Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

"Me he quedado sin casa en un segundo"

El salón, la cocina, el baño y una pequeña despensa quedaron reducidos a escombros

Actualizada Sábado, 21 de marzo de 2009 - 02:15 h.
  • M. MARTÍNEZ DE EULATE . ESTELLA

VEINTICUATRO horas después del suceso, Elena Elvira Suberviola todavía no se lo podía creer. Aunque ayer aseguró encontrarse más tranquila, seguía sin digerir los cuantiosos destrozos que el día anterior había provocado un camión al empotrarse de lleno en su vivienda de Mendavia y "convertir en escombro" parte de su vida. "Todo lo que tengo estaba en mi domicilio: mi vida, mis recuerdos... Nadie sabe cómo me siento. Estoy desesperada.

Me he quedado sin casa en un segundo", comentó.

El suceso al que esta vecina de Mendavia, viuda de 75 años, hace referencia tuvo lugar a las tres de la tarde del jueves, festividad de San José, y en ese momento nadie se hallaba en el interior del inmueble. A esa hora, el conductor de un camión de 40.000 kilos de peso se disponía a poner en marcha el vehículo, estacionado en pendiente a 125 metros. La cabina, separada del remolque, permanecía vacía y el chófer, según testigos presenciales, se encontraba enlazando ambas partes para salir de viaje. "Unió las mangueras que las conectan y, al no echar el freno de mano de la cabina por seguridad, el camión se precipitó y embistió la vivienda", contó Javier Luri Elvira, uno de los tres hijos de la inquilina.

Él fue quien se enteró primero del suceso y se lo comunicó seis horas después a su madre con la intención de no interrumpirle la sobremesa, ya que ella había salido por la mañana a una casa de campo para pasar el día con un grupo de primas. "Me llevé un desazón tremendo. Menudo disgusto. Es muy triste", aseguró.

El impacto del camión convirtió en añicos la mitad de la vivienda. Se llevó por delante el salón, la cocina, el baño y una pequeña despensa. Justo la mitad de los cien metros aproximadamente que ocupa el inmueble, de planta baja. Sólo quedó en pie una reducida sala y tres habitaciones, donde dormían Elena Elvira y Carlos, su hijo pequeño. "Nos hemos quedado también sin calefacción, sin luz, sin teléfono...", señalaba ayer uno de los hijos.

Ayer por la mañana se retiró el camión y por la tarde, los dos hijos mayores de la propietaria de la vivienda siniestrada, Javier y Julián, se afanaron en abrir al paso la calle, que había quedado cortada por los escombros acumulados tras el choque. Dos empleados de la brigada del Ayuntamiento se desplazaron también al lugar, situado a las afueras de Mendavia en dirección a Lodosa, con una excavadora y un remolque. "Así hemos podido limpiar antes una zona que obstruía el acceso a las calles Yesa y San Bartolomé", confirmó el hijo.

Mientras tanto, Elena Elvira no paraba de darle vueltas en casa de su hermana Pilar, a donde se ha trasladado de momento. "Mientras no la arregle voy a estar aquí o con mis hijos. Todavía me parece increíble", comentó ella.

Labores de desescombro ayer por la tarde en lo que era el baño y la cocina de la vivienda.

Imagen del camión empotrado en la casa. CEDIDA.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra