Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El lienzo almenado

No tiene parangón en Navarra. El imponente lienzo de murallas del Cerco de Artajona se ha dibujado con precisión con el pincel de su agitada historia sacra, real y militar.

Actualizada Sábado, 14 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . ARTAJONA

NO es difícil evocar el fragor de la batalla. ¿Cómo no transportarse a las intrigas palaciegas o a los asedios estratégicos en semejante escenario? El Cerco de Artajona es un prodigio de arquitectura militar medieval visible para cualquier visitante que se acerque a la localidad.

Nueve torres almenadas se yerguen sin espalda envolviendo a la iglesia-fortaleza de San Saturnino en un abrazo protector entre las saeteras y el paseo de ronda, pero las catas arqueológicas apuntan que pudieron tener hasta ocho compañeras más. Al norte, la puerta de San Miguel saluda a los valles fértiles que se extienden frente al Cerco; al sur, el portal de Remahua preside el pueblo que se fue arracimando en la parte baja para protegerse del cierzo.

La primera piedra de su esplendor la apuntalaron los canónigos franceses de Tolouse, a los que el obispo Pedro de Roda cedió los derechos sobre la iglesia de Artajona. Con ellos el crecimiento del pueblo fue espectacular, y bajo el impulso del religioso Hugo de Conques se funda la iglesia de San Saturnino y el Cerco fortificado, muestra de la preocupación defensiva de la época. Porque el Cerco de Artajona ha presenciado convulsos episodios históricos: el pleito con el monasterio de San Juan de la Peña por no pagar los diezmos; el asalto del conde de Lerín en tres ocasiones, en una guerra abierta declarada entre agramonteses (los habitantes de Artajona) y beaumonteses (el famoso aristócrata). Pero sin duda, la página más singular se escribió entre 1153 y 1158, cuando Artajona se convirtió en reino castellano, dentro del reino de Navarra.

Todavía quedan vestigios de la barbacana y otra muralla contigua con efecto disuasorio para el enemigo; las excavaciones han sacado a la luz un donjón (sólo hay otro similar en el desolado de Rada), con una torre que en su época se alzaría entre veinte y treinta metros, y cuyos subterráneos se utilizaban como nevera. La rica arqueología del Cerco, tanto la visible como la que permanece en penumbra, se puede comprender mejor con las explicaciones del centro para visitantes.

Cual director que dirige a una orquesta almenada, el templo de San Saturnino se integra perfectamente en el Cerco amurallado. Erigido sobre una iglesia románica en el siglo XIII, en la actualidad permanece cerrado por obras de restauración. Su única nave convive con la torre del siglo XIV, que desempeñó labores de puesto de vigía, mazmorra y campanario; esta última faceta sigue vigente, en un espectáculo digno de ver ya que las campanas de Artajona se bandean al revés. La imagen de San Saturnino está muy presente, tanto en la portada del templo como en el retablo mayor, una joya que se espera que pronto vuelva a lucir en todo su esplendor cuando termine la restauración de Príncipe de Viana.

El perfil arriñonado del Cerco lo han visto in situ estrellas como Sean Connery y Audrey Hepburn, que retrataron su estampa hollywoodiense cuando fue elegido plató de rodaje para la película Robin y Marian. Pero no es el único atractivo que muestra Artajona, ya que los visitantes podrán pasear por empinadas calles empedradas con fachadas blasonadas para contemplar el otro templo del pueblo, la iglesia de San Pedro, o recrearse en las leyendas de Santa Catalina o la Virgen de Jerusalén.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Panorámica de las almenas y la muralla del Cerco de Artajona. EDUARDO BUXENS

El Cerco de Artajona.

Ángel Andueza, con la silueta de la torre del siglo XIV de San Saturnino al fondo. EDUARDO BUXENS

Vista del pueblo de Artajona desde el campanario de la iglesia. EDUARDO BUXENS

El interior de la iglesia de San Saturnino todavía está en obras. BUXENS

Fin de semana medieval en el pueblo. ALBERTO GALDONA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Impresionante la villa, impresionantes sus gentesArtajona y el Cerco, Artajona y la Virgen de Jerusalen!! también impresionantes!!Adentrarse por sus callejuelas, es una experincia singular,un precioso dia de domingo aprovecha a visitar.Uno de aquí, que vive allá
  • De lo más bonito en Navarra y en españa!! Es un castillo único y diferente y la idiosincrasia de sus gentes y su entorno hacen que aumente el encanto de la villa. Una sevillana que lo conoce sevillana
  • Qué maravilla!laser
  • Artajona es una maravilla que debiera estar a la altura de otras localidades como Olite, Ujue, etc,, en Navarra nos hemos infravalorado pero ya es hora de que levantemos el vuelo y digamos, ¡Aqui estamos por meritos propios y de nuestros antepasados¡ Ni un paso atras¡¡¡¡¡MILFLORES JARDIN BOTANICO
  • en artajona hay fuentes del leon?por preguntar

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra