.

.
.



Portada > navarra > > Noticia

Potros devorados por los buitres

Más de doscientos carroñeros atacan y se comen dos potros en Gorriti ante la impotencia y los esfuerzos de los vecinos por ahuyentarlos y la curiosidad de conductores procedentes de la A-15

Instante en que los buitres dan cuenta de uno de los potros en un prado próximo al centro urbano de Gorriti.

Instante en que los buitres dan cuenta de uno de los potros en un prado próximo al centro urbano de Gorriti. DIARIO VASCO (LOBO ALTUNA)

NATXO GUTIÉRREZ . GORRITI Viernes, 23 de abril de 2010 - 01:32 h.

ATÓNITOS y a la par embargados por una sensación de impotencia se quedaron los vecinos de Gorriti, que el miércoles testimoniaron el ataque de una bandada de buitres sobre dos indefensos potros, macho y hembra de 1 año.

Ayer aún no salían de su asombro por un hecho inusual tanto por tratarse de animales vivos como la cercanía a una población. Ni siquiera la proximidad del ser humano, de normal disuasoria en el comportamiento de los carroñeros, depuso la actitud del grupo que se abalanzó sobre los potros de Antonio Ezkurdia Barasoain. A 50 metros de su vivienda, en un prado que se divisa desde la autovía a San Sebastián, los equinos fueron presos del instinto de las aves necrófagas.

Según manifestaba ayer su propietario, los dos se encontraban "de maravilla". Al menos esa fue su impresión en la víspera, cuando los vio con vida por última vez. "Tal vez se tumbaron sobre la hierba", señalaba a modo de conjetura al no estar presente cuando ocurrieron los hechos por sus obligaciones laborales.

Los vecinos que, por el contrario, se convirtieron de improvisto en testigos relataron que vieron aproximarse a las primeras aves en torno a las 11.00 horas. El revuelo formado con la llegada paulatina de nuevos ejemplares captó su atención. "Al principio no creía que estuviesen atacando a ningún animal", precisaba Cristóbal Zuasti Abrotxa. Peor presagio advirtió Juan Martín Goikoetxea Ezkurdia, cuando "alertado por el alcalde", se acercó con un palo y un perro al paraje. "Habría dos centenares de buitres repartidos en dos grupos, pero igual estaban otros tantos esperando al lado para comer", observó. "El montón era de asustar", subraya Cristóbal Zuasti. Ni siquiera la presencia intimidatoria de Goikoetxea y su perro comportó un cambio en los atacantes, que no pararon hasta desmenuzar a sus víctimas. Acabaron a eso de las cinco de la tarde, no sin haber despertado la curiosidad de automovilistas que llegaron a desviarse de la autopista para seguir de cerca con cámaras de fotografía y vídeos su espectacular ingesta. Fue, en palabras de Juan Martín Goikoetxea, "una salvajada".

Población estable

El propietario de los potros asegura que, concluido el suceso, recibió una llamada del departamento foral de Medio Ambiente. Por la mañana, su mujer, según relató, contactó con el 112 tan pronto como reparó en el ataque.

Los responsables de Medio Ambiente aseguraron ayer que no tenían constancia del hecho y que los únicos casos de animales vivos atacados por buitres en lo que va de año se han producido en Goldaraz, Vidaurreta e Irañeta. "Los buitres no han modificado su comportamiento en ningún caso. Los aprovechamientos en vivo de animales en situación de indefensión son habituales en las especies carroñeras", precisaron fuentes del propio departamento. Así como el mayor porcentaje de los ataques se producen con ovinos, los sufridos por bovinos y equinos "no son extraños", recalcan las mismas fuentes.

Medio Ambiente asegura que "la población de buitres se mantiene estable" (7.500) y que continúa completando la red de Puntos de Alimentación Suplementaria de Aves Necrófagas (Pasan), conocidos también por muladares. De acuerdo a sus previsiones, este año estarán operativos catorce de estos puntos a partir de la autorización que se concederá en Bardenas Reales, Ochagavía, Roncal y Nasvascués. Entre tanto, los vecinos de Gorriti se sobreponen del susto del miércoles, que quedará grabado en su memoria.

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra