Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ACTOR

Pepe Sancho: "Hay que tener cuidado para no caricaturizar a los malos"

El actor se mete en la piel de dos personajes fundamentales en la historia reciente de España: será el militar golpista Milans del Bosch, para la miniserie "23 F: el día más difícil del Rey", y el cardenal Tarancón en otra producción.

Actualizada Domingo, 1 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ . COLPISA. MADRID

Después de renunciar a su papel de Don Pablo, el empresario franquista reconvertido en Cuéntame cómo pasó, Pepe Sancho seguirá ligado a TVE. En breve se le verá dar vida al militar golpista Jaime Milans del Bosch en la miniserie de dos capítulos 23 F: el día más difícil del Rey, junto a Lluis Homar y Juan Luis Galiardo.

Meses después se meterá en la piel del cardenal Vicente Enrique y Tarancón en una producción de la cadena pública que se enmarca en la creciente tendencia televisiva de realizar producciones basadas en hechos reales o de la historia reciente con categoría de cine.

Con Milans del Bosch vuelve a tocarle en suerte otro personaje antipático.

Debe ser que los hago bien. Pero a mí no me importa porque hago otras cosas al margen de la televisión. Acabo de terminar las representaciones de Enrique IVen el teatro, y lo bonito es que te den papeles interesantes. Es más difícil convencer de que se es malo que bueno. La gente queremos ver a personas buenas, y nos las creemos antes. Con los malos hay que tener cuidado para no caricaturizarlos, que es lo que procuro y por eso me llaman. Además, nadie nace malo, se va haciendo en función de las circunstancias, que es distinto. Y para hacerlos creíbles, hay que darles sinceridad en la interpretación.

La televisión le ha dado mucho.

Estamos en paz porque yo también le he dado. Pero sí, con la televisión he conseguido trabajo y popularidad. Claro, que en paralelo, hago cine o teatro porque no soy de quedarme en un solo medio.

¿Por qué dejó Cuéntame?

Ya no me gustaba el personaje, lo que le escribían, creía que no tenía consistencia. Como me llevo bien con el equipo, les dije que no quería seguir. Pero sin conflictos porque, de hecho, sigo trabajando para La 1.

¿Cómo ve ahora el medio?

Al margen de las series, hay una tendencia en las cadenas a buscar lo escabroso en esos programas que hurgan en las tripas de la gente. Hay ahí un laberinto. Por ejemplo, la misma productora de Herederos hace uno de esos programas basura. Te llaman para que vayas y, como te niegas, acaban atacándote porque no les haces el juego. Eso, afortunadamente, se va acabando porque se sabe quiénes son los productores y quiénes impulsan esa basura. Se acabará, afortunadamente.

Se están produciendo muchas miniseries o películas rodadas para televisión sobre hechos reales. ¿Qué le parece este paso?

De hecho yo estoy preparando una para más adelante sobre la vida de monseñor Tarancón, enmarcado en la Transición. Siempre que se hagan bien, con calidad cinematográfica, me parece muy bien porque ayuda a conocer nuestra historia.

¿Qué le parece la figura de Tarancón?

Seré Tarancón en sus últimos años, desde la Transición hasta su muerte. A mí me parece un personaje imprescindible en nuestra historia más reciente y una figura ilustrativa de nuestra Transición. La Iglesia española habría sido otra cosa sin Tarancón, y gracias a él se consiguieron muchas cosas.

¿Y cómo se ha preparado para meterse en la piel de Milans del Bosch?

El personaje estaba claro. Es la historia de un capitán general que mandaba unas tropas y que quería cambiar el régimen porque no le gustaba la democracia. De hecho, una frase que le atribuyen es que «esta democracia de los cojones nos ha costado mucha sangre y muchas vidas». Él se refería a las muertes de ETA, y todo le servía de argumento para romper la Constitución y atentar contra la democracia.

¿Cree que el papel del Rey en ese episodio tan crucial ha quedado suficientemente claro?

Es evidente. Quien no quiere tenerlo claro sigue conspirando. Pero la mayoría de los españoles estamos con el Rey, la prueba está en que los partidos republicanos no consiguen muchos votos, y ninguno de las formaciones mayoritarias hablan de sustituir la monarquía por una república. Yo me declaro juancarlista porque, aparte de ser una persona afable, nos ha venido bien su talante. Eso sí es un talante.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Pepe Sancho, caracterizado como el militar golpista Milans del Bosch. TVE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra