Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
IONE VILLANUEVA CUIDADORA DE LA ERMITA DE MUSKILDA

"Las danzas de Muskilda son guerreras y paganas"

Actualizada Domingo, 8 de marzo de 2009 - 03:59 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . OCHAGAVÍA

Ione vive, desde siempre, en esta villa pintoresca que es Ochagavía. Artesana de la madera, es casi más conocida por ser hija de la serora, la cuidadora de la ermita de Muskilda. Desde hace años, le ayuda a preservar esta labor.

El nombre de Ochagavía ha dado lugar a muchas interpretaciones. ¿A cuál dan más crédito sus habitantes?

A dos. A las que dicen que el nombre viene de "sitio frío" y a las que aseguran que procede de "sitio de lobos". De hecho, el escudo que tiene el Valle de Salazar es un lobo con un cordero. Un historiador define al valle como un pueblo ganadero por el cordero y montaraz por el lobo, y me parece muy significativo.

¿Ochagavía hace las delicias de cualquier arquitecto?

Sí, tienen mucho que observar. Las casas se pueden catalogar por épocas; muchos portales tienen simbología de Cristo, medias lunas, flechas.... Hay tres casas con ventanas geminadas, una preciosidad, y por supuesto están los escudos en las fachadas, los hay muy bonitos. Si miramos el pueblo desde arriba, vemos que ninguna sola puerta está orientada al norte, a no ser que esté muy protegida del viento; muchas tiene protecciones colocadas en los laterales. Se guardan normas muy estrictas al pintar las fachadas para mantener la unidad del conjunto.

¿Los tejados también son inconfundibles?

Sí, los tejados empinados son muy originales, antes eran a cuatro aguas y ahora son a dos. La cubierta de la iglesia es de tablilla de madera, así eran todos los tejados de las casas salacencas hasta que llegaron los franceses. Sólo se conserva en San Juan Evangelista, en el tejado de Muskilda y en la iglesia de Izalzu. Cuando hago visitas guiadas a la gente también le llama la atención las separaciones entre las casas, los etxekartes. Sobre todo son para aislar bien las casas unas de otras y para coger mejor el agua de los tejados.

Da la imagen de pueblo que ha manejado mucho dinero...

Sí, por la cercanía con Francia y el contrabando. Me acuerdo, cuando era pequeña, que el ambiente estaba impregnado del olor a café en Muskilda.

¿Las mugas del pueblo pueden competir en belleza?

Sí, el entorno es espléndido, se ve todo el Prepirineo hasta Ori. Se puede hacer media montaña, todo el senderismo que se desee porque hay muchos caminos marcados... Se respira paz. Y suelen llamar a Ochagavía la puerta de Irati, estamos a 23 kilómetros de la selva.

¿Los danzantes de Muskilda reflejan con sus bailes la esencia del pueblo?

Son lo más antiguo que se conserva en la cultura de Ochagavía. No son danzas religiosas, son guerreras y totalmente paganas. No soy experta, pero me da la impresión de que existían antes de la advocación a la virgen de Muskilda en el siglo XII.

Pocas veces el Bobo habrá tenido tanto protagonismo como en estas danzas...

Sí, es el personaje principal, es quien dirige a los ocho danzantes. Lleva un traje diferente, arlequinado, y en el baile del pañuelo se pone una careta con dos caras, blanca y negra. Los historiadores dicen que se refiere al dios Jano de la mitología pagana.

¿La figura del ermitaño y la serora están íntimamente ligadas al santuario de Muskilda?

Sí, son las personas que cuidan del sitio de culto religioso; Muskilda es un conglomerado en el que todo va unido y siempre ha habido alguien dedicado a la conservación de todo el patrimonio. Aquí comenzó mi padre y luego mi madre, y desde hace tiempo le ayudo.

¿No se siente privilegiada al formar parte de una cadena casi milenaria?

Sí, el sitio me fascina. He vivido aquí toda la vida y me gusta, las vistas son privilegiadas. Siento el lugar porque me lo han transmitido así, pero también es duro.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra