Todos a una…

… el líder es Osasuna. Así de claro. Y van dos jornadas. Seguidas. Siete sin perder. Otra vez con la portería a cero, 428 minutos seguidicos. Incluso diluyendo el efecto Martín de Albacete, que al exmíster le temíamos más que un nublado. Pero este equipo es una piña, sin colar, en la que no se nota ninguna ausencia. ¿Qué no me creen? Falta el Pelocho Aridane, jefaso de la defensa, y no pasa nada. Meto a Unai y ni se nota, salvo por el cardado del pelo. ¿Que Fran Mérida está sancionado? Arreo en el centro una dupla con Arzura y Torró y apañado. Hasta me atrevo dejando en el banco a David Rodríguez por Xisco y a Sebas, para que tenga minutos Mateo García. Y el resultado es el mismo. Victoria.

El goleador Lucas Torró espera junto al colegiado, rivale sy otros compañeros en un lance del partido contra el Albacete. MIGUEL LOZANO

El goleador Lucas Torró espera junto al colegiado, rivale sy otros compañeros en un lance del partido contra el Albacete. MIGUEL LOZANO

No sé si es por la flor de Diego, porque este equipo es así y se lo cree o porque la alineación de Saturno, Urano y Mercurio hacen que la cosa funcione. El caso es que este Osasuna es, más que  nunca, un conjunto en el que todos van en la misma dirección y un equipo en el que nadie es más que nadie. Y claro, cuando la cosa funciona cabrea que te quiten, como le pasó a Torres. O que no te saquen al verde, como le pasó a más de uno, o que se den circunstancias como que te vayan a cambiar y la ovación se la lleve otro, como les pasó a Quique y a Xisco.

El caso es que da gusto que tu equipo te dé alegrías fin de semana sí y fin de semana también, con otra entre semana. Da gusto que el club de tu alma te haga disfrutar de esta manera, jugando a fútbol, marcando goles y teniendo ocasiones. Fruto todo ello de un trabajo que en la jornada 9 está más que presente, con un cuerpo técnico que sabe qué y cómo quiere las cosas. Porque este Diego se estudia hasta el último detalle de cada encuentro, del rival, del colegiado y hasta, si me apuráis, de los factores meteorológicos.

Todos a una, somos de Osasuna. Y somos los líderes de la Segunda División, de la Liga 123. Corriendo más que nadie, atacando más que nadie, peleando más que nadie y jugando más que nadie. Y eso que esta vez los manchegos nos hicieron sudar mucho, con un arranque y un cabezazo de Zozulia al palo que casi rompe la racha de imbatibilidad de Sergio Herrera. Pero este equipo es así, sabe manejar los tiempos del partido, tiene a Torres y su guante derecho que pone los balones donde quiere, tiene estiletes arriba, mineros y currantes en el centro, galgos en las alas y seguridad en defensa.

Todos a una, nos gusta este Osasuna. Hasta el locutor empieza a cogerle el aire a este equipo, y acentúa bien el nombre de Sanjurjo. Hasta los rivales empiezan a mirarnos con el ceño fruncido, que los gallitos ganan y nosotros contestamos con triunfo. Y lo mejor de todo, acordándonos de Sabadell, dejamos el descenso a diez puntos. Ahí es nada. Primero la salvación, luego cotas mayores, que si algo nos ha caracterizado siempre es ser humildes… Guerreros, pero humildes.

Todos a una, el líder es Osasuna. De nuevo con una primera parte llena de oportunidades pero con renta justa. Y con una segunda parte controlando, contemporizando, tratando de apuntillar al rival que, en esta ocasión, no se dejó y aguantó con esperanzas hasta el minuto 93. Pero este equipo no tiene fisuras, este equipo es una roca, es sólido, es un conjunto de chavales en el que todos suman, todos son importantes y todos aportan. Jueguen o no…

Todos a una, aúpa Osasuna. Aúpa a esa racha de siete partidos consecutivos sin perder, cinco de ellos ganados. De encuentros sin encajar un gol, de buen juego que sólo puede mejorar. Y sólo vamos en la jornada novena. Es pronto para empezar a entonar el “Vamos a subir”, o cánticos de sirena que nos hagan perder la cabeza. Poliki poliki, pasito a pasito o como dicen Luis Fonsi y su colega, des-pa-cito. Tanto que todavía quedan dos mundos para saber dónde vamos a terminar. Cuando cerremos la primera vuelta empezamos a hacer balance. Hasta entonces, a lo Cholo: partido a partido…

Todos a una, a Zaragoza viaja Osasuna. Partidazo el de la siguiente jornada, contra los maños que parecen haber reconducido el arranque dubitativo y con dos triunfos consecutivos empiezan a asomar por arriba. Y a la espera de las fibras de Aridane, con todos disponibles. Mucho quebradero de cabeza para el míster, elegir entre los que están bien cuando todos están bien. Bendito problema que suelen decir. Nosotros, mientras tanto, a seguir disfrutando de esta piña de equipo, que este año las sonrisas están sobre las camisetas rojillas de los aficionados y eso, viendo tiempos recienntes, no tiene desperdicio…

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (2)

Comentar »

 
  • Miguelito
    15/10/2017 | 12:37

    “Todos para uno y uno para todos”. Así rezaba la famosa frase de los tres mosqueteros Y es que en Osasuna no tenemos tres, tenemos muchos más espadachines que vencieron al cardenal Martín y a los suyos. “Todos para uno y Osasuna para todos”

     
     
     
  • Miguelito
    15/10/2017 | 12:43

    O mejor dicho aún : “Todos para Osasuna y Osasuna para todos”.

     
     
     
  • Deja tu comentario
     
     
     

    *