Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TENIS | OPEN DE AUSTRALIA

Cambio de época

El tenista suizo reconoció que "cuando estás muy cerca la derrota duele más"

Actualizada Lunes, 2 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • ÁLVARO BRETÓN . PAMPLONA

Todos los afortunados que pudieron ver la final de ayer del Open de Australia entre Rafael Nadal y Roger Federer fueron testigos de un cambio de época. Tal y como si se tratara de un cambio de la edad moderna a la edad contemporánea, Nadal cogió el relevo de Federer, que ha sido el tenista más grande de los últimos tiempos, y se convierte, a sus 22 años, en el tenista que está con más posibilidades de batir todos los récords en el mundo del tenis. La victoria en Wimbledon fue un serio aviso.

Hacerse con el número uno, otro. Pero esta victoria en pista dura supone la consagración de Nadal. El llanto del suizo en la entrega de trofeos dejó bien a las claras que los momentos de gloria para Federer difícilmente se podrán repetir en un torneo en el que compita Nadal.

Pese a todo, aún vamos a poder vivir, con el permiso de Djokovic, Murray o Verdasco, de más enfrentamientos entre estos dos genios de la raqueta y pasarán a la historia si no lo han hecho ya como el duelo más estelar de todos los tiempos, superando a los Muhammad Ali-Joe Frazier en boxeo, los Magic-Bird en baloncesto, o los propios entre Agassi y Sampras en tenis, por ejemplo. Nadal, primer español en lograr la victoria en Australia, suma con este su sexto Grand Slam, y ya ha comenzado bien en su camino por lograr los cuatro grandes en un solo año. Ayer le entregó la copa de campeón el australiano Rod Laver, único tenista en la historia en conseguirlo. Una premonición.

El partido, bajo control

Nadal no lo tuvo ayer tan difícil como parece indicar el resultado de un partido que llega al quinto set. Desde el comienzo, siempre fue por delante en el marcador y fue desgastando a Federer desde los primeros raquetazos. Además Federer empezó nervioso y Nadal le rompió el servicio en tres ocasiones en un primer set que finalizó 7-5 para el de Manacor. La perla mallorquina empezaba a demoler a su rival con bolas altas que buscaban el revés de Federer, quizá su golpe menos bueno. Además, Nadal demostraba ser un genio en los golpes en movimiento, pues no sólo llegaba a pelotas imposibles sino que les daba una dirección increíble que Federer no conseguía devolver.

En el segundo set, Nadal le rompió el saque a un descentrado Federer en el quinto juego (3-2). Nadal pudo haber aprovechado las imprecisiones del suizo pero no lo hizo y Federer le devolvió la rotura del servicio (3-3). Además, el helvético se vino arriba con su saque (3-4) y en el siguiente juego volvió a romper el saque al manacorí a la quinta bola de break (3-5). Fue el primer momento de tensión para Nadal que vio como Federer no desaprovechó su saque para llevarse el segundo set por 3-6.

El tercer set para Nadal, clave

El tercer set demostró la gran igualdad que existe entre los dos mejores tenistas del mundo y se vio un tenis de gran nivel. Nadal tuvo la oportunidad de ponerse 4-2 con el saque para él pero Federer aguantó y no lo permitió. En el noveno juego, con 4-4, Nadal superó otra difícil situación. Federer tuvo tres bolas de break pero Nadal levantó el 0-40 y tras dos juice y uno de los mejores puntos del partido, con un intercambio de golpes espectacular, Nadal se apuntó el 5-4 a su favor. Con el 5-5, Federer tuvo 3 bolas de break, pero Nadal supo de nuevo levantarlas y se colocó con 6-5. En el siguiente juego, Nadal tuvo bola de set pero la gran calidad de Federer hizo que se llegara al tie break, donde se preveía una mayor ventaja para el suizo gracias a su mejor saque. Aunque fue precisamente en una doble falta de Federer, cuando Nadal consiguió su segundo set en una hora y veinte minutos. El partido se le ponía de cara al de Manacor.

En el cuarto set comenzó mandando el suizo y le rompió el servicio a Nadal a las primeras de cambio. Estaba claro que Federer no iba a regalar el partido y por ello, ningún tenista se puede relajar ante él, ni siquiera el numero uno del mundo. En el cuarto juego, Nadal levantó un 0-30 pero Federer también levanto en el siguiente juego una situación muy delicada, se repuso y en el sexto juego le rompió el servicio a Nadal. El helvético iba a vender cara su derrota. Con su saque, Federer se puso 5-2 por delante. El quinto set parecía cercano. El tenis que se estaba viendo era de muchos quilates. Increíble, con golpes imposibles por parte de uno y del otro. Ya con su saque, Federer colocó el 6-3 en el cuarto set. Al partido no se le podía pedir más, un quinto y definitivo set tras 3 horas y 50 minutos para determinar el campeón del torneo.

Nadal sentenció con autoridad

Federer había ido por detrás en el marcador en todo momento pero en el quinto set empezaba un partido nuevo. Pero esto se resolvió en el cuarto juego de este set cuando Nadal rompió el servicio a Federer. El manacorí tan sólo tenía que mantener su saque para lograr el torneo. Federer estaba noqueado y sus errores al final del partido, incluyendo fallos de saque, le otorgaron el quinto y definitivo set por 6-2 a Nadal. Rafa se convertía en ese momento en el primer tenista español en triunfar en Australia.

A

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Rafa Nadal muerde el trofeo de campeón del Abierto de Australia.

Rafael Nadal abraza a Roger Federer, con los ojos llorosos y muy emocionado en la entrega de trofeos. EFE

Federer lloró tras su derrota. AFP


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Pilotos de F1 y de motociclismo tienen mucho mucho que aprender en actitud y deportividad. Espero que los niños, jovenes y deportistas en general que vieran el partido lo hicieran hasta el final de la retransmisión.Enhorabuena a los dos.Santi
  • La verdad es que Rafa es un verdadero crack, pero Federer también lo es. De hecho, ha sido el nº1 durante mucho más tiempo que Rafa, no nos olvidemos de eso, y hay que mantenerse ahí arriba..cuenco
  • Las lágrimas nos descubren la condicion humana de dos grandes deportistas e increibles personas. Mis mejores deseos y mi enhorabuena para ambos. ¿Y quién no se eomocionó ante el espectáculo?Pedro

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra