Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El monstruo se sienta en el banquillo

Según el abogado de Josef Fritzl la esclavitud es cuando hay un afán de lucro y en este caso él amaba a su hija

Actualizada Martes, 17 de marzo de 2009 - 02:04 h.
  • CHRISTIAN FURST.. DPA. ST. POLTEN (AUSTRIA)

No, ya no queda nada amenazante en este hombre. Cuando Josef Fritzl ingresó ayer a las 9.30 horas en la sala del tribunal, su aparición causó casi una lástima involuntaria. No queda mucho de aquel hombre de mirada intimidante fotografiado por la policía después de su detención hace un año.

Cuando Fritzl entró a la sala del tribunal de St. Polten, custodiado por dos gendarmes con uniforme negro, un ligero temblor sacudió su cuerpo de aspecto más bien débil.

El hombre, de 73 años, que enfrenta terribles acusaciones, escondió su cara casi como un niño detrás de un archivador azul. Durante cinco minutos se quedó parado de esa manera, cinco largos minutos, hasta que entró la jueza que preside el tribunal.

Mientras un fotógrafo se arrodillaba delante de él para ver si lograba captar al menos parte de su cara, un periodista de televisión le preguntaba en vano cómo se encontraba. "Señor Fritzl, ¿cómo le va?", se escuchó varias veces.

Josef Fritzl, acusado entre otras cosas de asesinato, esclavización y violación reiterada, sigue callando. No baja la carpeta azul hasta tomar asiento en el banquillo de los acusados. Allí se sienta de espaldas a los alrededor de 100 periodistas presentes en la sala que llegaron desde todo el mundo a St. Polten para ver al "monstruo de Amstetten".

No se trata de un proceso común. La jueza Andrea Hummer lo dejó en claro desde el principio. Humer decidirá sobre el hombre que mantuvo a su hija encerrada en un sótano durante 24 años, la torturó, la violó y la embarazó numerosas veces. Y dado que este no es un "proceso normal", advirtió, mirando fijo a los periodistas: "Se trata de la actuación de una persona, no del crimen de toda una localidad, ni de toda una nación".

Sí, en este proceso también se trata de los medios, sobre todo de la transmisión mundial del "caso Fritzl". Eso también lo sabe la fiscal Christiane Burkheiser, que advirtió a los 12 jurados: "Olviden todo lo que hayan leído o escuchado hasta ahora sobre este caso". Sin embargo, luego contó con palabras drásticas acerca de los crímenes de Josef Fritzl, que la mayoría de los locales ya conocen a través del diario. Para Burkheiser, el acusado es un asesino porque no llevó a su hijo recién nacido enfermo al hospital. También es culpable de esclavitud porque atrajo con un pretexto a su hija de Elisabeth 18 años a un sótano oscuro y la mantuvo encadenada allí durante meses, mientras la violaba reiteradamente.

"No", exclamó el defensor estrella Rudolf Mayer. Según dijo, Fritzl no es un asesino porque se preocupó por el recién nacido. ¿Y la esclavitud? Afirmó que esclavitud es cuando hay un afán de lucro y que Fritzl amaba a su hija.

Según su abogado, Fritzl no es un monstruo. "Quiso crearse una segunda familia en el sótano", lo justificó. En cuanto a la violencia sexual, Mayer dijo: "Si lo hubiera hecho sólo por el sexo, no habría tenido hijos, comprado libros para la escuela y regalos". Sí, dijo Mayer, Fritzl reconoce las violaciones, el incesto y la privación de la libertad, pero no el asesinato.

El acusado también dejó esto en claro cuando la jueza le preguntó sobre uno de los puntos de la acusación: "No culpable", dijo en cuanto a la acusación de asesinato y los cargos por esclavitud.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Josef Fritzl se tapa la cara con una carpeta azul en el Tribunal Regional de Sankt Polten, en Austria. AFP

Josef Fritzl durante el juicio.

La provocadora performance "Pension Fritzl Vienna" ante la Corte. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Totalmente de acuerdo Luis , pero no hay narices para que este hombre pague de verdad lo que ha hecho , ni la habrá de esta sociedad tan hipocrita que vivimoscleopatra
  • Es una lástima que no se le pueda condenar a 24 años de permanencia en un zulo,sin luz natural ni aire natural,y que le violen sistemáticamente "por amor"durante esos 24 años.Lástima?? Ninguna!!!Luis

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra