"Hermano mayor" regresa a Cuatro con el peor caso visto por García Aguado

La directora del espacio afirma que es "una realidad más frecuente de lo que pensamos"

"Son chicos y chicas a los que se ha sobreprotegido de tal manera que no aceptan pautas", dice Aguado

Pedro García Aguado, Hermano mayor en Cuatro. 	CUATRO

Pedro García Aguado, Hermano mayor en Cuatro. CUATRO

EFE. MADRID . Jueves, 20 de enero de 2011 - 04:00 h.

El campeón de mundo de waterpolo y medallista olímpico Pedro García Aguado, conductor de Hermano mayor en Cuatro, inicia la tercera temporada con el caso de Rosana, una adolescente "violenta, rencorosa y soberbia" que sobrepasa todos los límites vistos antes por el terapeuta.

En una rueda de prensa, a la que asistieron la directora del programa, Trinidad Arnau, y el director de contenidos de Telecinco, Manuel Villanueva, responsable también de Cuatro desde la fusión de ambas cadenas en noviembre pasado, Villanueva afirmó que lo que se muestra es "una realidad más frecuente de lo que pensamos".

"Una realidad que nos sigue sorprendiendo porque cada vez que se abre una puerta, desconocemos lo que hay detrás", señaló Arnau, a lo que García Aguado apuntó que, en todos sus años como terapeuta, nunca había visto a los jóvenes traspasar los límites como en los últimos ocho casos, con los que sigue trabajando.

"Son chicos y chicas a los que se ha sobreprotegido de tal manera que no aceptan ningún tipo de pauta", afirma el presentador, que a pesar de ello niega que sean "malas personas: más bien -dice- son niños pidiendo ayuda".

Los casos de la nueva temporada, que se inicia el viernes que viene a las 21,30 con la espeluznante historia de Rosana, coinciden en que "todos acumulan mucho rencor, mucha ira", señala García Aguado, quien afirma que "hay mil circunstancias que les han impedido madurar", y agrega que no todos tienen detrás el consumo de drogas. Son jóvenes mayores de edad que no tienen ninguna enfermedad mental y que han convertido sus casas en infiernos donde los padres "ya no saben qué hacer y están dispuestos a todo", comenta Aguado.

No obstante, en muchos casos, el comportamiento de los padres no sólo está detrás de los graves problemas de sus hijos, sino que muchas veces los alientan, detalla el terapeuta.

El programa introduce algunas novedades, ha explicado Arnau, la más significativa, el mayor protagonismo del presentador y de su propia historia de superación revivida en antena con la presencia de quienes estuvieron junto a él en los peores momentos, como su hermana mayor, Marian, además de amigos y otros familiares.

Asimismo, se ha "abierto el abanico" hasta los padres, a los que se hace ver sus errores y, para aumentar la percepción del efecto que la terapia televisiva tiene en los jóvenes, se les ha entregado una cámara de vídeo con la que se graban en la intimidad o en los momentos de conflicto con los padres cuando Cuatro no lo registra.

"No sé si alguien ha perdido el control alguna vez y se ha visto después en una grabación: no es nada agradable, pero es muy efectivo. Hacemos a los chicos que se vean y que sientan exactamente lo mismo que sienten sus padres, desde miedo a vergüenza", asegura Aguado.

comentarios de los lectores[ir al inicio de la noticia]

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.

Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Comentario
Datos personales

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra