Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

El asesino confeso declara ahora que su amigo Javier, menor de edad, fue quien mató a Marta

El juez somete a un careo a tres de los imputados, hace otra reconstrucción de los hechos y ordena rastrear el vertedero

Actualizada Miércoles, 18 de marzo de 2009 - 01:54 h.
  • CECILIA CUERDO . COLPISA. SEVILLA

La investigación sobre el asesinato de Marta del Castillo ha dado un nuevo giro. El asesino confeso, Miguel Carcaño, se retractó ayer de su testimonio inicial, declaró que fue el menor Javier G. quien mató a la adolescente y aseguró que el cuerpo lo arrojaron a un contenedor de basuras cercano a su casa.

El operativo de búsqueda se suspendió en el río Guadalquivir y comenzó a prepararse el rastreo en la planta de gestión de residuos de la ciudad.

De forma sorpresiva, el principal implicado en la desaparición de Marta, su amigo y ex pareja Miguel Carcaño, se desdijo el lunes de su confesión inicial y aseguró que fue su amigo Javier El Cuco, hasta ahora imputado como colaborador, quien causó la muerte de la adolescente. Indicó incluso que la agresión no se realizó con un cenicero, aunque no ha trascendido aún la forma en la que, según esta nueva versión, se habrían producido los hechos.

Envuelto en una manta

El autor confeso fue más allá e incluso explicó que Samuel B. envolvió el cuerpo en una manta con cinta adhesiva y, al contrario de lo que se pensaba hasta el momento, no lo arrojaron al río Guadalquivir, sino que se deshicieron de él tirándolo en un contenedor de basura cercano a su domicilio en la calle León XIII.

Los investigadores no dan mucha credibilidad a esta versión de Miguel, dado que al no haber aparecido el cuerpo es lógico que los imputados quieran exculparse. Por este motivo, el juez instructor decidió tomar declaración de nuevo a los imputados. Así, durante la mañana sometió a Miguel y sus dos amigos -Javier y Samuel- a nuevos interrogatorios individuales y a sendos careos, aunque al parecer no aportaron demasiado a la investigación.

Fuentes judiciales señalaron que tanto el menor como Samuel se reafirmaron en que no estuvieron en la casa de Miguel la noche del 24 de enero ni se enteraron de lo sucedido hasta su detención, y que confesaron que habían participado por presiones policiales.

Por este motivo, el juez decidió realizar a media tarde una nueva reconstrucción de los hechos, la tercera de Miguel, en la vivienda de León XIII, que se prolongó durante más de tres horas. Para evitar cualquier altercado, la calle quedó acordonada para poder rehacer también con tranquilidad el recorrido hasta la cabina, desde donde supuestamente Miguel llamó a Samuel, y hasta el contenedor con un maniquí y una silla de ruedas similar a la que solía usar la madre del acusado y con la que, supuestamente, un vecino le vio el día del crimen.

Visita del juez al vertedero

Pese a estas declaraciones contradictorias, la Policía cree tener suficientes pruebas de que Miguel y el Cuco estaban en el domicilio cuando murió la joven. No obstante, son conscientes de que algunas de las lagunas, como la forma de la muerte y el arma homicida, sólo podrán ser aclaradas con la aparición del cuerpo.

El juez instructor visitó la tarde del lunes la planta de tratamiento de residuos de Alcalá de Guadaira para conocer cómo se almacenan y compactan estos restos y la posibilidad de revisarlos en busca del cadáver de la joven.

Los equipos de rescate, que han buscado durante treinta días el cuerpo de la joven Marta del Castillo en el río Guadalquivir, preparan un plan de búsqueda en el vertedero de basuras de Sevilla, en la localidad de Alcalá de Guadaira.

Miguel Carcaño es conducido al interior de los juzgados de Sevilla. EFE

Samuel Benítez se enfrentó a un careo con Miguel Carcaño para aclarar los hechos. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra