.

.
.



En la piel de las mujeres afganas

La activista Mariam Rawi visitó ayer Pamplona para denunciar la situación de la mujer en su país, Afganistán

La manos de Mariam Rawi, fotografiadas durante su encuentro con la prensa ayer en Pamplona. 	CALLEJA

La manos de Mariam Rawi, fotografiadas durante su encuentro con la prensa ayer en Pamplona. CALLEJA

JESÚS RUBIO . PAMPLONA. Martes, 5 de octubre de 2010 - 04:00 h.

MARIAM Rawi no quiere que su rostro aparezca en las fotos. Por seguridad, y porque es la forma, afirma, de poder seguir trabajando por las mujeres de su país, Afganistán. Al fin y al cabo, la fundadora de su organización, RAWA (Asamblea Revolucionaria de Mujeres de Afganistán, por sus siglas en inglés) ya murió asesinada.

"Cuando vuelvo a mi país, debo vestir el burka, y cambiar mi identidad", dice esta mujer de 30 años, cuyo padre murió en la guerra contra la Unión Soviética y que creció en los campos de refugiados de Pakistán, donde entró en contacto con la organización para la que trabaja, dedicada a mejorar las condiciones de vida de las mujeres de Afganistán, y especialmente su educación.

Rawi visitó ayer Pamplona para abrir las jornadas Afganistán/Pakistán que organiza IPES y para hablar de la situación de las mujeres en su país. Unas mujeres, "analfabetas en un 90% y sin ninguna oportunidad de lograr un trabajo", que viven su día a día en "una total pobreza" y entregadas a conseguir comida, agua y otros bienes en un país donde "no hay gas, no hay electricidad, no hay agua corriente... ".

Es un país, además, donde la educación resulta una ilusión difícil de alcanzar, sobre todo por el clima de "inseguridad". "Los colegios públicos no tienen sillas, no tienen libros, y los profesores están mal pagados. Además, por el propio clima de inseguridad, ni siquiera los propios observadores internacionales tienen capacidad de acceder a muchos de esos colegios", explicaba ayer en un encuentro de prensa.

Rawi dejó claro que la intervención de las tropas internacionales no han servido para mejorar la situación del país. "Sigue habiendo violaciones de los derechos humanos" y son frecuentes "los bombardeos o acciones militares que no trascienden pero sí causan víctimas civiles". A ojos de los afganos, aseguró la activista, las tropas internacionales se ven "como fuerzas de ocupación". "Primero nos invadieron los soviéticos, luego los talibanes. Lo de ahora, aunque se disfrace de labor humanitaria, no es más que una intromisión, otra ocupación".

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra

http://www.diariodenavarra.es/20101005/culturaysociedad/en-piel-mujeres-afganas.html?not=2010100500385798&idnot=2010100500385798&dia=20101005&seccion=culturaysociedad&seccion2=culturaysociedad&chnl=40