.

.
.



Portada > Navarra > Navarra > Noticia

PSN, NaBai e IUN piden al Gobierno de Navarra que se cumpla la ley del aborto

- Los grupos parlamentarios barajan reprobar a la consejera de Salud, María Kutz, si desoye su petición

- Kutz respondió que estaría "encantada" con la reprobación por respetar la objeción de conciencia

AGENCIAS. Pamplona Lunes, 19 de octubre de 2009 - 15:28 h.

Los grupos parlamentarios de Nafarroa Bai, PSN e IUN exigieron hoy al Gobierno de Navarra que se practiquen en la Comunidad foral las interrupciones voluntarias del embarazo legalmente establecidas y se respete la ley, e incluso IUN sostuvo que si no se "obedece a la mayoría parlamentaria", su grupo promoverá la reprobación de la consejera de Salud por "no estar dando cumplimiento al mandato parlamentario".

Mientras, UPN y CDN explicaron en declaraciones a los medios antes de la celebración de la Mesa y Junta de Portavoces que su postura en todo momento es tener en cuenta el derecho a la objeción de conciencia y reprocharon al Gobierno que existen sobre la mesa temas de más calado social que la reforma de esta ley, como solventar los problemas de la actual crisis económica.

Desde el partido regionalista su portavoz Carlos García Adanero, defendió la participación de UPN en la manifestación celebrada en Madrid contra la reforma de la ley del aborto. Una marcha, a su juicio, que logró "muchísimo respaldo social".

Además, García Adanero censuró que en este momento en el que "hay temas más importantes en la agenda del Gobierno de España", el Ejecutivo se centre "en un proyecto de ley que no tiene respaldo social".

Por su parte, el portavoz de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta, criticó la actitud "absolutamente inaceptable, desde el punto de vista democrático," del presidente del Ejecutivo foral, Miguel Sanz, al "hacer prevalecer sus criterios y opiniones personales con base a los textos legales regulados".

Zabaleta censuró que Sanz, "valiéndose de que las personas que están en esa situación necesitan la discreción y el anonimato y es muy difícil que puedan atreverse a interponer demandas", haga "brabuconadas" de esta "situación de debilidad y angustia para incumplir la ley". Asimismo, lamentó la actitud del PSN por desconocer "cómo le aplica el adjetivo de talante" a Sanz.

Desde el PSN, su portavoz Samuel Caro indicó que su formación respeta el derecho de manifestación, aunque aseguró llamarle la atención "la hipocresía que el PP mantiene sobre una cuestión en la que existe un debate tan controvertido". "El PP se manifiesta en la calle cuando tiene la oportunidad, es decir, cuando no está en el Gobierno, cuando está en el Gobierno no da absolutamente ni un sólo paso para derogar una ley en la que supuestamente está en desacuerdo", criticó.

Asimismo, Caro explicó que lo que pretende el PSOE con la reforma de esta ley, es que "las mujeres vean fortalecido su derecho a tomar una decisión en los términos en los que recoge la propia ley y no sean llevadas a la cárcel porque no exista la posibilidad de que puedan tomar una decisión".

Por su parte, el presidente del CDN, José Andrés Burguete, señaló que el suyo "no es un partido abortista en absoluto" e indicó que "se está perdiendo la oportunidad de regular uno de los aspectos claves e importantes como la objeción de conciencia que defendemos, respetamos y amparamos".

Al respecto, señaló que esta ley, "en principio no va a regular con la intensidad y la forma que entendemos este aspecto", y sostuvo que CDN tampoco comparte que "las jóvenes de 16 años puedan abortar sin el conocimiento paterno mientras que existen distintas regulaciones de mucho menor calado que sí contemplan la posibilidad del permiso de los padres como hacerse un tatuaje o beber alcohol".

Burguete reiteró que no comparte la propuesta de Ley del Gobierno por entender que el Ejecutivo central "trata de desviar la atención de los grandes problemas de la sociedad, como la crisis económica y la falta liderazgo llevando a cabo medidas que no están dando los resultados necesarios" para solventar la actual situación.

Finalmente, Erro sostuvo que en un país democrático está bien que "la derecha tome el pulso de la calle", al hacer referencia a la manifestación del pasado sábado en Madrid, aunque recordó que el Parlamento "aprobó el pasado viernes una resolución sobre este asunto, con los votos en contra de UPN y CDN, pero que por mayoría parlamentaria se acordó que se exija al Gobierno de Navarra que se realicen las interrupciones voluntarias del embarazo legalmente establecidas".

Asimismo, anunció la tramitación de una pregunta para el pleno del próximo jueves en la que pedirá al Gobierno que explique qué medidas piensa adoptar para que se aseguren este tipo de prácticas en la Comunidad foral.

Erro exigió al Gobierno que "aparte su opinión personal" respecto al tema del aborto, y aplique "las prestaciones sanitarias a las que tienen derecho las mujeres navarras" por tratarse de "una absoluta necesidad imperiosa que se pongan en marcha los mecanismos oportunos tal y como aprobó la mayoría parlamentaria".

"Nos parece bien que Sanz diga que mientras sea presidente no se va a practicar ninguna IVE en Navarra, que la consejera de Salud diga que ella está en contra, pero no les preguntamos por su opinión personal", subrayó Erro.

Además, insistió en que esta cuestión es "una decisión política que expresa voluntades" y sostuvo que "hoy hay una mayoría parlamentaria que se muestra partidaria de que en Navarra se practiquen las IVE y profesionales en la sanidad pública que están dispuestos a practicarlos, cosa que la consejera pretende engañar a los ciudadanos al decir que todos se someten a la objeción de conciencia".

Al respecto, Erro señaló, haciendo referencia al PSN, que serán otras formaciones políticas "las que tendrán que explicar si van a seguir apoyando o no unos presupuestos de un Gobierno que ha dicho claramente que no se va a producir ningún aborto en Navarra".

Posible reprobación

Así, el portavoz de IUN en el Parlamento de Navarra, Ion Erro, criticó que no se está dando "atención a las más de 600 mujeres que cada año tienen que emigrar a otras comunidades para abortar", ya que en Navarra "hay un planteamiento ideológico religioso que se lo impide" y dijo que su grupo no apoyaría "a ningún Gobierno que no estuviera a favor de otorgar todos los servicios sanitarios al conjunto de la ciudadanía por motivos religiosos".

Por su parte, la consejera de Salud del Gobierno foral, María Kutz, respondió que en Navarra "siempre y en todo momento" se respetará la objeción de conciencia y que si se le reprueba por eso, "desde luego, estaré encantada de esa reprobación, porque la objeción de conciencia de los profesionales es algo que en todo momento hay que respetar".

Kutz indicó que en España "los médicos no quieren hacer abortos, ya que sólo un 3 por ciento se realiza en la sanidad pública", e instó a que en Navarra se apliquen las leyes, aunque aclaró que "juntamente con las leyes hay una serie de derechos de los profesionales sanitarios que yo personalmente me voy a encargar de que se cumplan".

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra