Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACIONAL

Los paraísos fiscales ceden ante las presiones de EE UU, Francia y Alemania

En Bélgica, Luxemburgo y Austria se les retendrá un 15% más que ahora en 2011, si mantienen el secreto bancario

Actualizada Domingo, 15 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • FERNANDO PESCADOR . COLPISA. BRUSELAS

Coincidiendo con la reunión en Londres de los ministros de Finanzas del G-20, algunos de los paraísos fiscales existentes en el planeta y de los países que conservan aún el secreto bancario en Europa han anunciado una relajación de normas, para satisfacer las fuertes presiones que están ejerciendo sobre ellos Estados Unidos, Francia y Alemania, cara a la cumbre del G-20 de comienzos de abril que debería sentar las bases de un nuevo modelo financiero mundial.

Este viernes, Suiza, Austria y Luxemburgo se declararon dispuestas a conceder información sobre los clientes de sus bancos que no tengan residencia fiscal en el país, cuando existan pruebas sólidas de evasión tributaria. Dicha información se atendría a los requisitos establecidos por la OCDE pero no sería transmitida con carácter automático e indiscriminado, sino a petición específica de una administración tributaria para sujetos individuales, y caso por caso.

Intercambio de información

El día anterior, el ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, había anunciado que su país se está preparando para adoptar en 2010 el modelo de intercambio automático de información fiscal vigente desde 2005 en la mayor parte de la Europa comunitaria. Ese modelo no fue asumido por Bélgica, Luxemburgo y Austria cuando la UE alcanzó, en la cumbre europea de Feira (junio de 2000), su ya famoso acuerdo sobre la armonización de la fiscalidad del ahorro de los no residentes.

El modelo en cuestión prevé el intercambio de información entre administraciones tributarias sobre rendimientos del ahorro de los no residentes fiscales con carácter automático e indiscriminado, o una retención en origen, cifrada actualmente en el 20% que aumentará al 35% en 2011, en aquellos países (los tres citados), que optaron por mantener el secreto bancario.

Bruselas, Viena y Luxemburgo exigieron en 2000 la retención en origen alegando que otros países como Suiza, Lichtenstein, Andorra, Mónaco, las islas anglonormandas del Canal de la Mancha e incluso Singapur, iban a mantener en cualquier caso el secreto bancario, lo que suponía una amenaza directa para la solvencia de sus respectivas plazas financieras.

Movimientos bajo amenaza

La situación está cambiando. Las islas de Jersey, Guerseney o Man han declarado su intención de atender los requerimientos de transparencia del ministerio británico de Finanzas; Andorra y Liechtenstein manifiestan ahora su disposición a acomodarse a las exigencias de la OCDE en materia de intercambio de información fiscal y Hong Kong y Singapur expresaron el pasado febrero la intención de revisar sus respectivos códigos fiscales. Y las Islas Cayman, en fin, han anunciado su disposición a cerrar acuerdos de intercambio de información fiscal con siete países nórdicos.

Todos estos movimientos se producen bajo la amenaza franco alemana de establecer una lista ampliada de países no colaboradores en la persecución del fraude fiscal, a los que podrían imponérseles sanciones bajo la forma de provisiones bancarias especialmente elevadas para operar fuera del territorio nacional o, incluso, limitaciones en los flujos de capitales con origen o destino en dichos países.

Ampliación de la fórmula

Hasta ahora, la directiva sobre tributación de los no residentes concierne únicamente a los intereses del ahorro, pero la Comisión europea ha formulado propuestas para extenderlo a otras figuras como los seguros de vida, créditos de capital protegido y rendimiento predeterminado y fondos de inversión.

Se calcula que las fortunas colocadas en paraísos fiscales o territorios fiscalmente opacos supera los 7 billones de dólares.

Dos de ellos estarían depositados en Suiza y uno más en Luxemburgo.

Los países en desarrollo pierden más dinero por recaudación no realizada, a cuenta de la evasión de capitales efectuada por sus nacionales, que los ingresos por ayuda internacional que perciben: 124.000 millones de dólares al año, frente a los 103.000 millones que reciben, según un estudio realizado y presentado por Oxfam.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra