.

.
.



IÑAKI GARRIDO YEROBI | HISTORIADOR

"La historia, en Navarra, me apasiona más"

- El historiador Iñaki Garrido Yerobi publica la segunda edición de su amplio estudio histórico-genealógico sobre los Beaumont, el "linaje por antonomasia de Navarra"

ION STEGMEIER . PAMPLONA . Lunes, 6 de julio de 2009 - 04:00 h.

El asombroso curriculum vitae de Iñaki Garrido ocupa 8 folios; su libro, 450 (del mismo tamaño). Leyendo el primero puede uno enterarse de que nació en Irún en 1971, licenciado en Geografía e Historia, Master en Biblioteconomía, otro en Derecho Nobiliario y Premial, Heráldica y Genealogía.

También que es concejal en su ciudad, que ha trabajado mucho con la Universidad Pública de Navarra para digitalizar los fondos del Archivo Real y General y que ha participado en numerosas investigaciones históricas, cursos, congresos y publicaciones. Es de los que sacan 28 horas al día, lo confiesa. Está casado y tiene una hija de dos años. Lo de asombroso era porque es miembro de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas, de la Boliviana, de la Guatemalteca, del Instituto Peruano de investigaciones Genealógicas... así ocho folios. Ahora le acaban de invitar a Bolivia para que imparta unas conferencias, por ejemplo.

El libro que ha escrito, Los Beaumont: un linaje navarro de sangre Real, por su parte, ha ganado varios premios y constituye un exhaustivísimo estudio histórico-genealógico de los Beaumont. Acaba de ver la luz su segunda edición.

Jaime de Salazar y Acha, de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, dice en el prólogo que pocos autores se atreven a emprender una tarea así. ¿Sabía a lo que se estaba enfrentando?

Uno siempre inicia un proyecto y no sabe cuándo lo va a acabar. Las cosas se van complicando y finalmente acabas con el tiempo, pero a priori no sabes si vas a tardar un año o vas a tardar diez, como es el caso. Hombre, teniendo en cuenta que es una familia muy muy densa, analizando los orígenes hasta prácticamente el siglo XX, 500 ó 600 años de genealogía...

...500 años ¿y cuántos personajes?

No me atrevería a decir cuántos. Para hacerse una idea, el libro tiene al final cincuenta páginas de índice onomástico, a dos columnas. Eso puede dar una idea de los personajes que estamos hablando [alrededor de 6.000].

¿No se había hecho un trabajo tan minucioso sobre este linaje?

De hecho, sobre los Beaumont se han hecho algunos trabajos muy incompletos, por supuesto sin analizar todos los troncos. Para empezar porque los Beaumont son uno de los linajes principales de Navarra y por supuesto de él descienden el 90 ó 95% de la nobleza actual. Es el linaje por antonomasia de Navarra.

¿Algo así como la columna vertebral de la historia de Navarra?

Es la principal, precisamente porque es el bando que ganó la guerra. Y la historia la escribe el bando que gana. En este caso ganó el bando beaumontés, y para asentar su poder después de la guerra van asentándose en distintos territorios con señoríos, etcétera... lógicamente de ahí salen todas la descendencia completa. Es un entramado muy complicado, difícil de seguir muchas veces porque aunque tenga el tronco principal en Pamplona se pueden encontrar ramas distintas de los Beaumont desde la Sakana hasta la Ribera, desde Sangüesa hasta Estella. Eso da una idea del poder que tuvo, en el siglo XVI y XVII, y sobre todo las relaciones de parentesco que tenían con los distintos linajes de Navarra. Si uno ve los llamamientos a Cortes, prácticamente la cúpula de ese poder lo ostenta el bando beaumontés. El conde de Lerín, representante de la duquesa de Alba, tenía el título de canciller y condestable del reino. Es decir, era el que dirimía las reuniones de las cortes.

Del conde de Lerín se suele decir que fue un traidor a Navarra, ¿qué importancia tuvo ese hecho?

En este trabajo, lógicamente, al llegar al tercer y cuarto conde de Lerín se hace mención del paso al bando castellano, incluso del exilio forzado y que se les quita las propiedades. Pero yo voy más por la vertiente histórico-genealógica. El propio tercer y cuarto conde, solamente o por separado, darían pie a cualquier libro tan grande o más que este. Hay muchísima documentación por investigar.

¿Los Beaumont eran poderosos también fuera de Navarra?

Hay que tener en cuenta que aunque en origen sea una familia que surge de Navarra, desciende de hecho de los reyes de Navarra, con el paso de los siglos se van difuminando en el entorno geográfico. Es decir, extiende las fronteras de Navarra, se pasa a la península, se pasa a las Américas... Además, siempre están al lado del rey. Si les llama el rey y les pone en el ejército o en la iglesia, allá donde les exige ir, van.

¿Ahora que crecen las rutas temáticas, si se creara el itinerario turístico de los Beaumont por dónde discurriría? ¿Qué queda físicamente de ellos?

La verdad es que poco y mal. Habría que partir de Lerín, que es donde tenían el señorío principal. Propiedades, pocas. Hace poco se ha restaurado el palacio del Condestable en Pamplona. Habría que mencionar quizá el Castillo de Arazuri, a las afueras de Pamplona... pero tampoco creas que quedan vestigios.

¿Tumbas?

Los enterramientos propios estaban en Lerín. Lerín fue saqueada en la Guerra de Independencia. Hay alguna referencia de algún autor del siglo XVIII que habla de que había mausoleos de mármol pero todo eso desapareció. Quedan emblemas heráldicos en algunos edificios pero poco más. Ha desaparecido prácticamente todo.

¿Y rastro documental?

Fuentes hay cantidad. El Archivo General de Navarra, el Obispado, las distintas parroquias, el fondo medieval, notarial, luego el de Simancas... de hecho en estos diez años que he estado investigando me he movido muchísimo, incluso en el extranjero.

¿Ha encontrado aspectos novelescos?

Hay un Beaumont en la línea de Valtierra, un tal Enrique de Beaumont y Navarra que en el siglo XVI tiene dos problemas: uno, que quiere llamarse señor de la villa de Valtierra, y lógicamente la villa dice que no. Y, por otro lado, ese señor tiene un conflicto con su mujer. Este hombre se casa joven y lo único que hace es maltratar a su mujer. Incluso hay una sentencia que cuenta cómo la mete en una torreta de su castillo en Valtierra, clava la puerta, y entre tanto él vive en su propia habitación con su amante. Tiene también un enfrentamiento con la iglesia porque en un arrebato entra en el templo con la espada en alto amenazando al sacerdote... es un personaje de novela. Un personaje que está en el paso del viejo sistema al Renacimiento, ese paso en que no sabe dónde situarse.

¿Los Beaumont de hoy en qué medida descienden de aquellos?

Mucha gente piensa que por tener el apellido Beaumont desciende de los reyes de Navarra. Hay que hacer dos aclaraciones. Puede ser cierto, hasta que no se demuestre documentalmente lo contrario, pero hay gente que simplemente nació y tuvo de padrino a un Beaumont, y al bautizarse se les ponía el apellido. También hay bastardos que mantienen el apellido. Habría que verlo caso a caso. Pero no todas las parroquias de Navarra tienen fondos documentales de hasta el siglo XVI.

¿Qué tiene la historia de Navarra para que trabaje tanto aquí?

Estoy enamorado de la historia de Navarra. La historia me apasiona, pero es que en Navarra me apasiona más. Para mí es una fuente inagotable de información. Hay mucho que escribir, sobre todo en genealogía, que prácticamente es un campo abierto. Con los Beaumont, por ejemplo. Mucha gente piensa que es un linaje del siglo XV que desapareció. Mucha gente no sabe, por ejemplo, que la duquesa de Alba actual desciende directamente de ellos. Ese tipo de cosas se pierde en la historia. Además, yo me crié en Puente la Reina, con lo que mi pasión por Navarra es mayor.

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra