? tal vez no nos guste a ninguno de los dos, y…. por otra parte, ¿Qué pasa con la relación entre las personas? ¿Se puede recuperar? y si se puede, ¿Cómo lo hacemos? En el juzgado, el resultado nos da un ganador y un perdedor. En el mejor de los casos, porque en muchas ocasiones nos encontramos con dos perdedores. En mediación se busca un resultado de ganar-ganar.

Pues bien, a través de nuestras entradas en este blog, queremos decir a nuestro entorno, que es posible resolver estas y otras circunstancias de manera pacífica y dialogada, pero eso sí, con la intervención de mediadores profesionales que estén preparados y tengan experiencia suficiente para saber qué es lo que tienen entre manos.

Con esta intención, seguiremos trabajando y alimentando este proyecto. Ademas, con ilusión renovada tras el reconocimiento que nos han hecho al concedernos este premio.

Y después, a celebrarlo. Hay que buscar motivos de celebración y este ha sido perfecto. Es importante celebrar y disfrutar de aquello que nos hace felices.

Y cierro este post, agradeciendo a todos, familiares, amigos, conocidos y desconocidos que sabemos que de manera sincera os habéis alegrado por nosotras, y por nuestra empresa. Nos hemos sentido muy acompañadas y os lo agradecemos de todo corazón.

Y mención especial a mendas y lerendas que nos hicieron reír tanto en la Maripepa 😉

¡Seguimos en contacto!

Publicado en AMMI 2017, celebracion, felicidad, mediacion, premio, premios AMMI | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Historias de juzgado de familia

por Maite Ruiz Aquerreta

El jueves pasado, estuvimos en el juzgado acompañando a unos clientes que tenían cita para ratificarse en su divorcio de mutuo acuerdo. Me he quedado en una sala grande que hay fuera, mientras mi compañera abogada iba con ellos al despacho de la oficial del juzgado, que es donde tiene lugar el acto de ratificación. Así que ahí sentada, inevitablemente, he tenido que observar a quienes estaban a mí alrededor.

Había dos parejas.

Primero me he fijado en los de más edad…..unos cincuenta y tantos. No tenían buena cara ninguno de los dos. Él se le pasaba un pañuelo por los ojos….no podía reprimir las lágrimas….Ella parecía más contenida. Cada uno iba acompañado por su letrada, a la que miraban fijamente mientras ellas les exponían probablemente algo relacionado con lo que les había traído hasta este escenario. En un momento dado, las letradas se han puesto a hablar entre ellas, se han acercado y ellos de pronto, un poco huérfanos en esa inhóspita sala, y sin saber dónde colocarse, se han aproximado a donde estaban las abogadas (aunque a una distancia prudencial entre ellos y de las abogadas) y les miraban fijamente, aunque no tengo muy claro que entendieran el lenguaje jurídico que utilizaban en su conversación. Hablaban del asunto de sus clientes, y yo pensaba…… ¿Cómo se sentirán estas personas oyendo a sus abogadas hablar de ellos, sus bienes, sus hijos, en definitiva, de su vida? Parece que están viendo una obra de teatro en la que ellos son los protagonistas, pero no son dueños de nada de lo que pasa en escena…… Me ha transmitido mucha tristeza…., realmente, ¿Era esto lo que buscaban cuando contrataron a sus abogadas?, ¿era esto lo que querían?

Después he observado a la otra pareja. Estaban lejos, pero las miradas furtivas entre ellos, les delataba. Cada uno en una punta de la sala. También cada uno con su letrado. En este caso ya tenían las togas puestas, preparados para entrar en la sala de vistas. Estaban nerviosos, los clientes y los letrados. También a los abogados se les veía tensos……. Debe ser que para ellos entrar en la sala de vistas es como presentarse a un examen. Para el abogado, entrar en esa sala, supone perder el control del proceso, y depende de cómo gestionen la situación ahí dentro, pueden perder, además del asunto, la confianza de su cliente, parte de su prestigio y como no, dinero (que está detrás de todo lo anterior)…. ¡Cómo para no estar tenso!

Ha entrado una funcionaria y ha llamado por su nombre a los letrados, y les ha dicho que la juez quería estar con ellos antes de la vista para intentar llegar a un acuerdo. ¡Qué bien! He pensado…..puede ser que todavía estén a tiempo de evitar airear su intimidad en una sala del juzgado. Puede ser que estén a tiempo de evitar hacer pública su vida en una sala en la que hay alguien que va a decidir por ti, para ti y además, para el resto de tu vida…. Y entonces me he fijado como la clienta, de unos treinta y tantos, de manera discreta pero firme, le ha dicho a su letrada: “¡no cedas nada!”. Buffff……. No se da cuenta de que tiene una oportunidad de no pelear, de no litigar, de no perder la relación que tienen que tener…. por su edad, seguro que tienen algún hijo y será pequeño…. que les necesita a los dos, a su padre y a su madre, y sufrirá si no son capaces de salvar de su ruptura de pareja, la relación que tienen que tener como padres.

Me ha dado también mucha tristeza…. ¿Son conscientes del camino que inician? ¿No hay nadie que pueda ponerles en la realidad de lo que les espera? Probablemente es el primer juicio que tienen en su vida…. ¿Pueden calibrar el coste emocional que va a tener en sus vidas y en las de sus hijos? Sinceramente creo que la ignorancia nos hace tomar decisiones que no tomaríamos si tuviéramos información suficiente.

Son dos parejas diferentes, dos circunstancias distintas, pero ambas en esa sala, me han transmitido tristeza….

Nuestros clientes también lo estaban. También para ellos ha sido un momento difícil y triste. Pero han establecido de manera conjunta como quieren vivir en adelante y tienen muy claro qué líneas rojas no deben cruzar por su bien y el de sus hijos.

Y nos hemos ido. Nuestros clientes se han despedido entre ellos dándose dos besos en la mejilla. Se han ido tranquilos.

¡Seguimos en contacto!

Publicado en abogado, Divorcio, ex cónyuges, familia, juzgado de familia, mediacion | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cariño, ¿y si montamos un negocio?

por Maite Ruiz Aquerreta

En estos años que hemos tenido de crisis, en los que muchas personas perdieron sus empleos, se hablaba del emprendimiento como una solución al autoempleo y una posibilidad real de conseguir un puesto de trabajo que por cuenta ajena iba a ser muy difícil poder encontrar.

Las empresas recortaban personal y las posibilidades de trabajar en las condiciones que se tenían antes a la crisis, se antojaban imposibles.

Ante esta tesitura, muchas personas optaron por emprender, entendiendo emprender como iniciar un negocio. Esto lo primero que requiere es una inversión económica, con lo cual el primer escollo es la necesidad de encontrar a alguien que nos acompañe en nuestra iniciativa, y quien mejor que aquella persona que me conoce, sabe cómo soy, confía en mí y me entiende como nadie: mi pareja.

A priori, podemos verlo como una situación idílica: quien me quiere, va a compartir mi ilusión y juntos vamos a conseguir aquello que a ambos nos interesa y nos motiva.

Así que ambos, se ponen manos a la obra y con mucho esfuerzo, trabajo y apoyo mutuo, llevan a cabo lo que en un principio fue el sueño de uno de ellos, pero que ya se ha convertido en el negocio de los dos.

Hasta aquí, todo bien. Con más o menos dificultades, iniciaron el camino del emprendimiento y montaron ese negocio, que hoy en día ya es una realidad de la que viven.

La vida del negocio va por un lado y la de la pareja por otro, y resulta que aparecen problemas en la pareja, que no tienen que ver con el negocio o el trabajo, sino simplemente con el desgaste de la vida en común y uno de los dos habla del divorcio como una realidad que tienen muy cercana porque sienten como se van agotando las posibilidades de continuar así.

Y la gran pregunta: si tú y yo rompemos… ¿Qué pasa con nuestro negocio? Se ha convertido en nuestro modo de vida y ambos lo necesitamos porque nuestro salario y nuestra seguridad laboral están en él. ¿Cómo hacemos?

Desde luego la ruptura de la relación de pareja no puede evitarse por mantener un negocio, probablemente, hacerlo así puede suponer un entorno de “lucha” entre los cónyuges que termine hundiendo el negocio. Hay que aclarar la situación. Tiene que estar sobre la mesa, expuesta de manera sincera y honesta la nueva realidad en la que nos vamos a mover. Va a requerir de una madurez por parte de ambos, pero no necesariamente la ruptura de la pareja tiene que pasar por el cierre del negocio.

En nuestro despacho hemos tenido hace poco una pareja que hace unos años monto una tienda y han elaborado su ruptura de pareja, de manera que les permita continuar con su relación como padres y como socios.

Hemos hecho con ellos un análisis de la que va a ser su nueva realidad y han podido conjugar sus tiempos de cuidado de hijos, con sus tiempos de trabajo y con sus tiempos de ocio. Han pactado unas nuevas condiciones de relación, así como unas agendas que les van a permitir no tener que abandonar la gestión de su empresa por decidir divorciarse. La mediación les ha permitido comunicarse de manera adecuada para lograr acuerdos y poder establecer medidas reales para salvar su relación como padres y como socios. Probablemente si el proceso hubiera sido más confrontativo no habrían conseguido el éxito que la mediación y su trabajo en colaboración les ha dado.

¡Seguimos en contacto!

Publicado en Divorcio, mediacion, negocio, pareja, socios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario