Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El autor de la masacre en el instituto de Alemania anunció sus intenciones en Internet

Los padres del agresor, contra los que se podrían presentar cargos por negligencia, han abandonado la localidad

Actualizada Jueves, 12 de marzo de 2009 - 16:42 h.
  • AGENCIAS. Berlín (Alemania)

Tim K., el adolescente de 17 años que ayer mató a trece personas en Winnenden y a otras dos en una localidad próxima en el suroreste de Alemania, sí que había advertido de sus intenciones, según informó hoy la Policía. El joven relató sus planes a un contacto en un chat y argumentó que "no podía más". Además, las investigaciones de la policía han ahondado en la personalidad del asesino, quien era muy aficionado a los juegos violentos. Además, su carácter le llevaba a no tener amigos. por otra parte, sus padres han huído de la pequeña localidad en la que sucedieron los hechos, mientras se estudia presentar cargos contra ellos por negligencia. El padre era el dueño legal del arma que se usó en la matanza.

Según informó hoy en rueda de prensa el titular de Interior de la región de Baden-Wuerttemberg donde se encuentra Winnenden, Heribert Rech, un adolescente de Baviera de 17 años contactó con el autor de la matanza en un chat la noche antes y éste le explicó sus intenciones. "No puedo más", fueron las palabras que usó Tim K. en su conversación 'online' a las 2:47 horas, según Rech. "Estoy harto, siempre lo mismo, todos se ríen de mí, nadie se da cuenta de mi potencial", se lamentó el agresor. "Lo digo en serio Bernd (el nombre del joven), tengo armas aquí y mañana a primera hora iré a mi antigua escuela y habrá una verdadera barbacoa", añadió, reconociendo que quizá él mismo moriría.

"Estate atento Bernd, se oirá hablar de mí", añadió en su conversación el autor de la matanza, que dio a su interlocutor el lugar exacto donde se produciría, Winnenden. "Y ahora ninguna información a la Policía, ningún miedo, me las piro", concluyó. Según explicó Rech, el interlocutor no se tomó el mensaje amenazante en serio, pero en cuanto vio las noticias contó a su padre lo sucedido.

Además, la policía ha ido ahondando, durante las investigaciones, en la personalidad del joven. Así llegó a conocer que el agresor había recibido tratamiento por depresión el año pasado pero interrumpió la medicación en septiembre. Del mismo modo, la Policía informó de que en el ordenador del asesino se ha encontrado un juego de guerra.

Los testimonios que recogen hoy todos los medios alemanes de las personas que le conocieron parecen apuntar a una mala relación con los compañeros de clase y en particular con una profesora, e incluso se habla de posible 'mobbing'. Una chica de 12 años, Fabienne B., asegura haber recibido una carta de Tim K. hace tres semanas. "Escribe a sus padres y les dice que lo siente y que no puede más", señaló la adolescente.

Según relató al periódico 'Bild' un vecino, cuando se le encontraba en el parque "siempre se quejaba de una profesora porque le presionaba y le amenazaba con tirarle a la papelera". De acuerdo con este vecino, Tim "la odiaba, como a las mujeres en su conjunto". Esto podría explicar el hecho, ya resaltado ayer por la Policía, de que la mayoría de las víctimas de su antiguo instituto fueran mujeres --ocho alumnas y tres profesoras, del total de doce muertos--.

Por su parte, un adolescente del barrio explicó a este mismo diario que dado que sus padres conocían a los del agresor le habían "rogado que jugara con él, porque no tenía ningún amigo". Según este joven, Tim K. tenía en su habitación "al menos 30 armas de aire comprimido colgadas de la pared".

Posibles medidas contra los padres

Entretanto, la Policía informó hoy de que los padres del agresor han abandonado Winnenden porque quieren estar tranquilos. Lo cierto es que el padre de Tim K. está en el ojo del huracán, ya que disponía de un importante arsenal en su casa --armas todas ellas con licencia-- y aparentemente no había establecido la suficiente seguridad para impedir que su hijo tuviera acceso a él.

Según el jefe de la Policía de Waiblingen, "todo apunta a una negligencia del padre en lo que se refiere a la custodia de un arma". Así las cosas, indicó que deberán ser los fiscales los que determinen si hubo una infracción de la ley de posesión de armas y por tanto si "se tomarán medidas contra los padres o el padre".

Entretanto el instituto Albertville, donde comenzó ayer la matanza poco después de las 9:30 horas, permanece cerrado hasta nueva orden y en él la Policía ha encontrado numerosa munición que presuntamente se le cayó al agresor durante su apresurada huida.

Mientras, las víctimas en primera persona de los disparos de Tim K. en varias aulas y en los pasillos y los familiares de los fallecidos siguen recibiendo atención psicológica para tratar de superar la tragedia vivida. Por otra parte, todavía continúan ingresados en el hospital nueve heridos del tiroteo, si bien la vida de ninguno de ellos corre peligro y de hecho se espera que tres de ellos puedan ser dados de alta muy pronto. Se trataría de cinco alumnos, dos profesores y dos agentes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Dos personas lloran ante el altar de flores y velas montado en el exterior de la escuela secundaria Albertville en Winnenden (Alemania) tras el tiroteo protagonizado ayer por un adolescente de 17 años que asesinó a 15 personas para después suicidarse.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra