Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El mosaico de la Plaza del Castillo está en Lezkairu

Actualizada Domingo, 1 de febrero de 2009 - 03:59 h.
  • A.O. . PAMPLONA

De entre toda la polémica que supuso la construcción del aparcamiento subterráneo de la Plaza del Castillo, a partir del verano de 2001, la desaparición del mosaico que adornaba su pavimento fue una más, aunque no la de mayor eco.

Aunque su diseño era relativamente reciente (1946), formaba parte de la Plaza, tanto como el kiosco, y era un referente más. Por ese motivo inicialmente se pensó en mantenerlo como parte de la urbanización exterior del parking. Incluso la Institución Príncipe de Viana no puso objeciones a su recuperación tras las obras, principalmente para incidir en las características propias de la plaza frente a la próxima urbanización de la avenida de Carlos III. Pero un año antes de la terminación de las obras se modificó el proyecto y el mosaico desapareció de él para ser sustituido por unas más impersonales losas de granito.

Desde el verano de 2001 hasta agosto de 2008 el pavimento de mosaico de la Plaza del Castillo permaneció en los almacenes municipales de la calle Sadar. Desde ese momento están enterrados en la primera cripta arqueológica abierta por el Ayuntamiento en el nuevo barrio de Lezkairu, en una ladera que en el futuro se convertirá en jardín. La decisión de construir esta cripta partió de la recomendación que Príncipe de Viana hizo al consistorio para que preservarse algunos de los restos hallados durante la excavación. Aunque la propia institución dijo que el último pavimento de la plaza no tenía valor arqueológico, los munícipes decidieron también enterrarlo.

El mosaico de la Plaza del Castillo comenzó a colocarse en la primavera de 1946 y estuvo terminado para el mes de septiembre. Era un proyecto del arquitecto municipal Luis Felipe Gaztelu que se encargó de ejecutar el constructor Manuel Chocarro García. Para la obra se utilizaron piedras del río Ebro, trozos de mármol y losas de piedra.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra