CULTURA Y SOCIEDAD

El jefe del Corso Terrestre y un héroe de México

- En Navarra es un desconocido. Por contra, México le honra como prócer de su emancipación. Fusilado a los 28 años por los realistas, tras caer preso en Hacienda del Venadito (Guanajuato), está enterrado bajo la Columna de la Independencia en México DF.

GERMÁN ULZURRUN . PAMPLONA. Domingo, 19 de julio de 2009 - 04:00 h.

EL 12 de agosto de 1809 un pelotón de 10 artilleros franceses que caminaba hacia Tafalla se llevó un buen susto en El Carrascal. Entre la espesura salieron, de pronto, una docena de tipos armados con aspecto rudo que, tras arrebatarles las armas, les declararon prisioneros.

El jefe de aquella partida guerrillera, en lo sucesivo denominada el Corso Terrestre de Navarra, era un joven de 20 años recién cumplidos, bien parecido, con ademanes más educados, aspecto y vestimenta cuidados y voz ligeramente aflautada. Su nombre era Martín Xavier Mina Larrea, natural de Otano, valle de Elorz en las estribaciones de la sierrra de Aláiz, e hijo de labradores acomodados que le habían enviado a estudiar a Zaragoza.

¡Abajo Godoy!

Antes de acudir a la capital aragonesa, mientras se formaba en Pamplona, tuvo oportunidad de trabar amistad con un militar retirado, nacido en Guipúzcoa, que tenía casa en Goizueta. Juan Carlos Aréizaga (cuñado de José Mª de Magallón y Armendáriz, el marqués de San Adrián pintado por Goya), mantuvo largas tertulias con Xavier Mina donde se interpretaban los acontecimientos bélicos en Europa.

José Mª Iribarren, en su "Espoz y Mina, el guerrillero", recalca la condición de estudiante de cura de Xavier Mina. Sin embargo, José Antonio Marcellán en "El clero navarro en la Guerra de la Indepencia" asegura haber repasado los libros de matrícula del Seminario en aquellos años y no haber rastro de ningún Xavier Mina.

Como quiera que fuese, en marzo de 1808 Mina estudiaba en Zaragoza. Fue uno de los que arrancó el retrato del valido Manuel Godoy, tras su caída en desgracia tras el motín de Aranjuez. Colocaron en su lugar otro con la imagen de Fernando VII. El del favorito lo quemaron en el Coso. Fue su primera significación pública.

De espía para Aréizaga

Tras los sucesos del 2 de mayo Aréizaga vuelve al servicio activo y pide a Xavier que merodee por Roncesvalles y pase a Francia para informar de la entrada de tropas.

La capitulación de Zaragoza, en febrero de 1809, tiene a Mina y Aréizaga por la sierra de Alcubierre en un intento de movilizar combatientes y recursos.

Mientras Aréizaga marcha a Tortosa, Mina vuelve a Navarra con cartas de su jefe. Pronto regresa a Aragón y el 23 de mayo se reúne con su amigo. Juntos, a las órdenes del general malagueño Joaquín Blake, combaten en Alcañiz donde se derrota al mariscal Suchet. Al día siguiente Mina vuelve a Navarra para levantar guerrillas.

El apoyo del prior de Ujué

En julio Mina se reúne en Pamplona con Félix Sarasa "Cholín", Ramón de Elordio, N. de Azcárate y Lucas Górriz. Deciden crear una partida que va a contar con el apoyo decidido del prior de Ujué, Casimiro Xavier De Miguel, a quien en enero la Junta Central había designado para levantar Navarra. De Miguel, nacido en Oteiza de la Solana, era hombre de "inteligencia", no de "armas". Así que puso a disposición de Mina la información que obtenía a través de una amplia red de confidentes.

Xavier Mina tras varias acciones destacadas a finales de agosto estaba en condiciones de plantear a otras partidas la necesidad de la agrupación. Reúne a varios jefes en Monreal, les muestra el nombramiento conferido por Aréizaga y consigue que acepten su jefatura.

Con 200 combatientes marcha a Puente la Reina y roba 60 mulas a los franceses. En Estella se apodera de paños con los que vestir a la tropa. A primeros de septiembre se le agregan un grupo de roncaleses encabezados por Gregorio Cruchaga, que vienen de pelear contra el coronel Plicque por las foces de Burgui y La Bochuela.

Aunque desde un punto de vista estrictamente militar sus acciones no sean decisivas, Mina cosecha un prestigio enorme. Tan así que Bonaparte decide reemplazar al gobernador D"Agoult por el general Georges Dufour. Tendrá más suerte. La columna mandada por el mayor Smitz le encontrarará en Labiano el 28 de marzo de 1810. Mina intenta escapar monte arriba pero su yegua le derriba. El gendarme Michel le alcanza y hiere de un fuerte sablazo en el brazo izquierdo. Es conducido prisionero a la Ciudadela de Pamplona.

Comentarios de los lectores

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Comentario
Datos personales

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

»Visitar la tienda

el-jefe-corso-terrestre-heroe-mexico

Martín Xavier Mina Larrea nació en Otano (Elorz) el 1 de julio de 1789. ARCHIVO

el-jefe-corso-terrestre-heroe-mexico

Castillo de Vincennes en París.




Noticias más leídas

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra