Ni honor ni dinero…

Dice el refranero popular que “entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero”. Cierto es, amigo Sancho, que cuando nos mentan la cartera se nos acelera el pulso, para bien o para mal. Porque a uno le pueden venir con ofertas mareantes de mejora de sueldo (ya ni hablamos de las condiciones laborales, que la esclavitud está al día en más de un puesto de trabajo). Pero también es cierto que se nos acelera igualmente, si no más, cuando nos dicen que toca meter la tijera a la soldada. De ahí que como todos sabemos que poderoso caballero es don Dinero, cuando de euros se trata hay que poner toda la carne en el asador. Bueno, menos si eres Osasuna…

No me extraña, si Kodro salta con los ojos cerrados, así no podía ver el 20 de Guilherme. Hay que estar a los pequeños detalles, hombre... EFE

No me extraña, si Kodro salta con los ojos cerrados, así no podía ver el 20 de Guilherme. Hay que estar a los pequeños detalles, hombre… EFE

Porque vale que estamos defenestrados, vale que somos equipo de Segunda y que no vamos a jugar contra el Levante el próximo año, pero sí contra el Granada, oigan. Vale que falta certificar el descenso del Sporting, o del Leganés si a los madrileños les hacen vudú o se desalinean los astros. Pero si sólo tienes un objetivo en los cuatro últimos partidos, si sólo hay que intentar quedar lo más arriba posible por los billeticos, si una victoria te aúpa al puesto 19º… ¿Por qué demonios no nos centramos?

Mira que el que suscribe pensaba que, una vez matematicalizado el descenso, si es que el palabro existe, y sin nervios, la chavalada se podría soltar y disfrutar del fútbol. Y así parecía que iba a ser contra el Deportivo de la Coruña, que además de ser de la Coruña es de Pepe Mel, el amigo del Clarita. Con una salida como debería haber sido el resto de temporada, a por el rival y a descubrir de cerca el color de los guantes del portero. Con internadas valientes de Aitor Buñuel por la diestra, de Torres por el centro, con Kodro enchufado en el regate y buscando el gol, cola de vaca incluida.

Tanto va el cántaro a la fuente que los rojillos se adelantaron. Ante la sorpresa de los visitantes, Steven empalmaba un balón suelto tras un córner y batía a una estatua que lleva Poroto escrito en la espalda. 1-0 y la grada, pese al aguacero, contenta. Si es que somos así, con poco que nos den nos motivamos. Con el 19º puesto,  con una victoria contra quien sea, con una mañanita de fútbol y después a potear. Claro que sí, Guapi…

Pero no. Claro que no, Fei… Y es que esta temporada está claro que no. Damos vida a los minusválidos, a los moribundos, a los necesitados. Si la anterior jornada fue André Gomes el motivado, el futbolista que logró anotar (contra Osasuna, sí) su primer doblete como futbolista profesional, esta vez le tocaba a Guilherme. Y es que el brasileño se bastó para empatar y dar la vuelta al marcador, en una jornada que no olvidará nunca. Si es que no sabemos leer los signos. ¿Cómo se llama este chico? Guilherme DOS Santos. ¿Qué dorsal lleva? El 2 0. Pues eso…

El caso es que tras un centro desde la derecha, no sé qué defensa de rojo hizo de Moisés y las aguas se abrieron, los defensores se apartaron y el cuero llegó al poste más alejado donde andaba el mentado Guilherme, presto a no desaprovechar el regalíz. Cabezazo a placer y empate en el luminoso. Y la manija que cambiaba, del bando rojo, al blanquiazul. Aunque con alternativas…

En la segunda parte más de lo mismo. El corazón rojillo quería pugnar por hacerse con la victoria que nos diera pastuki fresca, de la buena, logrando ese triunfo de dinero por un puesto más arriba en la tabla. Pero poco bastó para que otra vez el brasileño, y tras muchos años desde que es profesional, lograra el doblete que nos condenaba a pedir a las puertas de una iglesia. Córner en contra, pájara defensiva, Albentosa que asiste de cabeza y Dos Santos, uno y dos, mete la puntera en los morros de Sirigu y pone el 1-2 arriba, en ese pedazo marcador que estrenábamos.

Pero esta vez la derrota no la queríamos. Que ya tenemos muchas, oigan. Que llevamos el saco lleno de derrotas en el viaje a Segunda, y esta gente, estos poco más de 12.000 que aguantan lluvia, frío, mal fútbol y poco honor no se lo merecen. Así que en un arreón final se consiguió arañar ese punto que nos acerca al objetivo, a esa meta estéril que diría alguno pero fértil para las arcas rojillas. 19 puntos y a tiro que dejamos al Granada. ¿No queríamos emoción? Pues algo vamos a tener…

Emoción la que nos espera en Mestalla. Contra un Valencia que no se juega nada, con bajas por amarillas y lesiones pero con la vuelta de Javi Flaño. Por lo menos que coja confianza el de Noáin, que eso de poner a Clerc de central no sé yo si da mucha confianza al resto de jugadores. Y es que cada futbolista tiene unas características determinadas y las de Carlitos no son, precisamente, la altura, el corte y el despeje. Que seguro que otras tiene, pero las guardamos para subir el próximo año. Ahora, Amunt Osasuna, a ver si volvemos de Mestalla con algo más que naranjas y agüita de Valencia…

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte”!

 

Comentarios (2)

(Comentarios cerrados)

 
  • Alberto
    30/04/2017 | 16:43

    Hombre, tampoco es como tu lo pintas..la culpa no es toda de los jugadores…viene todo de atras..y de adelante..vasi no es entrenador ( si tiene el titulo ) y claro los jugadores no saben defender ..no saben a qué juegan etc etc..si no hemos hecho mas el ridiculo ha sido por la aficion y por el valor de algun que otro jugador..pero mas no se puede con esta planificacion tan nefasta y tan mala..empezando por el entrenador y siguiendo pro el secretario tecnico..llevamos asi años..y la directiva es nula..se metieron en esto del futbol pero no saben por donde les da el aire..y sino a las pruebas me remito..se subio de churro..pero no ssomos el madrid ..aqui no valen los arbitros ni el minuto 90 y tantos para ganar..hay que hacerlo muy bien para mantenerse en primera ..y vale la pena ahora ( muchos millones ) y hacer un proyecto bueno( vease Eibar ) y resitir lo mas posible..asi no ….ya veremos si se ha tomado nota..

     
     
     
  • Miguelito
    1/05/2017 | 09:20

    Y si seguimos tirando del refranero, nos encontraremos con: “Donde no hay mata, no hay patata” o “No le pidas peras al olmo” o “De donde no hay, no se puede sacar”. Yo me acuerdo mucho de una frase que decía mi tío Jose Luis cuando se refería a nuestro equipo , que decía: “Osasuna tiene campo de primera y jugadores de tercera”.